La banca de in­ver­sión eleva pro­puestas al sector y re­cibe man­datos para ha­cerlos lí­qui­dos.

Oleada de OPVs en empresas de energías renovables pero con fuerte descuento

La re­forma eléc­trica y la so­bre­oferta de ge­ne­ra­ción han ido mi­nando el valor de estos ac­tivos

El consorcio español de renovables
Energía renovable.

La venta o co­lo­ca­ción en bolsa de em­presas o di­vi­siones de ener­gías re­no­va­bles creadas al calor del boom de este ne­gocio cuatro o cinco años atrás llama a la puerta. La opv de la fi­lial de ACS Saeta Yield va a su­poner un pis­to­le­tazo de sa­lida para ope­ra­ciones si­mi­lares o de com­pra­venta tra­di­cio­nal. La banca de in­ver­sión no para de elevar pro­puestas a los grupos que dis­ponen de estos ac­tivos y de re­cibir man­datos para es­tu­diar la mejor forma de ha­cerlos lí­qui­dos.

Esta operación de ACS, la primera bajo la estructura Yield que se hace en Europa, ha servido, además de para que el grupo constructor obtenga unos ingresos y desconsolide deuda, para poner precio a este tipo de activos. Pero el valor asignado confirma el fuerte descuento respecto a las valoraciones manejadas en años anteriores. Saeta se colocó al menor precio de la banda orientativa, es decir, 10,45 euros por acción y en los pocos días que ha cotizado ha caído cerca del 4% para irse al entorno de los 10 euros.

Saeta Yield se ha valorado en la OPV en 852 millones de euros tras englobar 6 parques eólicos (539MW) y 3 plantas termosolares (150MW) con una potencia total de unos 689MW. La vida remanente media regulatoria de los parques es de 16 años y de las instalaciones termosolares de 22 años.

Hace ahora poco más de cuatro años la división de parques eólicos y centrales termosolares en operación o en construcción estaba valorada en unos 5.000 millones de euros. Entonces ACS colocaba el cartel de se vende' a parques eólicos que sumaban una potencia de 1.408 MW (1.056 MW de ellos en España y los 352 MW en el exterior, en Portugal), y en plantas termosolares, todas ellas en el mercado nacional, de 349 MW netos potencia total.

La reforma eléctrica, en sus sucesivas fases, y la sobreoferta de generación han ido minando el valor de los activos renovables. Hace un par de años era imposible hacer líquidos esos activos por la incertidumbre regulatoria. En 2012 por ejemplo, FCC veía como Mitsui paralizaba la compra del 50% de la filial de renovables del grupo. ACS por su parte no podía cerrar ventas de activos verdes por 1.500 millones a la espera de un nuevo real decreto.

Ahora, el debut de Saeta está abriendo brecha y animando a otros grupos con importantes activos de este tipo a ponerlos en venta. El grupo industrial vasco Gestamp por ejemplo baraja la posibilidad de sacar a bolsa sus filiales Gestamp Wind y Gestamp Solar. Bank of América-Merrill Lynch tiene "un mandato abierto" para "buscar la mejor estrategia posible para el futuro de Gestamp Wind y Gestamp Solar". Se contemplan varias opciones como la salida a bolsa o la entrada de socios en el accionariado.

Otra operación pendiente que caliente motores es la de Pegaso Renewables Spain, la sociedad que agrupa principalmente lo que hasta hace unos meses era FCC Energía. Los nuevos dueños pretendían obtener 500 millones de euros mediante una oferta pública de suscripción (OPS) o ampliación de capital para financiar el crecimiento pero al final desistieron de hacerlo el año pasado.

Hace ahora casi un año FCC formalizaba la operación de venta del 51% de esa división de energía renovables a Plenium Partners, La operación supuso para FCC el ingreso de sólo 8 millones de euros, aunque la operación permitió al grupo controlado por Esther Koplowitz y Carlos Slim restar de su deuda los 763 millones de euros vinculados a este negocio. No obstante el grupo se ha reservado el derecho a recibir parte de las plusvalías de una posible salida a bolsa y parte del flujo de caja.

La venta del negocio de 'energía verde' se enmarcaba en el plan estratégico que FCC puso en marcha hace casi un año, que contempla la desinversión de activos no estratégicos para centrarse en construcción, agua y servicios medioambientales y reducir su endeudamiento.

Por su parte, Acciona, el grupo de la familia Entrecanales, se ha aliado con el private equity KKR como paso previo para sacar a la Bolsa de Nueva York todo su negocio internacional en el segmento de las llamadas energías verdes. Previamente le ha vendido un tercio por 417 millones.

Algunas de las futuras colocaciones en bolsa de negocios renovables tendrán también la configuración de empresa yield. Este tipo de compañías tienen una característica importante, que cuentan con unos ingresos recurrentes y predecibles que permiten repartir caja de forma periódica.

Una Yieldco es una empresa que se identifica con unos activos que generan unos ingresos garantizados por contrato a largo plazo con unos clientes y por tanto se espera una alta retribución en forma de dividendo. Normalmente, separar este tipo de activos de otros con un cash-flow menos predecible, permite reducir el coste de capital de la YieldCo.

Artículos relacionados