2015 cierra con ventas sim­bó­li­cas: más de un mi­llón de co­ches

El motor se da otro año más para recuperar las constantes vitales

Los Presupuestos del Estado in­cluyen fondos adi­cio­nales para pro­rrogar el plan PIVE

Ventas de automóviles
Ventas de automóviles

Fuerzas con­tra­dic­to­rias sa­cuden al au­to­móvil en España. Tras salir del pro­fundo agu­jero en que cayó en 2008, el sector em­pieza a res­pirar gra­cias a la só­lida re­cu­pe­ra­ción de ventas y pro­duc­ción. Pero si la me­jora ma­cro­eco­nó­mica en España y Europa y el des­plome del precio del pe­tróleo im­pulsan la in­dus­tria, la in­cer­ti­dumbre po­lí­tica y, en se­gunda de­ri­vada, las in­cóg­nitas sobre el mo­delo eco­nó­mico que se­guirá España, ge­neran in­te­rro­gantes sobre cuándo re­cu­pe­rará el sector las cons­tantes vi­tales pre­vias a la cri­sis.

De momento 2015 se cierra con una cifra de ventas simbólica. Los concesionarios vendieron en nuestro país más de un millón de unidades. Pero las patronales descartan que el objetivo para el mercado español sea conseguir a corto plazo los 1,6 millones de 2007, cuando la financiación estaba muy barata por la burbuja de crédito. Su objetivo se fija en alrededor de 1,2 y 1,3 millones de unidades anuales atendiendo a la población y a la renta per cápita del país. Ganvam prevé que el año que viene se llegue a los 1,12 millones de unidades y sea ya en 2017 cuando se normalice el mercado.

El sector se agarra a que el grado de motorización de España todavía es inferior al del resto del continente y que, además, durante estos años de crisis el parque de automóviles ha envejecido porque los ciudadanos no tenían posibilidad de cambiar su coche.

Otra de las buenas noticias para el sector es que los Presupuestos del Estado se hayan aprobado y que incluyan fondos adicionales para el plan PIVE. El Gobierno ha extendido el Plan, que finalizaba el 31 de diciembre, al año que viene para gastar los remanentes de este año. Anfac calcula que, de este modo, hasta el mes de julio podrán usarse entre 100 y 110 millones que también contribuirán a impulsar las ventas.

El plan ha permitido sustituir casi 1,3 millones de vehículos que tenían más de diez años de antigüedad en un país en el que la mitad del parque de vehículos tiene más de 11 años. Y además, ha logrado animar el mercado en los años de crisis, según los concesionarios.

Pero la evolución del mercado laboral, es decir, de la contratación y de la capacidad de financiar la compra de vehículos, es un pilar básico de la demanda. Por muchas ayudas que haya, si no hay expectativa laboral en los consumidores, las ventas podrían volver a encallar. Junto a la robustez del mercado interno, el otro factor esencial es la coyuntura del mercado europeo, el cual absorbe gran parte de la producción nacional. En el mes de noviembre, las matriculaciones en Europa se situaron en 1,058 millones de unidades, lo que supone un incremento del 13,7% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior. Con este mes, las matriculaciones de turismos en Europa acumulan 27 meses de crecimiento consecutivo

Las matriculaciones de vehículos en el Viejo Continente ascendieron a 12,6 millones de unidades en los once primeros meses del año, lo que supone un incremento del 8,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según datos de la federación europea de fabricantes ACEA. El crecimiento del Continente es menor al de España, que en los once primeros meses, lideró el crecimiento con un volumen de matriculaciones de 945.623 unidades y con un incremento del 20,9% con respecto al mismo periodo de 2014, pero es consistente.

El resto de países más fuertes de la UE también registran tasas positivas. Alemania presenta en los once primeros meses un incremento del 5,4%. En noviembre, el mercado de Alemania registró una tasa de crecimiento del 8,9%. L

Artículos relacionados