Masaveu compra dos mi­llones de ac­ciones en di­ciembre y Oceanwood sube su apuesta

Los accionistas más fieles de Liberbank aceleran antes del contrasplit del 11 de enero

Liberbank desafía a sus com­pe­ti­dores y sube li­ge­ra­mente en el úl­timo mes del año

Manuel Menendez
Manuel Menéndez, Liberbank.

Como el con­junto del sector ban­ca­rio, Liberbank está su­friendo de lo lindo en bolsa en 2015. La ac­ción acu­mula una caída cer­cana al 15% to­cada por las es­casas pre­vi­siones de me­jora del ne­gocio do­més­tico en un es­ce­nario de tipos de in­terés cero en Europa. Y tam­bién en medio de es­pe­cu­la­ciones sobre nuevas ope­ra­ciones cor­po­ra­tivas en el sec­tor, en las que la en­tidad for­mada por Cajastur, Caja Cantabria, Caja Extremadura y Caja Castilla La Mancha juega un papel muy ac­tivo.

Con la acción un 27% por debajo de los niveles más altos del año marcados el pasado mes de mayo, el grupo ha ofrecido una buena cara en las dos últimas semanas. Frente a la gran corrección que han sufrido algunos de sus competidores,Liberbank se está permitiendo el lujo de subir ligeramente en el último mes del año. Un comportamiento que en gran parte se explica por el apoyo de los accionistas más fieles a la entidad desde que debutó en bolsa en la primavera de 2013.

Sólo en el último mes del año, Grupo Masaveu ha realizado compras por un importe de algo más de 2 millones de acciones. El grupo asturiano, el primer accionista de Liberbank por detrás de las cajas de ahorros con un participación de alrededor del 5,5%, vuelve a cerrar otro año de fuertes adquisiciones en la compañía, que se ha convertido en la gran apuesta de Masaveu en la bolsa española.

También en diciembre, el inversor institucional más estable en el valor, Oceanwood, ha comunicado que su participación en Liberbank ha subido desde el 1,45% desde el 0,99% anterior. El fondo afloró una participación significativa en el valor en mayo de 2014 y desde entonces ha mantenido firme su apuesta por el banco. La estabilización de la cotización en diciembre ha permitido al grupo que lidera Manuel Menéndez mantenerse por encima de los 1.500 millones de euros de capitalización bursátil.

Las compras llegan con el valor muy castigado (tuvo que absorber el pasado 24 de noviembre la admisión a negociación de los 100,3 millones de acciones emitidas para hacer frente a la solicitudes de conversión de obligaciones del grupo) y bastante por debajo del precio objetivo de consenso que trazan los analistas, que se sitúa muy cerca de los 0,70 euros por acción. Un nivel por debajo en cualquier caso de los máximos de este año, situados en los 0,77 euros.

La demostración de confianza de Masaveu y Ocenawood se produce también en la antesala del 'contrasplit' que Liberbank realizará el próximo 11 de enero. La operación supone el canje de una acción nueva por cada tres antiguas y supone elevar el nominal de los títulos desde 0,30 hasta 0,90 euros. Los más de 2.715 millones de títulos que hoy se negocian en bolsa se transformarán en algo mas de 955 millones de acciones.

La operación, totalmente neutra desde el punto de vista financiero, pretende mejorar la liquidez del valor, que desde su debut en bolsa sólo ha superado muy puntualmente el nivel de 1 euro por acción. Las acciones, que este miércoles han cerrado en los 0,561 euros, pasarían a cotizar a 1,68 euros si el contrasplit se ejecutara hoy mismo. El objetivo de Liberbank es dar empaque a la cotización y desmarcarse de la legión de compañías de baja capitalización que cotizan por debajo del nivel de 1 euro.

Artículos relacionados