La opo­si­ción podrá in­ter­venir leyes or­gá­nicas como el con­trol de pre­cios y el tipo de cambio

Las aerolíneas confían en el desbloqueo de 3.400 millones confiscados por Maduro

Iberia de­clara un cargo de 180 mi­llones por las di­fi­cul­tades en la re­pa­tria­ción de fondos

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Venezuela ha ini­ciado una nueva etapa, un vuelco po­lí­tico que acaba con el do­minio del cha­vismo du­rante 16 años y que abre la puerta a un cambio del mo­delo eco­nó­mico vi­gente. Uno de los sec­tores más afec­tados por el des­mo­ro­na­miento de la eco­nomía de ese país es el de las ae­ro­lí­neas ex­tran­je­ras, que no han po­dido desde hace años re­pa­triar los miles de mi­llones de dó­lares que han re­cau­dado por la venta de bi­lle­tes. Ante la es­casez del bi­llete verde, el es­tricto con­trol sobre su venta y el des­plome del bo­lí­var, el es­tado ve­ne­zo­lano ha re­te­nido todo ese di­neral para fi­nan­ciarse.

Tras meses y meses de largas negociaciones para pactar un sistema y un tipo de cambio soportable, Venezuela sigue sin afrontar sus compromisos y adeuda más de 3.700 millones de dólares -3.400 millones de euros- a las grandes aerolíneas que operan en el país, incluidas Iberia y Air Europa, que tienen retenidos unos 200 millones de dólares cada una, según fuentes venezolanas cercanas al conflicto.

La oposición dijo haber obtenido una mayoría cualificada en el Parlamento, la cual le permitiría intervenir leyes orgánicas como el control de precios y el tipo de cambio o promover una reforma constitucional. Todo ello permite vislumbrar una solución cercana a este gran problema financiero soportado por las líneas aéreas internacional que operan en el país. Todavía no está claro sin embargo el poder exacto que tendrá la coalición ganadora para impulsar sus proclamas de cambio y planes de intervención de leyes orgánicas.

Tras las presiones por parte de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), el Gobierno de Maduro decidió hace meses negociar y proponer medidas para el pago de la deuda con bonos, un método de pago que implica que una empresa transforma sus activos de diversa naturaleza, en valores comerciales o títulos valores, con el propósito de acudir a través de ellos al mercado de valores y obtener el financiamiento requerido.

Descontento manifiesto

En comunicados anteriores, IATA ha manifestado su descontento ante la situación, alegando que “el dinero bloqueado se generó a partir de la venta de billetes de avión en Venezuela y está siendo retenido violando los tratados internacionales". La asociación esperaba que se tomaran las medidas para resolver "esta situación insostenible" para las aerolíneas.

Al cierre de 2014, IAG, matriz de Iberia, declara un cargo de 180 millones por las dificultades en la repatriación de fondos en Venezuela y la variación del tipo de cambio. Esta cuantía se corresponde con parte de los ingresos generados en el país latinoamericano en 2013 y 2014.

En su informe anual, IAG explica que ante la "incapacidad" de repatriar los fondos adicionales obtenidos antes de febrero de 2014 y después de junio de 2014, la escasa liquidez en Venezuela, la disminución del precio del petróleo y la tasa de inflación reconocida por el Ejecutivo de Maduro (65%), se ve obligado a aplicar el tipo de cambio de 50 bolívares por dólar estadounidense (denominado SICAD II) y no el SICAD I (11 bolívares por dólar). "Refleja mejor la realidad económica", añade.

Artículos relacionados