Monitor del Seguro

Tras ma­rear la perdiz du­rante años de re­pente en­tran prisas en Bruselas

Solvencia II: más cambios para mejorar la normativa

El re­gu­lador eu­ropeo no des­carta cam­bios que equi­li­brarán la nueva le­gis­la­ción

Trébol - Nº 56
Trabajo sobre Solvencia II.

Después de mu­chos años de tra­bajo y de ar­duas dis­cu­siones a todos los ni­ve­les, quedan to­davía mu­chas cosas por com­pletar y de­finir cuando falta solo un mes para la en­trada en vigor de Solvencia II, la nueva le­gis­la­ción eu­ropea de se­gu­ros, cuyo ob­je­tivo es in­tro­ducir por pri­mera vez un marco re­gu­la­torio ar­mo­ni­zado y ba­sado en el riesgo en la UE, que fa­ci­lite el desa­rrollo de un mer­cado único en el sector ase­gu­ra­dor.

Como esta nueva legislación tiene que sustituir a las 14 directivas conocidas como Solvencia I, cada país se afana en ultimar las normas necesarias para adaptar el sector de seguros a la Directiva de Solvencia II y ahora vienen las prisas de última hora. Pero lo peor, con todo, es que empiezan a surgir muchas dudas sobre si el camino andado hasta el momento es el correcto o habrá que volver a cambiar parte de lo hecho hasta ahora.

Ha sido nada menos que el propio director general de Eiopa, el organismo supervisor europeo del sector asegurador, el español Carlos Montalvo, quien confirmó esta pasada semana en nuestro país que el organismo está trabajando para introducir algunos cambios en la nueva normativa del sector asegurador, Solvencia II, con objeto de equilibrar mejor las reglas de juego.

Esos cambios tendrían por objetivo que la normativa funcione por igual para todos los tipos de aseguradoras que operan en el mercado, ya sean grandes o pequeñas. Y es que, a juicio de Montalvo, las reglas de juego no deben ser exactamente iguales para todos, ya que lo importante es que ninguna compañía se sienta perjudicada, como ocurre ahora mismo, que las grandes entidades que operan en muchos mercados tienen que cumplir con las exigencias de todos ellos y además consolidar sus cuentas.

Las entidades pequeñas, por el contrario, se sienten perjudicadas por las exigencias de capital; en este caso considera que es imprescindible crear un estándar global de calidad, con un diseño robusto, que se base en el riesgo y traiga más transparencia. En esta situación, Montalvo cree que es necesario aligerar la carga y la supervisión y crear un marco normativo compatible para las grandes y para las pequeñas.

Otras de las cuestiones importantes que planteó el director general de Eiopa es la pérdida de confianza del regulador en los modelos internos para calcular Solvencia II, por lo que se habían replanteado otra vez el tema. Y para recuperar esa confianza perdida, Montalvo aconseja a las entidades que son partidarias de este modelo que tienen que mostrar claramente las diferencias con el modelo interno. De esa manera se podrán superar los recelos, pues es posible que ese modelo no funcione y que haya que dar marcha atrás.

Real Decreto para adaptar el seguro español a Solvencia II Volviendo a la adaptación del seguro español a futura legislación europea, hace unos días el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto de desarrollo de la Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, norma con la se completa la adaptación del sector a la Directiva de Solvencia II, traspuesta ya parcialmente por la Ley del 14 de julio de 2015. Son bastantes las novedades que incluye la nueva norma, cuyo fin último, según el propio legislador, es la protección de los consumidores así como promover la transparencia y el desarrollo de la actividad aseguradora.

El desarrollo del nuevo régimen de solvencia, fijando las reglas para el adecuado cálculo de provisiones técnicas, la determinación, clasificación y admisibilidad de los fondos propios y el cálculo del capital de solvencia obligatorio son, entre otras, algunas de las novedades que presenta el nuevo texto legal referidas a la solvencia. Además establece un régimen especial nacional de solvencia al que pueden acogerse entidades que no superen determinados límites cuantitativos en su actividad así como las entidades de características fijadas.

La importancia que tiene el sistema de gobierno de las entidades aseguradoras es reconocida en el nuevo texto legal, y para ello, entre otras cosas establece los requisitos generales que debe reunir el sistema de gobierno para garantizar una gestión sana y prudente de la actividad.

También detalla los criterios específicos de cada una de las funciones fundamentales que lo integran: gestión de riesgos, verificación del cumplimiento, auditoría interna y función actuarial. Por otra parte, la nueva norma desarrolla los requisitos de honorabilidad y aptitud exigidos a los socios que tengan participaciones significativas en la entidad (10%) y a quienes ejerzan la dirección efectiva o las funciones fundamentales que integran el sistema de gobierno.

Otra de las novedades del texto legal es la que atañe a la supervisión de grupos, ya que fortalece y exige una estrecha colaboración entre las autoridades supervisoras bajo cuya jurisdicción operen diferentes entidades pertenecientes a un mismo grupo. Ello supone la aparición de nuevas figuras como el colegio de supervisores o el supervisor del grupo.

Respecto a la protección de los consumidores, el Real Decreto refuerza el deber de información al tomador, en especial, en lo referente a la regulación específica en los seguros de decesos y de enfermedad.

En previsión de situaciones de deterioro financiero, el nuevo texto legal regula el contenido del plan de recuperación y del plan de financiación a corto plazo que deben presentar las entidades cuando sus fondos propios admisibles no alcancen para cubrir el capital de solvencia obligatorio o el capital mínimo obligatorio, respectivamente.

Finalmente, el Real Decreto, a través de las disposiciones adicionales y finales, regula el Registro de Seguros Obligatorios y se modifican otras normas como el Reglamento de mutualidades de previsión social, el Reglamento del seguro de riesgos extraordinarios y el Reglamento de planes y fondos de pensiones. Se realizan, además, las adaptaciones necesarias en el Plan de Contabilidad de las Entidades Aseguradoras.

La DGSFP convoca una nueva junta consultiva para el 11 de diciembre

Pero a pesar de este Real Decreto todavía quedan flecos pendientes en el seguro español y para rematar la faena, la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez-Ponga, ha anunciado que convocará una junta consultiva para el próximo 11 de diciembre, que, ante las elecciones generales del día 20, será la última de la actual legislatura.

En esa reunión se analizarán, entre otras cuestiones, una norma sobre decesos y la circular sobre el proceso de revisión del informe de solvencia que ya han enviado las entidades aseguradoras al supervisor. La junta estudiará también una resolución sobre el registro de seguros obligatorios y otra que publicará las directrices de Eiopa que tendrán que incorporar las entidades.

Volviendo nuevamente a Solvencia II, y con el objetivo de garantizar una mayor seguridad jurídica a las aseguradoras europeas que operan en terceros países así como a las compañías extranjeras que trabajan en la UE, la Comisión Europea ha reconocido como equivalentes los regímenes reguladores para aseguradoras de Bermuda y Japón.

Con esta decisión las aseguradoras europeas podrán valerse de las normas locales para informar sobre sus operaciones en terceros países, mientras que las compañías extranjeras podrán operar en la UE sin tener que cumplir todas las reglas comunitarias.

*jholgado1@gmail.com+

Artículos relacionados