DESDE EL PARQUET

Ence, viento en popa y toda vela

En vís­peras de que Ence pu­blique los re­sul­tados de los nueve pri­me­ros, un gestor pa­tri­mo­nial re­afirma su apuesta por la com­pañía, que al­can­zaría a final de año un Ebitda de entre 190 mi­llones y 200 mi­llo­nes.

Al mismo tiempo calcula que el beneficio neto, que en el primer semestre fue de 22,1 millones de euros, podría superar la barrera de 60 millones de euros y afirma que algunos expertos lo sitúan en el entorno de 80 millones.

Las previsiones que baraja para años venideros son también optimistas, pues considera que, en un horizonte de cinco años, el grupo habrá duplicado el Ebitda de 2015, situándolo, por tanto, en niveles cercanos a 400 millones.

El grupo ultima un plan de desinversiones, fundamentalmente, de suelo industrial y activos forestales, que pondrá en marcha próximamente. También proyecta nuevas inversiones en sus dos divisiones, pero cuidando siempre el objetivo de que el ratio deuda neta/Ebitda no supere las 2,5 veces.

Con la reciente emisión de 250 millones en obligaciones, con interés del 5,374% y vencimiento en 2022, la compañía mejorará los costes financieros, puesto que amortizará las obligaciones que quedan en circulación de la emisión de 2013 al 7,25%.

El administrador patrimonial señala que, a la vista de las proyecciones del grupo para los próximos años, se deduce que sus acciones tienen un recorrido futuro interesante. Añade que, aunque el valor acumula en 2015 una subida del 60%, todavía no ha agotado su margen alcista. Los expertos de Kepler, hace poco más de un mes, revisaron al alza el precio objetivo de Ence, desde 4,42 euros, hasta 4,66 euros.

Artículos relacionados