Monitor del Seguro

La guerra de pre­cios y el au­mento de si­nies­tros deja la rama en es­tado ca­la­mi­toso

El seguro de autos subirá tarifas en 2016

La prima media ya ha au­men­tado un 5,3% entre enero y oc­tubre

LMS | Programas de valor sector Seguros
Siniestros automóvil.

El precio de las pó­lizas de Automóvil es algo que preo­cupa, y mu­cho, al sector ase­gu­rador es­pañol. Viene de una en­car­ni­zada guerra de pre­cios, en la que las primas del se­guro de Autos están ac­tual­mente más ba­ratas que hace seis o siete años, y tam­bién viene de una pro­funda crisis eco­nó­mica y fi­nan­ciera, que pro­vocó una caída del vo­lumen de primas en los úl­timos años su­pera el 20%, lo que ha de­jado al sector bas­tante to­cado.

Por lo que respecta solamente al volumen de primas, éste ha empezado a recuperarse este mismo año. Concretamente en los nueve primeros meses creció un 1,2% y alcanzó los 7.525 millones de euros, según datos de ICEA. A ello ha contribuido la recuperación a marchas forzadas de las ventas de automóviles, que son la base que sustenta el ramo, sobre todo si tenemos en cuenta que los coches nuevos suelen contratar pólizas a todo riesgo, que son las que tienen los precios más altos.

Así, en los diez primeros meses del año, la venta de turismos y todoterrenos en España alcanzó las 863.973 unidades, lo que supone un incremento del 20,5% respecto a los mismos meses del ejercicio precedente, según las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

A pesar de ello, el futuro del ramo no está nada claro. Por una parte la nueva legislación, Solvencia II, que entra en vigor el 1 de enero del próximo año, que va a suponer, entre otras cosas, una mayor carga de trabajo para las aseguradoras y seguramente incrementará sus costes de administración. Por otra parte, en esa misma fecha también entrará en vigor el nuevo Baremo de autos, que encarecerá la siniestralidad. Y además, la mejora de la situación económica, la mayor actividad comercial y el abaratamiento del precio de los combustibles van a provocar un mayor uso del automóvil y, lógicamente, una mayor frecuencia siniestral.

Y a todo esto, como los tipos de interés están en mínimos históricos, y parece que por bastante tiempo, las aseguradoras no podrán contar con ese colchón de los ingresos financieros, del que han venido gozando estos últimos años y que actualmente no es lo suficientemente sustancioso como para compensar unas tarifas demasiado bajas. Por todo ello, la preocupación del sector es grande.

De entrada hay quien asegura que los precios ya están subiendo este año. Según un informe del portal Kelisto.es, “entre enero y octubre de 2015 el precio medio de los seguros de coche a terceros y terceros ampliado (que concentran el 70% de las contrataciones) ha experimentado un incremento del 5,3%, desde los 353 euros de enero hasta los 371,5 euros del mes de octubre”. Y el portal añade que el precio medio del seguro a todo riesgo sin franquicia ha experimentado un crecimiento del 24,9%, aunque no se ha tenido en cuenta en este estudio, ya que representa solo el 5% de las contrataciones.

Por otra parte, el informe asegura que la siniestralidad por primera vez desde 2007 está aumentando, concretamente un 0,32% en siniestros leves el pasado año y un 2,8% en los siniestros en carretera en los nueve primeros meses de este año, lo que “evidencia” un cambio de tendencia.

El ratio de siniestralidad, por su parte, también crece y se sitúa en el 77,3% en el primer semestre, dos puntos más que al cierre de 2013. Por todo ello, las compañías van a tener que pagar un coste mayor y no tendrán más remedio que trasladar, por lo menos una parte, a los asegurados.

El Baremo impactará en la rentabilidad hasta que se adapten las tarifas

También advierten sobre la situación del ramo de Autos los directivos de Insurance de Standard & Poor’s Rating Services. Su director, Marco Sindaco, aseguró recientemente en un encuentro con periodistas que “los próximos 18 meses van a ser muy importantes para el seguro en España, porque el Baremo impactará en la rentabilidad hasta que se adapten las tarifas”.

Jean Paul Huby Klein asociado de la agencia señala que el Baremo tendrá un impacto de entre 5 y 6 puntos en el ratio combinado de Autos, aunque especifica que ese impacto “dependerá de lo rápido que las compañías adapten el precio de sus seguros”. Además da por finalizada la guerra de precios en el seguro de Autos porque considera que “ya no tiene sentido en un momento de incremento de la siniestralidad y de los costes, por el Baremo y por Solvencia II”.

Y tratándose de la situación actual y del futuro del seguro de Autos, como de cualquier otro ramo, no podía faltar la opinión ni los datos de ICEA, que recientemente celebró una jornada sobre ese tema que tanto preocupa al sector. Para esa organización, a pesar de que el ramo de Autos ha retornado a la senda del crecimiento en el negocio, lo importante son los gastos, la siniestralidad, y en definitiva el comportamiento del ratio combinado que es lo que marcará en definitiva el buen o mal comportamiento del negocio.

Para Pablo Jiménez, responsable de Proyectos Área de Investigación de ICEA, señala en su hipótesis de trabajo que la implantación del nuevo Baremo provocará un incremento del ratio combinado de 4 puntos. Como en el 2º trimestre de este año este ratio fue del 100,2%, con el impacto de la nueva norma hubiera alcanzado el 104%. Considera también que no será igual para todas las entidades y que además habrá que contar con otros elementos como el aumento de la frecuencia o las previsiones no favorables en la parte técnico-financiera y todo en un escenario con menor rentabilidad en activos por la caída de los tipos de interés.

En esa jornada de ICEA, los representantes de las aseguradoras que intervinieron (A.M.A., AXA y Caser) estuvieron todos de acuerdo en que la aplicación de Solvencia II y el nuevo Baremo de Autos hará imprescindible una revisión al alza de las tarifas del ramo de Autos y aquellas compañías que no hagan esa revisión y suban sus tarifas habrá que ver el tiempo que aguantan sin hacerlo.

Ante una situación así cada empresa tiene su propia estrategia. Así, en el caso de AXA Seguros, según su directora de Autos y Particulares Nuria Fernández, la evolución del mercado y la mejora del ramo permitirá captar nuevas pólizas y poner más atención en vehículos comerciales y en la nueva contratación y algo menos en retener asegurados.

Francisco Picón, director de Prestaciones Seguros Generales de Caser señaló el cambio que se ha producido en el cliente del seguro de Autos, que actualmente “no es nada fiel”, por lo que las aseguradoras tendrán que dar más satisfacción y confianza a ese cliente, ya que recuerda que una póliza es un conjunto de promeses, y además aportarle servicios diferenciales. Además propuso la transformación digital ya que apuntó que en 2020 el 70% interactuará por medios telemáticos.

Para Jesús Serra, director Técnico de A.M.A., la nueva realidad del ramo supondrá una mejora en la retención y la suscripción, con herramientas más sofisticadas, con bases de datos, redes neuronales y variables novedosas. De igual forma existirá una mejora de los costes medios.

jholgado1@gmail.com

Artículos relacionados