La de­manda se per­fila con rasgos mucho más se­lec­tivas a la hora de hacer in­ver­siones

Las inmobiliarias captan nuevo capital a borbotones con sus heridas aún sin cicatrizar

En un año los al­qui­leres su­birán en todos los sub­sec­tores con re­punte tam­bién del valor de la pro­piedad

Quabit to Cut 497 Million Debt by Selling Assets to Creditors ...
Quabit prepara precios.

Las in­mo­bi­lia­rias vuelven a me­jores tiem­pos, al menos en lo que se re­fiere a cap­ta­ción de re­cursos en el mer­cado. Tanto las firmas co­ti­zadas como las no co­ti­zadas se han lan­zado a captar di­nero, aunque las ci­ca­trices del sector si­guen ge­ne­rando do­lor. A lo largo del año se ha desatado una ca­ta­tara de am­plia­ciones de ca­pital que pro­sigue con in­ten­sidad este otoño, con Realia y Quabit a la ca­beza. Se ba­rrunta un re­punte de los pre­cios y de los al­qui­le­res.

Las promotoras buscan y encuentran inversores para adentrarse en el nuevo ciclo de crecimiento del sector, sobre el que se ciernen sin embargo algunas dudas. También hay promotoras que siguen tapando agujeros, es decir, que tratan de equilibrar su patrimonio reduciendo deuda con esos nuevos recursos.

No en vano, sigue atascado y sin vender un stock de vivienda nueva que supera las 500.000 unidades, mucha de ella invendible. Sin embargo, el dinero entra en las promotoras anticipando otro ciclo, quizá no tan exuberante como el anterior, pero en definitiva otra fase donde resurge la demanda, que se perfila eso sí con características mucho más selectivas a la hora de hacer inversiones.

Porque pese a la enorme montaña de ladrillo sin vender, la demanda se mantiene en alza por séptimo trimestre consecutivo y se espera que en los próximos 12 meses los alquileres suban en todos los subsectores, con rentas especialmente elevadas en prime retail y oficinas.

También se espera que suba el valor de la propiedad, según el informe RICS, elaborado cada trimestre a través de una encuesta que se realiza a los miembros de esta organización que trabajan en el sector inmobiliario en 29 mercados en todo el mundo para servir como guía a inversores, gobiernos y otros profesionales del sector.

En la encuesta también se preguntó a los profesionales del sector sobre su percepción del ciclo por el que el mercado inmobiliario de cada país está pasando actualmente y aunque en varios mercados como Alemania con buenos resultados, más de un 40% de encuestados cree que las condiciones del mercado están tocando fondo, en otros como España, Portugal, Irlanda o Italia se estima que aún les queda mucho por crecer y por tanto representan hoy en día la mayor oportunidad de inversión.

En este contexto se cuentan por puñados las inmobiliarias que están reforzando sus recursos propios. Realia ha aprobado lanzar una ampliación de capital por importe de 87 millones de euros, a la que el accionista de control de la inmobiliaria, Carlos Slim, se ha comprometido a acudir, según informó la empresa.

En virtud de la operación, la inmobiliaria emitirá 150 millones de nuevas acciones a un precio de 0,58 euros por acción, el mismo que Slim pagó en la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) con la que se hizo con el control de la compañía.

Con esta operación, Realia pretende reforzar su estructura financiera como paso previo al inicio de la reestructuración de la deuda de la compañía, que asciende a 1.067 millones, la mitad de la cual vence el próximo año.

Mucho Quabit*

Por su parte, Quabit, el grupo inmobiliario cotizado presidido por Félix Abánades, prosigue con el encaje de bolillos para tratar de hacer ver a sus acreedores –a los que debía devolver 335 millones de euros a finales de 2016– que su plan de negocio es viable siempre que no aprieten las tuercas. Quabit ha aprobado en junta de accionistas ampliar su capital social en unos 70 millones de euros con el fin de lograr recursos para abordar nuevos proyectos inmobiliarios.

La inmobiliaria logró 'luz verde' de sus socios a esta operación tras lograr ayer un acuerdo con Sareb para reestructurar deuda de unos 240 millones de euros, el 72% del total de pasivo de la empresa. La socimi Merlin Properties lanzaba este verano una ampliación de capital por importe de 1.033,7 millones de euros, para costear la compra de Testa, actual filial de patrimonio de Sacyr.

Hispania Activos Inmobiliarios cerró con éxito una ampliación de capital de 337 millones de euros dirigida a inversores institucionales. La demanda total superaba los 844 millones de euros al precio de colocación de 12,25 euros por acción. Las acciones nuevas representan un 50% del capital social de la sociedad antes del aumento de capital y un 33% de su capital social con posterioridad al mismo.

La socimi Lar España también ha captado fondos en el mercado con una ampliación de capital por valor de 134,982 millones de euros. Esta decisión de la inmobiliaria cotizada que preside José Luis del Valle se produce después de que la compañía anunciara su intención de aumentar capital ante las nuevas posibilidades de inversión que había identificado.

Artículos relacionados