Iberdrola USA y UIL Holdings se fu­sio­narán con el nombre Avangrid y co­ti­zará en Wall Street

Las eléctricas reorientan sus estrategias para mantenr beneficios y dividendos

Endesa cen­trada en la Península, Iberdrola y Gas Natural Fenosa en el ex­te­rior

Borja Prado, Endesa
Borja Prado, Endesa

Las tres grandes eléc­tri­cas, Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa, están re­vi­sando sus planes es­tra­té­gicos para ser mucho más com­pe­ti­tivos en el ex­te­rior, reorientar sus in­ver­sio­nes, con­so­lidar su for­ta­leza fi­nan­ciera y adap­tarse a las nuevas re­glas de co­mer­cia­li­za­ción. Endesa lo ha anun­ciado para el pró­ximo 23 de no­viembre en un en­cuentro con ana­lis­tas; Iberdrola tiene pre­visto ha­cerlo en fe­brero de 2016, y Gas Natural Fenosa pre­sen­tará sus lí­neas es­tra­té­gicas a lo largo del primer tri­mes­tre. Ninguna de ellas prevé al­terar su ac­tual po­lí­tica de di­vi­den­dos.

La revisión de Endesa no variará mucho respecto a los objetivos marcados en marzo de este año, cuando la eléctrica anunció que invertirá 4.400 millones de euros en España y Portugal hasta 2019. Su objetivo además es lograr un ebitda (beneficio bruto de explotación) de 3.000 millones en 2015, y de 3.100 millones en 2016 y 2017. El ebitda del tercer trimestre ascendió a 2.752 millones de euros, un 11,5% más que en igual periodo del año pasado, con lo que espera superar las previsiones contempladas en el plan. La deuda se sitúa en 5.095 millones, tras recortar 325 millones.

Fuentes de la compañía han señalado a Capitalmadrid que no habrá actualización como tal, ya que el plan en vigor se aprobó hace meses y lo único que se baraja son ajustes pequeños pero no cambiarán las grandes cifras. Su consejero delegado, José Bogas, señaló en la presentación de resultados del tercer trimestre que la estrategia se mantiene invariable en cuanto a apostar por el mercado peninsular -España y Portugal-, sin que se prevean compras de activos eléctricos.

El objetivo de la eléctrica que preside Borja Prado es mantener la solidez financiera y no elevar su deuda. Gracias al aumento del consumo por la recuperación económica y a la utilización de sus centrales térmicas, la compañía lleva un ejercicio similar al pasado, cuando la división latinoamericana fue traspasada a su matriz Enel. Debido a la caída de la hidraulicidad, los ciclos combinados aumentaron en el tercer trimestre un 172,4% su producción, las centrales de carbón un 13,8% y la nuclear un 6,4%. La producción hidroeléctrica cayó en cambio un 15,9%.

Iberdrola centrada en la salida a bolsa de su filial

El plan estratégico actual de Iberdrola concluye en 2016 pero va a ser revisado en febrero próximo. Sus grandes líneas de negocio van a seguir siendo muy similares a las actuales, es decir, los tres grandes focos de inversión serán Reino Unido, Estados Unidos y México. El mercado interno estará centrado básicamente en lo que es la comercialización y se mantendrá el dividendo anual de 0,27 euros por acción.

La empresa continuará con la estrategia seguida hasta ahora: potenciar la internacionalización y realizar inversiones en los negocios regulados estables. El plan 2014-2016 prevé unas inversiones de 9.600 millones de euros netos, de los cuales la mayor partida (un 41%) se la ha llevado Reino Unido; un 23% Latinoamérica, especialmente México, y Estados Unidos donde se va a invertir un 17%.

En lo que se refiere al negocio interno, la estrategia de Iberdrola por ahora es muy continuista, es decir, mantener un perfil plano hasta ver qué ocurre con las futuras elecciones del 20 de diciembre. Si no cambia la reforma energética impuesta por el Gobierno de Mariano Rajoy, las inversiones variarán poco pero, si se modifica la regulación actual, en ese caso la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán cambiará sus objetivos.

Sin duda alguna, el proyecto estrella en el que se están volcando Galán y sus directivos ahora es en la futura salida a Bolsa en Wall Street. Todo está listo para, una vez concluya la fusión entre Iberdrola USA y UIL Holdings, comenzar con la maquinaria a tope. La compañía mantiene su previsión de cerrar la fusión antes de fin de 2015, tras haber obtenido las cuatro autorizaciones federales necesarias y haber avanzado en la consecución de los permisos de los Estados de Connecticut y Massachusetts.

La nueva marca con la que Iberdrola cotizará en Wall Street será Avangrid, y su ticker para vigilar la cotización en el mercado será AGR. La compañía espera recibir en los próximos días la autorización del Estado de Nueva York y el 9 de diciembre próximo la del regulador de Massachusetts. UIL Holdings tiene convocada la junta general para aprobar la fusión para el día 11. La operación está valorada en unos 3.000 millones.

Gas Natural Fenosa, plan a cinco años

El objetivo de Gas Natural Fenosa es crecer en los próximos años en redes de distribución en España, tanto de gas como electricidad, y potenciar el negocio latinoamericano. El plan en el que trabaja la compañía se presentará en el primer semestre de 2016. Su objetivo es centrarse en negocios con potencial de crecimiento en Latinoamérica, distribución de gas en Europa, y reducir inversiones en aquellos países que sufren por la regulación excesiva que soportan. La compra de la chilena CGE ha sido valorada positivamente por los analistas porque consideran que la compañía se refuerza así en países con un potencial de crecimiento importante.

Según señaló a los analistas el director financiero, Carlos J. Álvarez, la inversión anual estimada puede superar los 1.600 millones de euros. La inversión de 2014 se disparó hasta los 3.000 millones por la compra de CGE, operación a la que tuvo que destinar 2.519 millones de euros. La compañía registra una deuda de 16.031 millones, frente a los 16.942 millones de 2014. El nivel de apalancamiento se sitúa en el 46,9%. El 79% de la deuda está financiada a tipo fijo y el 96% con vencimientos a largo plazo y una vida media superior a cinco años.

Artículos relacionados