Repsol: sin decisión sobre la deuda híbrida hasta reunirse con las agencias al final del ejercicio

Repsol no adop­tará una de­ci­sión sobre si re­toma las emi­siones de bonos hí­bridos hasta que se reúna al cierre de este ejer­cicio con las agen­cias de ra­ting, según anunció el di­rector fi­nan­ciero del grupo, Miguel Martínez, in­forma Europa Press.

En una conferencia con analistas, Martínez señaló que la emisión de híbridos formaba parte de un paquete de compromisos acordados en la compra de Talisman, entre los que también figuraban otras opciones como desinversiones y sinergías, que marchan a "buen ritmo".

El pasado mes de marzo, Repsol ya colocó 2.000 millones de euros en dos tramos de bonos híbridos con vencimientos a seis y diez años de los 5.000 millones que había anunciado que podría emitir para financiar la compra de Talisman, operación que ascendió a unos 10.400 millones de euros.

Repsol acometió esta emisión con el compromiso de evitar que ni la compra de Talisman ni la colocación de los bonos afectasen a su calidad crediticia.

En un principio, los bonos híbridos tenían la característica de computar en un 50% como activo y en un 50% como deuda, de modo que su colocación contaba un efecto limitado sobre el apalancamiento.

Sin embargo, recientemente la agencia de calificación S&P tomó la decisión de no computar como capital ningún porcentaje de esta deuda y, por tanto, computar al 100% como deuda.

A este respecto, Martínez subrayó que la petrolera sigue "firmemente comprometida" con mantener su calificación dentro del grado de inversión.

Asimismo, el directivo señaló que la compañía "no siente presión alguna" para acometer el plan de desinversiones recogido en su plan estratégico 2016-2020 por un importe de 6.200 millones de euros y recordó que ya se han procedido a cerrar ventas. Imprimir

Artículos relacionados