DESDE EL PARQUET

IAG revisa sus previsiones al alza

La re­vi­sión al alza de los ob­je­tivos de IAG para 2016-2020, con­firmó las ex­pec­ta­tivas de in­ver­sores que, a la vista de la marcha de sus ne­go­cios, ya ha­bían an­ti­ci­pado que con­taba con margen su­fi­ciente para elevar su co­ti­za­ción a medio y largo plazo.

Unas proyecciones que suponen una fuerte ventaja sobre sus competidores más directos, que con problemas internos, no atraviesan sus mejores momentos.

Las significativas mejoras, que expusieron para los objetivos de rentabilidad y flujo libre de caja para el accionista, han hecho que muchos expertos reflexionen y se espera que en días venideros anuncien nuevos precios objetivo para el valor. Unas revisiones que, indudablemente, van a traducirse en mejoras importantes de precios, dado el abanico de mejoras esperadas en los resultados y los principales ratios.

Se estima que en el periodo 2016-2020, el retorno sobre el capital invertido (Roic) sea del 15%, frente al 12% calculado un año antes; se prevé, asimismo, un margen operativo de entre un 12% y un 15%, frente al considerado anteriormente entre el 10% y el 14%; además, barajan un Ebitdar del orden de 5.600 millones de euros de promedio anual, frente a los 5.000 millones previos, así como que el crecimiento del beneficio por acción supere el 12%, frente al 10% establecido con anterioridad; y consideran que el flujo libre de caja para el accionista fluctúe por año entre 1.500 millones y 2.500 millones, frente a los 1.000/1.500 millones calculados previamente.

Las acciones de IAG, que operan en cotas próximas a 8,4 euros y acumulan por el momento una plusvalía desde diciembre superior al 35%, se estima que cuentan con un holgado margen de subida, dado que algunos inversores calculan su precio objetivo, a 12 meses vista, en la banda 12/14 euros

Artículos relacionados