Monitor del Seguro

Más de la quinta parte de los es­pañoles man­tiene vo­lun­ta­ria­mente un doble ser­vicio

Salud: seguros por partida doble

La sa­nidad pri­vada tiene ca­lidad y ser­vicio al nivel de los países más desa­rro­llado, según el IDIS

Seguro de salud
Seguro de salud

Sin duda al­guna Salud es el ramo más en forma del se­guro es­pañol. Es el único que ha se­guido cre­ciendo du­rante los años de re­ce­sión y ha sido un ejemplo du­rante todo ese tiempo para los demás ra­mos. En los seis pri­meros meses del año, el vo­lumen de primas impu­tadas al ramo de Salud al­canzó los 3.691 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un in­cre­mento in­ter­anual del 3,87% según ICEA.

Solo los productos de Asistencia Sanitaria supusieron 3.281 millones, un 4,23% más que un año antes, mientras que los productos de Subsidios e indemnizaciones fueron los únicos que registraron un decremento de sus primas; concretamente un 3,38%, pero su volumen apenas superó los 100 millones.

La recaudación por concesiones administrativas no UTE asciende a 147 millones de euros con una ligera caída del 0,7%. Con todo ello, los ingresos derivados de la actividad se elevan a 3.838 millones de euros y un crecimiento del 3,7%.

Además de en volumen de primas, Salud es un ramo que también ha ganado en número de clientes en los últimos años. Así, a 30 de junio el número de asegurados había crecido casi un 2% más que un año antes, hasta alcanzar los 10,7 millones, entre los que no están incluidos los del Seguro Dental, de las Concesiones Administrativas y de las federaciones, clubs, colegios y similares. Las modalidades de asistencia sanitaria y reembolso de gastos tienen tasas de crecimiento positivas, mientras que subsidios e indemnizaciones decrecen algo más de un 4%. Estas cifras suponen que más de una quinta parte de la población española mantiene de forma voluntaria un doble aseguramiento.

Entre enero y junio, las prestaciones pagadas por el seguro de Salud alcanzaron los 2.972 millones de euros, un 1,5% más que en igual fecha de 2014. Al igual que ocurre en el caso de las primas, las modalidades de asistencia sanitaria y reembolso crecen en volumen de prestaciones, mientras que decrece en subsidios e indemnizaciones. Con estas cifras, el ratio del importe de las prestaciones pagadas sobre el volumen total de primas del ramo de Salud se sitúa al término de los seis primeros meses en el 80,53%, lo que supone un descenso del 2,32%.

El seguro de Salud pagó casi 3.000 millones en prestaciones en el primer semestre

Salud es de los grandes ramos No Vida el que el resultado de su cuenta técnica expresada en base a las primas imputadas retenidas es el más bajó del sector con el 3,3%, y eso que subió 0,4 puntos hasta el 30 de junio. Pero el resultado de la cuenta técnica varía mucho de unos ramos a otros, así Multirriesgos tuvo un 15,2%; Automóvil, el 5,7%; y un 16,5% para el resto de los ramos No Vida. Para el total No Vida fue del 9,4% y la media del sector, incluyendo Vida, del 8,5%.

Pero además de estos datos sobre el seguro de Salud que elabora ICEA desde hace muchos años, la sanidad privada realiza periódicamente una evaluación de la gestión sanitaria privada en España, equiparable en muchos aspectos a iniciativas como las desarrolladas en el ámbito público, como el establecimiento de indicadores públicos del Servicio Madrileño de Salud o el Balance de Resultados del Observatorio del Sistema de Salud de Cataluña.

Esta evaluación de la gestión sanitaria privada en nuestro país se realiza a través del estudio RESA (Resultados de Salud), que elabora el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), con el objetivo de presentar ante la sociedad los resultados de un conjunto de indicadores representativos de la eficiencia, la accesibilidad, la capacidad resolutiva, la calidad asistencial y la seguridad que los centros sanitarios privados brindan a los pacientes y familiares que atienden.

Manuel Vilches, director general del IDIS, fue el encargado de presentar el informe y se mostró satisfecho de los excelentes datos que figuran en el estudio, a los calificó como una “hazaña” debido a todas las trabas que tenían que superar. Para el director general del IDIS esos datos demuestran que en la sanidad privada hay “calidad y servicio” al mismo nivel que en los países más desarrollados. Además acusó a algunos políticos de debatir con demagogia en contra de la sanidad privada, “nosotros seguimos a lo nuestro, que es dar datos positivos”.

En este estudio, que es la cuarta edición, se aprecia un aumento de la participación del número de centros sanitarios participantes en un 4,8% hasta situarse en 195 entre hospitales, clínicas y centros ambulatorios.

A este respecto Vilches señaló que el reto era seguir aumentando el número de participantes, ya que se trata de un ejercicio de transparencia de contribuye en consolidar una imagen positiva del sector privado. En el trabajo se señala que “los resultados obtenidos un año más muestran mejoras en la gestión de la atención asistencial, la accesibilidad, la calidad y la seguridad del paciente”. La satisfacción del sector se resume en el hecho de que el 70% de indicadores estudiados han mejorado respecto al año anterior; además, la mayor parte de estas variables muestran un ascenso continuado en los últimos años.

La principal conclusión es que el estudio “pone de manifiesto el compromiso de la sanidad privada con el paciente y presenta unos excelentes resultados comparables con cualquier sistema sanitario tanto nacional como internacional”. Según los resultados que han alcanzado, a los centros sanitarios privados que han participado en el estudio se sitúan dentro de los rangos habituales en países europeos y con estándares excelentes, comparables a los sistemas sanitarios más desarrollados del mundo.

Respecto a la accesibilidad de la atención, el estudio señala que las demoras en citación para pruebas complementarias se sitúan en promedio por debajo de los 12 días, con resultados inferiores a la semana en algunas de ellas, y con una tendencia progresiva a la mejora en la mayor parte de los casos. Además, los tiempos de entrega de informes de pruebas están por debajo de los tres días.

La espera en urgencias es de menos de 24 minutos l director general del IDIS se ha mostrado especialmente satisfecho con los datos sobre el tiempo de espera en urgencias, que es de menos de 24 minutos, 7,13 minutos en establecer la prioridad de la atención (triage).

Aunque estos datos suponen un aumento en la espera del paciente de un minuto respecto a 2013, Vilches lo justifica por el aumento en el número de urgencias, que en el pasado año alcanzaron los 2,5 millones, lo que supone un incremento de casi el 39%. Una situación similar sucede con el tiempo de espera quirúrgica, que se ha incrementado en cerca de 10 días debido a la incorporación de un 21,7% de casos analizados, que no es según Vilches “porque falten recursos o capacidad técnica”.

También resalta que en los casos de atención al cáncer, los centros privados participantes realizan el comienzo de tratamiento desde la confirmación diagnóstica en menos de 16 días para el cáncer de mama, menos de 14 días para el de colon, y en menos de 10 días para el de pulmón.

En cuanto a la calidad asistencial, ésta muestra unos resultados excelentes según el estudio, que están avalados por la obtención de acreditaciones y certificaciones otorgadas por instituciones de evaluación de prestigio internacional, Algo que ya se ha convertido en un estándar en el sector privado. Entre los indicadores cuantitativos destacan la tasa de supervivencia en infarto de miocardio, la intervención por fractura de cadera en menos de 48 horas, la implantación de la lista de verificación de seguridad quirúrgica o unos resultados de ratios de reproducción asistida entre los mejores estándares internacionales.

Y esos buenos resultados, según el IDIS no son un promedio entre unos resultados excelentes y otros mejorables sino que son “una realidad consistente y mantenida para la mayoría de los centros participantes a lo largo de los años y en todos los momentos”.

Durante la presentación del informe, el secretario general de IDIS, Juan Abarca, se mostró partidario de dotar al sistema sanitario español de mayor transparencia y considera que debería ser obligatorio publicar los datos, porque son un derecho del ciudadano, para que ellos mismos ejerzan su responsabilidad de elección y también para que pueda servir de estímulo para los profesionales.

Para Vilches esos datos demuestran que en la sanidad privada hay “calidad y servicio” al mismo nivel que en los países más desarrollados. Y acusó a muchos políticos de debatir con demagogia en contra de la sanidad privada, “nosotros seguimos a lo nuestro, que es dar datos positivos”.

jholgado1@gmail.com

Artículos relacionados