Repsol niega que ultime la venta de su Refinería La Pampilla y de sus gasolineras en Perú

Refinería La Pampilla en Perú
Refinería La Pampilla en Perú

Repsol ha ne­gado que ul­time la venta de su Refinería La Pampilla y de su ne­gocio de es­ta­ciones de ser­vicio en Perú, dentro de su plan de des­in­ver­siones de su plan es­tra­té­gico para el pe­riodo 2016-2020.

En un hecho relevante remitido a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) de Perú, la petrolera señala que "desconoce el fundamento y el fin de la supuesta información y niega su veracidad".

El pasado 15 de octubre, Repsol presentó su plan estratégico 2016-2020, por el que prevé generar una caja de hasta 20.000 millones de euros para financiar sus necesidades de inversión, mantener dividendo y reducir deuda, al tiempo que obtendrá 6.200 millones de euros por desinversiones en activos no estratégicos.

De este plan de desinversiones, 3.100 millones de euros corresponden al periodo 2016-2017, de los cuales 600 millones de euros proceden de la venta de parte del negocio de gas canalizado que se contabilizarán el próximo año, y otros 3.100 millones de euros al periodo 2018-2020.

En rueda de prensa, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, aseguró que el objetivo del plan estratégico del grupo para 2016-2020 pasaba por la "puesta en valor", centrándose "fuertemente en la eficiencia" que permita a la compañía aprovechar las oportunidades que se presenten y generar valor "incluso en escenarios de precios de petróleo bajos", y que no se preveía vender "las joyas de la corona o de la abuela".

Artículos relacionados