Monitor del Seguro

Seguros y planes de pen­siones re­pre­sentan el 16,55% del PIB

Cambia el ahorro: más productos financieros y menos ladrillo

Los se­guros No Vida con­firman las ex­pec­ta­tivas y crecen un 2,5%

INVERCO - Asociación de instituciones de inversión colectiva y ...
Inverco que algo algo queda.

El vo­lumen de ac­tivos fi­nan­cieros de los ho­gares es­pañoles al­canzó los 2,063 bi­llones de euros al fi­na­lizar el mes de ju­nio, lo que su­pone un cre­ci­miento del 4,4% sobre el cierre del ejer­cicio de 2014, que en tér­minos reales su­pone un in­cre­mento de 86.561 mi­llones de eu­ros. De esta forma, el ahorro fi­nan­ciero de las fa­mi­lias es­pañolas se con­so­lidó al cierre del se­gundo tri­mestre por en­cima de los dos bi­llones de eu­ros, cota que ya había su­pe­rado en el tri­mestre an­te­rior, según in­forma Inverco.

El 11,11% del total de ese ahorro está depositado en seguros, tanto en reservas de pólizas de Vida como en entidades de previsión social, lo que supone un total de 229.310 millones, mientras que otros 112.340 millones, el 5,44% del total, corresponde al patrimonio de los planes de pensiones. Por tanto, entre seguros de Vida y planes de pensiones acumulan el 16,55% del ahorro financiero de las familias españolas, esto es, 341.650 millones.

Una de las escasísimas cosas buenas que nos ha dejado la crisis es que ha cambiado la manera de ahorrar de las familias españolas: más productos financieros y menos ladrillo. Los españoles invertimos ahora más en activos financieros y bastante menos en inmuebles, lo que ha acortado la gran diferencia que había hace unos años entre ambos activos. Así, al cierre del segundo trimestre del año, la riqueza financiera de las familias, que es la diferencia entre los activos y los pasivos, alcanzó un nuevo máximo histórico y se situó en 1,260 billones de euros.

El ahorro financiero neto de las familias españolas en términos porcentuales sobre el PIB alcanza, según Inverco, el 117,0%, frente al 65,0% en diciembre 2008, lo que significa que en poco más de seis años las familias españolas casi han duplicado su riqueza financiera neta. En sentido contrario, la riqueza inmobiliaria de los hogares se ha reducido en un 33%, pasando de representar el 590% del PIB en junio 2007 a tan sólo el 414% a junio de 2015. Pese a esta reducción todavía sigue habiendo muna gran diferencia.

Ese incremento del volumen de activos es un síntoma de la mejora de la situación económica de nuestro país, a pesar de que muchos políticos siguen empeñados en afirmar que no ha mejorado durante la actual legislatura, que ya tiene fecha de caducidad.

Es un síntoma más, como otros muchos, como lo son, por ejemplo, el incremento del PIB, el descenso del paro, el crecimiento de las ventas de automóviles, el aumento del turismo o los datos de muchos otros sectores, que van mejorando trimestre a trimestre, como es el caso del seguro.

Las primas alcanzaron los 41.119 millones en los nueve primeros meses

Las entidades aseguradoras que operan en nuestro país obtuvieron al cierre de los nueve primeros meses del año unos ingresos por la venta de pólizas de 41.119 millones de euros, 73 millones más que un año antes, lo que supone un porcentaje de mejora muy poco apreciable. De la cantidad total, 23.636 millones correspondieron al ramo de No Vida, y los 17.483 millones restantes al negocio de Vida, según los datos elaborados por ICEA.

El volumen de primas del ramo de Vida registró un retroceso en el tercer trimestre del año del 3,09%. Como las primas de los seguros de Vida-Riesgo registraron un alza del 7,37%, el problema está fundamentalmente en los seguros de Vida-Ahorro, cuyas primas cayeron un 4,91%.

Y es que los seguros de Vida-Ahorro lo tienen muy difícil. Los bajos tipos de interés, sobre todo de la deuda pública, que en algunos tramos llegan a dar rentabilidades negativas –y a pesar de eso se coloca– y la volatilidad que están viviendo este año los mercados de valores imposibilitan que esos productos puedan ofrecer rentabilidades que sean atractivas para los clientes.

A este respecto, la agencia de calificación Moody’s ha hecho pública una nota en la que alerta de las consecuencias negativas para la rentabilidad de las aseguradoras españolas, sobre todo las de Vida, del actual contexto de bajos tipos de interés, que además está convencida que en Europa se mantendrá por un periodo mayor del previsto.

Lo peor de todo es que también volvió a retroceder, por segundo trimestre consecutivo, el volumen de ahorro que gestionan las aseguradoras, medido a través de las provisiones técnicas. En esta ocasión la cifra se situó en 164.577 millones, lo que supone un descenso del 0,44% con respecto al mismo periodo de 2014. El traspaso de posiciones de algunos productos de seguros –principalmente de planes de previsión asegurados (PPA)– a planes de pensiones es uno de los factores que ha influido en este descenso.

En cuanto a los seguros No Vida, como se esperaba, confirmaron la tendencia alcista apuntada en los trimestres anteriores con un incremento de sus primas del 2,48% en tasa interanual. El ejemplo más claro de esta reactivación de los seguros No Vida la representa el ramo del Automóvil que desde el otoño de 2008 hasta el comienzo de este año había acumulado trimestre a trimestre crecimientos negativos.

Desde entonces no ha parado de crecer y el incremento de las ventas de automóviles presentan un panorama relativamente optimista a corto y medio plazo. En los nueve primeros meses de este año el volumen de primas de este ramo alcanzó los 7.525 millones de euros, un 1,20% más que un año antes.

El ramo de Autos deberá subir las tarifas, según Moody’s Respecto al ramo de Autos, Moody’s señala que la reforma del Baremo provocará un aumento de las indemnizaciones, por lo que anticipa un deterioro del ratio combinado en el ramo por lo que espera una subida de tarifas para reflejar el aumento esperado de los costes.

Los otros dos grandes ramos No Vida, Salud y Multirriesgos, ambos siguen una proyección positiva. El de Salud ha demostrado que tiene una “salud envidiable” como lo demuestra que ni la crisis pudiera impedir que siguiera creciendo. Al cierre de los nueve primeros meses el volumen de primas alcanzó los 5.561 millones, lo que supone un incremento del 3,31%.

Asistencia Sanitaria y Reembolso son las dos modalidades que siguen en su línea de crecimiento, mientras que la de Subsidio vuelve a caer una vez más.

Los seguros Multirriesgos, por su parte, registraron un incremento del 1,39% y alcanzaron los 4.929 millones. Dentro de estos ramos destacan las subidas de Hogar, del 2,25% y de otros multirriesgos, con un 5,68%, mientras que los multirriesgos industriales, que fueron los únicos que registraron tasas negativas, retrocedieron un 1,47%.

Por último, en Diversos, que no es otra cosa que un cajón de sastre en el que están incluidos todos los demás seguros No Vida, logró un crecimiento conjunto del 4,40% y alcanzó los 5.620 millones. Se trata de unos seguros que están vinculados a la actividad empresarial o de gran capilaridad social, como es el caso del de decesos, y que en líneas generales experimentaron fuertes caídas desde que empezó la crisis. Según ICEA, en el periodo 2008-2014 su volumen de primas descendió un 26%. Sin embargo, tras seis años de crecimientos negativos del negocio, todo indica que el año 2015 finalizará registrando un crecimiento positivo y supondrá un punto de inflexión. Las buenas perspectivas sobre la recuperación económica hacen que las expectativas para este tipo de seguros a corto y medio plazo sean muy positivas.

En este grupo se registraron los dos extremos; por una parte se produjeron crecimientos espectaculares, como los de los seguros de Montaje, que subieron casi un 50%, o los de Caución, con cerca del 45%, o los de Pérdida Pecuniaria, con más del 22%, entre otros muchos, que alternaron con otros ramos en los que todavía sigue registrando pérdidas significativas, como es el caso de Todo Riesgo a la Construcción, que cayó más del 16% o el de Incendios, cuyo volumen de primas disminuyó en más de 12%.

Los seguros más clásicos en líneas generales tuvieron un buen comportamiento. Así, Accidentes subió un 6,5%; un 6% Decesos; casi un 5% Asistencia; y un 2% Responsabilidad Civil. El ramo que no termina de levantar cabeza es el de Crédito, cuyas primas volvieron a bajar, en esta ocasión un 5%.

jholgado1@gmail.com

Artículos relacionados