DESDE EL PARQUET

Viscofán, con deuda testimonial

Las pre­vi­siones de Viscofán son pro­me­te­do­ras, además de que sus ne­go­cios evo­lu­cionan sa­tis­fac­to­ria­mente, cuenta con una si­tua­ción fi­nan­ciera en­vi­dia­ble. Sus in­gresos crecen a ritmos del 10% y su deuda neta, que al cierre de 2014 se ci­fraba en 74,6 mi­llo­nes, ha caído a sólo 0,9 mi­llones al cierre de sep­tiem­bre, con los que su apa­lan­ca­miento fi­nan­ciero (deuda ne­ta/­pa­tri­mo­nio) se sitúa en el 0,2%, frente al 13% de di­ciem­bre.

La generación de caja y el importe de la venta de la conservera IAN (55,8 millones) han permitido al grupo financiar operaciones, elevar el dividendo y reducir deuda.

De los 60 millones de euros en inversiones previstas para este ejercicio, ya se han ejecutado 34,2 millones. En el plan de este año, se incluye una inversión de 10 millones en una nueva planta de envolturas plásticas en México, que se espera poner en marcha antes de que concluya el ejercicio.

La actual estructura de balance permitirá a la compañía seguir mejorando la retribución al accionista y afrontar cualquier oportunidad de compra que activos que puedan surgir.

Las acciones de Viscofán operan en torno a 55,2 euros y suben en 2015 un 25%.

Artículos relacionados