UN BANCO EN EL RETIRO

Portugal se juega su estabilidad económica en las legislativas

España y Portugal.
España y Portugal

Aunque Portugal, como afirmó Eugenio D´Ors, sea el te­rri­torio más ibé­rico de esta pe­nín­sula eu­ro­pea, de la que España ocupa la mayor parte, sus pro­blemas y éxitos apenas tienen ca­bida en los co­men­ta­rios de los me­dios es­paño­les. TVE prác­ti­ca­mente des­co­noce la pre­sencia de nuestro ve­cino. Un ve­cino al que le ven­dimos mer­can­cías por una valor de 18.000 mi­llones de euros en 2014 (cuatro veces y media de lo que ven­demos a China) y de 11.000 mi­llones en los siete pri­meros meses de 2015.

Portugal es nuestro tercer cliente solo por detrás de Francia y Alemania. La balanza comercial bilateral arroja un superávit comercial para España de 8.000 millones de euros. El ingreso de los dos países en la UE determinó el despegue de los intercambios comerciales. Las fortalezas arancelarias abatieron sus puentes levadizos, lo que hizo posible descubrir el grado de complementariedad de las dos economías. El etiquetado de los bienes de consumo que se comercializan en la Península Ibérica figura ya en los dos idiomas.

El miércoles último se celebró durante 90 minutos un debate televisivo entre el primer ministro Pedro Passos Coelho y el líder de la oposición, el socialista y actual alcalde de Lisboa Antonio Costa. Elecciones generales el próximo domingo. La coalición de derechas-partido socialdemócrata y centro democrático y social- según la encuesta del mismo miércoles aventaja por un margen estrecho a los socialistas.

Los medios portugueses dieron como ganadorr del debate a Costa, aventurando que quizás esa victoria podría modificar a su favor el sentido del voto. Sus seguidores le venían acusando por no criticar con más dureza la política de austeridad seguida por el gobierno de Coelho que ha generado una profunda recesión y un incremento record del paro.

En el debate Costa ha rectificado su argumentación acusando a Coelho de aprovechar el rescate de la UE y FMI (78.000 millones de euros de financiación a Portugal) para enmascarar una ideología neo liberal que ha recortado severamente el estado de bienestar. En los últimos cuatro años Portugal, afirmó Costa, ha retrocedido a los niveles de hace 13 años económicos y sociales. “El Sr. Coelho ha sido el primer ministro que en los últimos veinte años ha presidido la caída del producto nacional a la vez que ha fracasado en su intento de reducir la deuda pública, que ha pasado de representar el 94% del PIB en 2010 a 130% en 2014”, según afirmó el candidato socialista.

Coelho, por su lado, acusa a los socialistas de embarcar al país en una arriesgada aventura comparable a la provocada por Syriza en Grecia con sus demandas contra el saneamiento económico y la austeridad. Coelho había ido, incluso más allá de Rajoy, en sus críticas contra Tsipras, afirmando :” si dependiese de Lisboa, Grecia tendría que aceptar el cumplimiento incondicional de su actual programa de ajuste o abandonar el euro.”

Fin al ajuste

Portugal ha dado por terminado su programa de ajuste hasta el punto que los expertos del FMI han hecho las maletas y regresado a casa. En 2014 la economía portuguesa creció u 0,9%, después de una caída del 4% en 2012 y del 1,6% en 2013. Las previsiones para 2015 son positivas, un 1,5%. Portugal como reconoce el FMI está aprovechando un viento de cola ocasional , cíclico en la jerga técnica, concretamente: depreciación del euro, menores precios del petróleo y la bonanza derivada del programa de expansión monetaria del BCE que ha hecho posible la reducción del coste de la deuda y prácticamente eliminado los factores de incertidumbre que albergaban los mercados financieros.

Sin embargo en el medio plazo las perspectivas económicas son muy modestas, un incremento del 1,6% del PIB en 2016 y un avance del 1% hasta el 2020. Una serie de obstáculos estructurales siguen frenando la recuperación. En efecto, bajo nivel de inversión, sólo un 0.5% de incremento hasta 2.020; un elevado nivel de endeudamiento, 120% del PIB, que cuestiona la sostenibilidad financiera además de una serie de obstáculos estructurales que chocan contra los intereses creados y que van desde los altos costes de la energía o de los servicios portuarios hasta la demora en los pagos de las administraciones públicas o la efectividad del sistema judicial en los pleitos mercantiles.

¿Los argumentos emocionales como la corrupción, la del ex-presidente socialista José Sócrates o los consejeros del Banco Spirito Santo ,tendrán una influencia determinante en ese 20% que se declaran indecisos o el 50.8% que no contestan?

Mis contertulios de El Retiro se empeñan en relacionar a Portugal y Cataluña. Un país pequeño como también Grecia o los nacidos del parto yugoeslavo son relativamente n más pobres que los grandes, además los pequeños fundadores y relativamente más ricos, antes de su ingreso en la Comunidad Económica Europea habían creado una unidad económica superior como el Benelux. Prevalece la preocupación por Cataluña y España, por mucho que intente despertar el interés por nuestro vecino ibérico

Artículos relacionados