El go­bierno cierra la puerta a la en­trada de un gi­gante fo­ráneo con re­cursos y oficio

Los inversores ignoran los nuevos canales del duopolio televisivo, que pena en bolsa

El grupo Secuoya, que co­tiza en el MAB, es la gran no­vedad de la li­ci­ta­ción

Atresmedia
Atresmedia

La preelec­toral y si­gi­losa ad­ju­di­ca­ción de los nuevos ca­nales de TDT con­ven­cional y TDT de alta de­fi­ni­ción ha sido ig­no­rada olím­pi­ca­mente por los in­ver­so­res. El mer­cado se deja llevar más por las in­se­guras sen­sa­ciones ge­ne­rales que por este nuevo de­recho a ex­plotar más es­pectro ra­dio­eléc­trico de Atresmedia y Telecinco.

Tampoco parece ponderar el dinero que acude a la bolsa el hecho de que no se haya consumado la amenaza de que aterrizara en España a través de este concurso algún gigante mediático foráneo con recursos y know how como para tentarse la ropa. De hecho, en estos últimos meses han sonado en los mentideros del sector el grupo Murdoch, Viacamo y algún gigante de los medios Latinoamericano.

De este modo, el duopolio televisivo cotizado salda lo que va de año con bajadas, leves, pero con bajadas, al igual que el selectivo. Lejos queda el cielo que tocaron el pasado mes de agosto, cuando los inversores descontaban quizá una mejor suerte en el citado concurso de adjudicación de nuevos canales. En su momento, la expectativa de muchos analistas era que las dos cadenas lograran dos canales más cada una, algo que finalmente no se ha cumplido. Han conseguido uno cada una aunque de alta definición. El Real Madrid se ha llevado el tercero de este tipo.

En cuanto a los canales de calidad estándar uno será para el Grupo Secuoya y otro para 13TV, vinculada a la Cope. El último canal de calidad normal se ha adjudicado a Kiss FM, del empresario Blas Herrero. Estas dos últimas empresas consiguen así su propia licencia, lo que les permitirá dejar de alquilar las frecuencias que ahora usan.

Los adjudicatarios ya han recibido la comunicación oficial del Gobierno, tras la decisión de la mesa de evaluación. La adjudicación debe ser aprobada por el Consejo Ministros. El tercero en discordia, Secuoya, es un grupo de servicios televisivo que ha florecido al calor de la externalización de las televisiones autonómicas. La compañía participa en empresas para la prestación de un servicio integral en las televisiones autonómicas canaria y balear, y proporciona servicios y contenidos específicos en otras autonómicas, como la asturiana, TVG, Castilla La Mancha, Aragón, TV3 y Canal Sur, además de en las privadas nacionales TVE, Antena 3 y La Sexta. Secuoya cotiza en el MAB y capitaliza unos 78 millones de euros.

Mientras tanto, los dos grandes grupos prosiguen su pugna con el regulador de la competencia por sus prácticas publicitarias y la inadecuación de sus contenidos al horario de emisión. La CNMC acaba de multar a Atresmedia y Mediaset. En concreto, ha impuesto una multa a la primera de 66.221 euros por superar el tiempo de emisión de publicidad, mientras que ha abierto expediente contra el programa 'Sálvame' por no adecuar correctamente la calificación por edades de los contenidos.

Por ley el límite de tiempo de emisión de publicidad de mensajes publicitarios y de televenta está en 12 minutos por hora natural. Según anunció la CNMC ha sancionado a Atresmedia con 66.221 euros "al haber superado en su canal Antena 3 los límites de tiempo de emisión dedicados a los mensajes publicitarios, regulados en la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA)".

Por otro lado, la CNMC ha incoado un expediente sancionador a Mediaset "por el presunto incumplimiento del requerimiento que la Comisión emitió en diciembre de 2014 para que efectuase una correcta adecuación de la calificación por edades de los contenidos del programa Sálvame diario'".

Tras este requerimiento, dice el organismo, Mediaset modificó la calificación del programa (era 'no recomendado para menores de 7 años') dividiéndolo en dos partes: 'Sálvame Limón' hasta las 17 horas y 'Sálvame Naranja' desde las 17 horas hasta su finalización. "La primera parte está calificada como 'no recomendado para menores de 12 años' y la segunda como 'no recomendado para menores de 7 años', puesto que de 17 a 20 horas es la franja de protección reforzada".

Artículos relacionados