News Links

FT mete a España junto a Grecia en el mismo paquete para salir del euro

‘España pa­rece más fuerte desde fuera, pero po­lí­ti­ca­mente es igual de vul­ne­rable

Financial Times | Broadsheet.
Financial Times.

En Europa se ha desatado la an­siedad ante la po­sible sa­lida de Grecia del euro, pero hasta ahora todos los aná­lisis mar­caban las dis­tan­cias con España. Sólo se equi­para la pu­janza en ambos países de sendos par­tidos de iz­quierda, Syriza y Podemos, con sus re­cetas an­ti-aus­te­ri­dad. Pero no se com­partía el diag­nós­tico casi ter­minal que se le pro­nos­tica a Grecia. España, di­cen, ya está va­cu­nada porque ha hecho los de­be­res, igual que la eu­ro­zona se ha blin­dado y puede en­cajar el Grexit.

Hasta este lunes. Wolfgang Münchau, uno de los columnistas más célebres de Financial Times, en especial en cuestiones de la UE, pone sobre el tapete también el caso de España. Su punto de partida: ‘Los extremistas políticos pueden ser los salvadores de la eurozona’. El título es un poco engañoso, porque la tesis que defiende sobre Grecia se basa en que su deuda del 175% del PIB no tiene solución sin reestructuración, como exige Syriza. Y mientras la política imperante en la eurozona sea la austeridad, no hay modo de cuadrar las cosas.

Dice Münchau: ‘La deuda es lo que lastra el crecimiento griego y español. El sector privado español necesita una reestructuración tan desesperadamente como el sector público griego. Como en Grecia, un partido de la izquierda dura, Podemos, ofrece una política de reestructurar la deuda. En ambos países hay ahora una corriente de opinión pública lo suficientemente sólida como para darse cuenta de que sin una reestructuración no puede haber recuperación de la producción ni en el empleo. Por eso es por lo que están teniendo éxito los partidos radicales’.

Y sigue: ‘Si algo es insostenible, terminará, o eso dicen. Basada en las políticas actuales, la eurozona es insostenible, al menos en sus fronteras actuales. No veo una salida para Grecia sin una reestructuración de la deuda. Y no veo una reestructuración de la deuda dentro de la eurozona’.

Münchau pone por delante el caso griego, evidentemente. Aunque advierte: ‘España parece más fuerte vista desde fuera, pero políticamente es igual de vulnerable. El PIB de España creció a una tasa anual en torno al 2% en el segundo y tercer trimestre de 2014. Sospecho que se debe a que España ha aplicado menos austeridad que otros países de la periferia. Pero hay que poner esas cifras recientes en perspectiva: el PIB real de España ha caído de 1,1 billones de euros en 2007 a 1 billón en 2013. Incluso el PIB nominal aún no ha recuperado los niveles de 2007’.

Otra comparación del columnista de FT es la de la tasa de población activa con empleo, que según él es más reveladora que la tasa de paro. Y en España la tasa de empleo era del 66% en 2007 y se ha desplomado al 56% en 2014. En Grecia es incluso inferior al 50%’. Por tanto, argumenta, ‘con las políticas actuales, España y Grecia no tienen ‘probabilidades de volver a niveles normales de actividad económica durante una generación’.

Dicho de otro modo, Münchau ve imposible encajar los tres vectores que confluyen en la crisis de la eurozona: la política de austeridad dictada por Alemania, la necesaria reestructuración de la deuda de Grecia y España y la emergencia de partidos como Syriza y Podemos. Por eso dice que este 2015 ‘será el año en el que la eurozona tendrá su momento de la verdad’. Y por eso también deja entrever que los partidos de izquierda pueden salvar la eurozona: o doblan la mano de Merkel o tendrán que sacar a sus países de la eurozona par suspender pagos unilateralmente o reestructurar la deuda desde fuera.

El artículo cita la revelación de Der Spiegel de que Alemania piensa ya en una eurozona sin Grecia: Merkel ‘quiere ver el farol de Syriza’. Pero también puede ser que Syriza quiera ver el farol de Merkel.

Artículos relacionados