La marca ale­mana ba­raja una su­cu­lenta cifra para fa­ci­litar que Messi qui­siera cam­biar a un club con su ves­ti­menta

Under Armour desata la guerra de patrocinio con Adidas y Nike

El sponsor de Michel Phelps quiere vestir al Barcelona y llegar a algún acuerdo con el Madrid

Real Madrid 3-4 Barcelona: Lionel Messi scores hat-trick in ...
Lionel Messi .

La ropa de­por­tiva es un ne­gocio re­dondo que se basa en los pa­tro­ci­nios mul­ti­mi­llo­na­rios de es­tre­llas y clu­bes. Europa se pre­para ahora para vivir una guerra a golpe de ta­lo­nario con mo­tivo del in­mi­nente des­em­barco del nuevo co­loso nor­te­ame­ri­cano, Under Armour, que viene con el ta­lo­nario para hacer un hueco a co­da­zos. Esta firma creada hace 20 años por Kevin Plank quiere romper el statu quo en Europa.

Acaba de superar las ventas de Adidas en Estados Unidos y ahora pretende dar el salto al viejo Continente e ir a por todas. Y para eso va a jugar la baza de las estrellas futbolísticas y los grandes clubes.

Sus rivales, la propia Adidas y Nike, están en guardia. Ander Armour ya ha anunciado que quiere vestir al Fútbol Club Barcelona, que utiliza las prendas de Nike, y anda también detrás de algún acuerdo con el Real Madrid. También tiene puesto el punto de mira en la Premier inglesa, donde ya abandera al Tottenham, la Bundesliga y el Calcio italiano. Ya ha adelantado que su desembarco en este mundo en los próximos años dejará a muchos boquiabiertos.

Adidas ya ha tomado posiciones de forma preventiva. Y el culebrón Leo Messi se presenta como la próxima gran batalla, la guerra interestelar en el firmamento futbolístico. La marca alemana viste al astro argentino, que insinúa casi cada día que se puede ir del Barcelona.

Adidas es el principal accionista del Bayern Munich y querría ver a Messi jugar de local en el Allianz Arena, según detalla As. La marca comercial buscaría una fórmula para asumir los elevados ingresos que percibe Messi en el Barça.

El motivo lo han desvelado los periodistas Jordi Borda y Xavi Campos de Catalunya Ràdio. Hablan de un informe realizado por Adidas según el cual existe un 70% de los seguidores de Leo Messi que piensan que el azulgrana es un deportista Nike por vestir la camiseta del Barça. Por eso Adidas baraja una suculenta cifra como compensación en caso de que Messi quisiera cambiar de equipo con destino a un club con vestimentas Adidas.

Otro de los equipos en la diana de las marcas era el Manchester United, que tiene preparado un dineral para fichar a un supercrack desde hace meses y aún no lo ha fichado. Pero Adidas ya ha tomado posiciones. Va a vestir al equipo de Old Traford, después tras cerrar un contrato multimillonario, nada menos que 95 millones de euros por temporada, récord del mundo del fútbol. La cantidad supera con mucho la que abona al Madrid (cobra 55 millones cada campaña) pese a que este año el United no ha entrado en Champions.

Under Armour tiene ya un elenco notable de estrellas del deporte luciendo sus prendas. Sus principales estandartes son el nadador Michael Phelps, el jugador de fútbol americano Tom Brady y el club Tottenham Hotspur de la Premier League, al que paga más de 16,5 millones de dólares por temporada, y tiene en el punto de mira vestir al fútbol club Barcelona.

Este mismo verano se enfrentó sin complejos con la todopoderosa Nike por el patrocinio de uno de las superestrellas de Nike: Kevin Durant, MVP de la NBA. La oferta de Under Armour fue estratosférica: 285 millones de dólares y un paquete de acciones de la empresa. El jugador al final acabó renovando con Nike, que tuvo que tirar la casa por la ventana y ofreció 300 millones. El envite ilustra por qué esta marca se ha convertido en referencia, junto a Nike, de los jóvenes norteamericanos.

Artículos relacionados