MONITOR DE LATINOAMÉRICA

Sólo México avanza en el ín­dice, aunque Colombia sigue siendo el país con me­jores ex­pec­ta­tivas

El clima económico empeora y es ya el más bajo desde 2009

Factores in­ternos las­tran las pers­pec­ti­vas: la caída del 7% no se puede ex­plicar por el de­te­rioro del es­ce­nario in­ter­na­cional

Cambio climático.
Clima económico de América Latina

Latinoamérica no atra­viesa por su mejor mo­mento ni en pers­pec­tivas eco­nó­micas ni in­ver­so­ras. De he­cho, y según in­dica el centro pri­vado de es­tu­dios eco­nó­micos Fundación Getulio Vargas (FGV) de Brasil en su úl­timo bo­letín tri­mes­tral, el clima eco­nó­mico e in­versor en Latinoamérica volvió a des­cender entre abril y ju­lio, esta vez el 7%, y es ya el peor desde 2009, casi re­cién ini­ciada una crisis fi­nan­ciera global cuyo im­pacto la re­gión logró eludir hasta fi­nales de 2012. Colombia es el mejor país para in­vertir en la re­gión y Venezuela y Brasil los que peor clima eco­nó­mico y peor am­biente para rea­lizar ne­go­cios pre­sen­tan.

De los 11 países analizados, sólo México experimentó mejoría en el indicador en julio. Venezuela mantuvo su puntuación y los otros nueve países empeoraron.

El Índice de Clima Económico (ICE) en Latinoamérica alcanzó su peor nivel desde 2009, según el último estudio divulgado por el Instituto Brasileño de Economía de la Fundación Getúlio Vargas (FGV-IBRE) y elaborado junto al instituto alemán de estudios económicos Ifo. En el período de tres meses finalizado en julio pasado, el ICE en los 11 países latinoamericanos objeto de seguimiento cayó desde 90 a 84 puntos, lo que marcó un retroceso del 7% frente a febrero. Se trata del índice más bajo desde la lectura de 80 puntos registrada en julio de 2009, cuando la crisis financiera global golpeaba la economía mundial.

Según FGV, la caída fue provocada por la mala evaluación de los especialistas sobre la coyuntura económica. Si bien el llamado Índice de Situación Actual (ISA), que evalúa la coyuntura, cayó desde 82 puntos en abril hasta 72 puntos en julio, el Índice de Expectativas (IE), que ofrece una proyección para los próximos seis meses, tan sólo bajó desde 98 hasta 96 puntos en el mismo período. Según estos datos, se trata del segundo trimestre consecutivo en el que el índice de clima económico de Latinoamérica se mantiene en un nivel considerado como desfavorable. El documento señala que el ICE en Latinoamérica está ya por debajo del índice mundial, que registró un aumento marginal de 113 a 116 puntos entre abril y julio gracias a mejores evaluaciones sobre las perspectivas económicas en EEUU y Asia. “La caída del 7% del ICE latinoamericano no puede ser explicada por el empeoramiento del escenario internacional: el ICE mundial avanzó un 3% entre abril y julio, pese a que en la Unión Europea retrocedió en julio, manteniéndose en la zona favorable del ciclo (por encima de 100 puntos)”, apuntan los expertos, que achacan así el empeoramiento regional factores internos.

El informe añade que, a diferencia de la crisis financiera iniciada en 2008, cuando los países latinoamericanos exportadores de materias primas registraron un ambiente económico mejor que el existente en el resto del mundo, hoy “los índices apuntan hacia una evolución desfavorable en los próximos meses en casi todos los países”.

Parte de los países del eje económico bolivariano (ALBA) y parte de los integrantes de Mercosur se sitúan entre las naciones con peores perspectivas de crecimiento y peor clima para la inversión, mientras que las naciones de la Alianza del Pacífico encabezan la clasificación en ambos parámetros. Según FGV, el ICE más bajo continúa siendo desde julio de 2013 el de Venezuela, que se mantiene en 20 puntos, solo por detrás de Brasil (55 puntos, frente a los 71 de la medición previa).

Deterioro brasileño y argentino

El deterioro del gigante latinoamericano comienza a inquietar, al igual que el de la vecina Argentina, donde el índice cayó de 75 a 57 puntos en los últimos tres meses. Otros países como Ecuador también se sitúan entre los últimos puestos de la lista que establece las condiciones más favorables para invertir: la nación andina fue una de las nueve en las que más empeoró el clima, ya que el índice pasó de 100 puntos a 73 “debido a factores internos”.

Según los expertos “la situación en Argentina puede ser explicada por la crisis económica y por la incertidumbre generada por los problemas enfrentados en la renegociación de la deuda externa con los llamados fondos buitre”, con los que no se ha llegado a un acuerdo. Respecto a Brasil, la evaluación de la situación actual está en deterioro que el país viene acusando desde enero, con empeoramiento en las expectativas y en la evaluación de la situación económica en general”.

Colombia es el estado con mejor clima de la región, a pesar de que su índice bajó desde 137 puntos en abril a 131 puntos en julio. Sustituye como economía con mejor clima en la región a Bolivia, cuyo índice cayó desde 140 hasta 113 puntos y ahora es segunda. Tras ellos se ubican Perú (112 puntos), Paraguay (105), Uruguay (104), México (102) y Chile (89). México fue el único de los países donde el clima económico e inversor mejoró en los tres últimos meses, al subir de 98 puntos en abril a 102 puntos.

Anterior encuesta

Ya en la anterior encuesta trimestral se había puesto de manifiesto la desaceleración y la pérdida de optimismo sobre la marcha de la economía latinoamericana. FGV anunció el pasado mayo que el ICE retrocedió en abril, tras registrar una mejora entre octubre de 2013 y enero de 2014. La caída, del 5,3%, de 95 a 90 puntos, fue motivada por peores resultados tanto del indicador de situación actual (ISA) como el de expectativas (IE). Los tres indicadores se situaron en zona desfavorable y continuaron, como en la encuesta de enero, bajo de sus promedios históricos de los últimos diez años.

En abril ya 7 de los 11 países monitoreados registraron caída. Colombia y Paraguay se mantuvieron en zona positiva y pasaron de zona favorable a desfavorable Chile, Ecuador y México. Los otros dos países que registraron una disminución, Brasil y Argentina, ya estaban en zona negativa. El ICE se elabora mediante consultas a expertos en economía de los países analizados, quienes evalúan las expectativas frente a las perspectivas económicas en base a una escala que oscila entre un mínimo de 20 puntos y un máximo de 180 puntos. El estudio que realiza FGV en asociación con el Instituto de Estudios Económicos de la Universidad de Múnich abarca consultas a 1.146 especialistas de 121 países en todo el mundo en su encuesta a nivel internacional.

El estudio genera información tanto de carácter cualitativo como cuantitativo. El Índice de Clima Económico (ICE) es el indicador síntesis, compuesto por el Índice de Situación Actual (ISA) y el de Expectativas (IE), ambos de carácter cualitativo, referentes a los ítems que tienen que ver con la situación económica general del país en el momento y en los seis meses siguientes. El proceso de agregación de datos para un determinado grupo de países o continente se realiza de acuerdo a la participación relativa del comercio exterior (exportaciones e importaciones) de cada país en relación al total de la región.

Semanas atrás se conocía también el Índice Latinoamericano de Clima de Negocios-PROI Worldwide, en el que Colombia (6,55 puntos) y México (6,32 puntos) figuraban como los países con mejor clima de negocios en la región. El optimismo sobre Colombia no causa sorpresa, pero sí la mejoría azteca: pese a la desaceleración experimentada en 2013 y durante la primera mitad de 2014, México es considerado como el segundo país con el mejor clima para hacer negocios por sus perspectivas económicas.

Proyecciones a la baja

En el estudio, publicado por la revista Forbes y realizado con las respuestas de 80 directores, editores y periodistas de medios de comunicación económicos y políticos, Brasil ocupaba la tercera plaza (6,02 puntos), Chile la cuarta (6 puntos) y Argentina, sorprendentemente, la quinta (5,36 puntos). En el índice, Chile se posicionaba como el país con mejor potencial de crecimiento, gracias a la estabilidad económica y política mantenida, pese al encarecimiento de su sector energético, baja productividad y falta de mano de obra calificada. México obtenía la segunda posición, seguido de Brasil, Perú y Colombia. De acuerdo con los entrevistados, México sigue arrastrando un débil crecimiento interno, aunque al exterior proyecta una imagen de estabilidad.

Las perspectivas que apuntan los indicadores de FGV están alineadas no sólo con las últimas previsiones del FMI y la Cepal, que han rebajado sus proyecciones para Latinoamérica, sino que coinciden básicamente con los últimos datos disponibles de la marcha del PIB en la región durante el primer trimestre del año. Son datos que muestran que sólo Colombia acelera el paso, mientras que México experimenta sólo una leve mejoría en México, Brasil registra un crecimiento débil con peligrosa proximidad a la estanflación y Argentina decrece y se adentra en una recesión.

Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el Banco Mundial (BM), la Cepal y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han rebajado en los últimos meses sus previsiones para la región en 2014; han indicado que en 2015 las economías del área registrarán sólo una moderada aceleración y han advertido que los países del área precisan modernizar sus infraestructuras y elevar la productividad.

Artículos relacionados