Monitor de Consumo Bancario

Los emi­sores es­pañoles cargan las co­mi­siones más caras de toda la UE

Las tarjetas bancarias más caras para los usuarios más baratos

España es el único país donde se cobra por sacar di­nero en ca­jeros pro­pios

tarjetas de credito
tarjetas de credito

En un país con va­rios mi­llones de pa­ra­dos, un sa­lario mí­nimo li­li­pu­tiense y donde los mi­leu­ristas em­piezan a ser mi­rados como una casta pri­vi­le­giada, nos per­mi­timos el lujo de ser los que más pa­gamos por dis­poner de nuestro propio di­nero. Podría ser la rancia y arrai­gada jac­tancia ibé­rica, esa que lle­vaba al hi­dalgo de El la­za­rillo de Tormes a salir a la calle hur­gán­dose los dientes con un pa­lillo aunque lle­vase días sin co­mer. Pero no.

El dato tiene más que ver con los balances de los bancos, necesitados de líquido y que encuentran en el bolsillo del consumidor el subsidio perfecto. Según un estudio del comparador de seguros Kelisto.es basado en los datos de los siete países más ricos de la UE-28, Los consumidores españoles pagan las comisiones más caras de la Unión Europea por sus tarjetas.

Nada menos que 2,5 euros de media, un 78,6% más que los 1,4 euros que se abonan en los países analizados. Tras España se sitúa Alemania con 2,2 euros de media (¡chúpate esa, Merkel!), Italia con 1,95 euros y Francia con un euro.

España, caso único

¿Cómo se come esto? Con mucha paciencia. Demasiada. Entre los países donde operan varios proveedores de cajeros, España es el único donde las entidades bancarias cobran comisiones a sus clientes por retirar dinero en cajeros de su propia red. Cosa que no ocurre en países donde los ciudadanos viven de forma bastante más desahogada, como Reino Unido, Suecia o Alemania.

En otras palabras, somos el país más caro, y también el más sumiso. Según el estudio de Kelisto.es, “en todos los países analizados, salvo en España y en Italia, las instituciones, la sociedad y el propio sector financiero se han implicado para actuar en materia de comisiones por el uso de tarjetas con el objetivo de lograr sistemas equilibrados, justos y transparentes”.

Por eso, el comparador de seguros ha iniciado una campaña de recogida de firmas para pedir una política de “cero comisiones” por sacar dinero en cajeros de territorio nacional.

Europa tiene la pelota en el tejado

Los datos certifican la mansedumbre española ante los manejos de la plutocracia financiera, pero de vez en cuando algo se mueve en la sociedad civil, aunque sólo sea para reclamar una normativa más protectora. El pasado mes de mayo tuvo lugar el encuentro “Los consumidores y el futuro de los medios de pago en España y en la UE”, organizado por la Asociación de Usuarios de Banca, Seguros y Cajas de Ahorro.

Durante dicho simposio, comerciantes, consumidores y operadores de tarjetas, mostraron su acuerdo en que es necesario mejorar y completar la regulación en curso sobre tarjetas a nivel Europeo, con un enfoque global que aborde no sólo el desarrollo tecnológico de los medios de pago electrónicos, sino también sus costes, sus comisiones, y bajo qué condiciones se comercializan.

Artículos relacionados