Monitor del Seguro

La Salud reclama ventajas a Hacienda

Unespa pide me­joras fis­cales y trans­pa­rencia para el se­guro de Salud en la re­forma fiscal

Pilar González de Frutos, Unespa
Pilar González de Frutos, Unespa

Unespa, como ya hizo hace un par de se­manas con el se­guro de Vida y el ahorro a largo plazo, ha vuelto a jugar su papel de lobby para pedir al Gobierno de Mariano Rajoy que la in­mi­nente re­forma fiscal re­coja in­cen­tivos para el se­guro de Salud. Y lo ha hecho en el trans­curso del III Foro de Seguros de Salud de Adeslas, "Sumando Iniciativas". En su in­ter­ven­ción en dicho foro, la pre­si­denta de la pa­tronal del se­guro, Pilar González de Frutos, señaló que creía que era ne­ce­sario "arbitrar so­lu­ciones o me­didas que tiendan a me­jorar la sus­crip­ción de se­guros de salud por los par­ti­cu­la­res" y pi­dió, de cara a la pró­xima re­forma fis­cal, que "se ex­tiendan las me­didas de que hoy se be­ne­fi­cian las primas de se­guros co­lec­tivos a la sus­crip­ción in­di­vi­dual; o bien que se re­cu­pere la vieja de­duc­ción en cuota del 15% para las primas de se­guros de sa­lud".

Sobre la primera opción, la presidenta de Unespa recuerda que en la vigente ley del impuesto sobre la renta de las personas físicas los seguros de enfermedad tienen una sola medida fiscal que los incentiva y es que no se considera como retribución en especie las primas satisfechas por las empresas a favor de sus trabajadores y familiares directos (trabajador, cónyuge y descendientes), siempre que no superen los 500 euros anuales por asegurado. También considera como gasto deducible de los rendimientos netos en estimación directa las primas de seguro de enfermedad satisfechas por los autónomos o empresarios individuales correspondientes a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él, con el mismo límite de 500 euros.

Sin embargo esta primera opción resulta insuficiente para González de Frutos porque "no alcanza a la mayoría de los trabajadores por cuenta ajena, ya que el número de las empresas que financian como beneficio social un seguro de salud a favor de sus empleados es muy reducido, no siendo utilizado en la mayor parte del tejido empresarial español compuesto por pequeñas y medianas empresas".

Sin duda sería bastante más justa la segunda opción, la que supone la deducción en cuota del 15% para las primas de seguros de salud, ya que podría beneficiar a todo el que suscriba un seguro, algo que de alguna forma ya han puesto en práctica alguna comunidad autónoma.

Beneficio inmediato para el Estado

De todas maneras, la presidenta de la patronal aseguradora considera que cualquiera de estas dos medidas tiene una gran ventaja sobre las que se puedan aplicar al ahorro y que ella misma pidió hace un par de semanas, que no es otra que, en el caso de los seguros de Salud, el beneficio para el Estado es inmediato, ya que cuando un Estado concede ventajas fiscales al ahorro-previsión de jubilación, lo primero que le acarrea son gastos, ya que los contribuyentes empiezan a ahorrar y reducen impuestos, pero en ese momento todavía no se pagan pensiones de capitalización que puedan ayudar al sistema de reparto. Por el contrario, en el seguro de salud, cuando el Estado asume un gasto fiscal deduciendo las primas de seguro de Salud, "ese mismo año, ese mismo día, el contribuyente que toma la decisión de adquirir dicho seguro descarga el gasto público sanitario, porque nadie se compra un seguro de salud para no usarlo".

Tras estos argumentos, la presidenta de la patronal considera algo "anacrónico e ilógico", la no concesión de beneficios fiscales al seguro de salud. Pero no sería la primera vez que este y otros Gobiernos anteriores toman decisiones anacrónicas e ilógicas.

Más transparencia en el gasto sanitario

Pero no se pararon aquí las peticiones de la patronal del seguro al Gobierno, ya que también solicitó más "transparencia" en lo que se refiere a los gastos sanitarios. González de Frutos considera necesario "adjudicarle a cada hogar su cuota parte en el gasto público sanitario", ya que señala que se trata de un gasto teórico que cada hogar está asumiendo indirectamente a través de la carga impositiva. Quiere que se abra un proceso de transparentación de los costes y beneficios en el tema de la sanidad exactamente igual al del sistema de pensiones, que se hace a través de la colocación en las nóminas de la cotización empresarial y la mejora de la información aportada al cotizante. Afirma que estaría muy bien que "esa mal llamada sanidad gratuita diese pasos adelante a la hora de transparentar la factura anual por sus servicios".

Respecto al coste de la sanidad pública, en ese mismo Foro, Manel Peiró, de Esade, señaló que el gasto en el sistema público era más o menos lo mismo que el Estado recauda por el IRPF. Si eso es así, no sería difícil saber cuánto ha pagado cada familia por la sanidad pública, independientemente de que en muchos casos también paguen por la privada.

La presidenta de Unespa también recordó que el seguro privado de Salud está desempeñando un papel fundamental para el Sistema Nacional de Salud, al moderar significativamente la demanda de prestaciones sanitarias, mejorando sus tiempos de respuesta y ahorrando gasto público y que las empresas que se dedican a este ramo son fundamentales para el mantenimiento del sector sanitario privado, que cuenta con más de 460 hospitales y con 52.000 camas, además de un gran número de centros de asistencia primaria y servicios especializados. Por otra parte, es un sector que desde el punto de vista del empleo, es esencial para los profesionales del ramo ya que se calcula que cuenta con 56.000 médicos y otros 170.000 profesionales sanitarios.

Pero en el Foro, además de la presidenta de Unespa, hubo muchas más intervenciones, entre ellas la de Javier Murillo que fue el encargado de la apertura por su doble condición de consejero director general de SegurCaixa Adeslas y de presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), el gran lobby de la sanidad privada. Murillo recordó la función social y solidaria del seguro de salud en el marco de un sistema sanitario que sigue sufriendo recortes, pese a los cambios en la tendencia económica. También destacó el injusto tratamiento que recibe el sector, pese a su importante contribución a la sostenibilidad del sistema, ya que las personas que tiene un seguro de salud privado liberan recursos del sistema sanitario público.

Críticas al Informe Lagares

Una de las cuestiones que acaparó el mayor número de críticas fue el Informe Lagares, que propone suprimir la ventaja de los colectivos de Salud en el IRPF. Para Manuel Vilches, director general de IDIS, si se lleva a cabo esa propuesta, el ahorro a corto plazo que se produzca puede generar un fuerte incremento del gasto a largo plazo, y afirmó que si se quitase el incentivo fiscal de 500 euros anuales al seguro colectivo de Salud, "habría más usuarios en la sanidad pública, más listas de espera y un deterioro del servicio".

En el encuentro también se tocaron otros temas que aunque de momento están en un segundo plano, no son menos importantes, como el modelo Muface, del que Vilches señaló que estaba en riesgo por la insuficiencia de las primas, pero que había demostrado que era bueno y eficiente. El director del IDIS se preguntó que si el modelo era elegido por más del 85% de los funcionarios, "¿por qué no intentar ampliarlo si está reconocido y es satisfactorio?

El presidente ejecutivo de SegurCaixa Adeslas, Juan Hormaechea, que fue el encargado de clausurar el Foro, mostró su total acuerdo con las medidas fiscales solicitadas por la presidenta de la patronal, para los seguros colectivos y los particulares, y recordó que actualmente hay más de 7 millones personas que cuentan con un seguro de salud y que, por tanto, no consumen recursos del Sistema Nacional de Salud, o lo hacen sólo esporádicamente. También señaló que en 2013 se produjo un importante aumento de las personas que tienen un seguro de este tipo y que afirman que solamente utilizan la sanidad privada, concretamente del 9% que había en 2012 se pasó al 17% el año pasado.

Es un dato a tener muy en cuenta.

jholgado1@gmail.com

Artículos relacionados