La deuda fi­nan­ciera neta sobre Ebitda tam­bién me­jora es­ti­ma­ciones y se si­tuaría en al­re­dedor de 1,5 veces

Gamesa adelanta la consecución de los objetivos de su plan estratégico y vuelve a zona de máximos

El fa­bri­cante de ae­ro­ge­ne­ra­dores es­pera vender ya este año entre 2.200 y 2.400 me­ga­wa­tios este año

Gamesa
Gamesa

La ac­ti­vidad de Gamesa toma ve­lo­cidad de cru­cero gra­cias ex­clu­si­va­mente a su cre­ciente ne­gocio ex­te­rior. Tras los úl­timos con­tratos ce­rrados en China y Brasil la com­pañía se apro­xima al cum­pli­miento del nuevo ob­je­tivo de pe­didos para el año. La em­presa ha anun­ciado que es­tima un vo­lumen de ventas de 2.200/2.400 me­ga­va­tios (un 20% su­pe­rior en su punto medio al de 2013) im­pul­sado por la ac­ti­vidad de los países emer­gen­tes, la re­cu­pe­ra­ción del mer­cado de Estados Unidos y una mayor com­pe­ti­ti­vidad de la energía eó­lica frente al resto de ener­gías. Las pre­vi­siones del fa­bri­cante de ae­ro­ge­ne­ra­dores para el margen de Ebit de este año su­peran el 7% y la de deuda fi­nan­ciera neta sobre Ebitda tam­bién me­jora es­ti­ma­ciones y se si­tuaría en al­re­dedor de 1,5 veces con una ge­ne­ra­ción de caja po­si­tiva.

La perspectiva de ese documento estratégico para 2015 contempla unas ventas del entorno de 2.200 MW-2.400 MW; con lo que podría adelantarse un año ese objetivo si la tendencia del ejercicio se consolida.

La demanda se está desplazando hacia mercados emergentes, fundamentalmente el latinoamericano, que tenía que representar el 40% de las ventas en 2013; lo que permitiría una mejora importante en la rentabilidad (frente al margen de EBIT del 3%-5% estimado inicialmente para  2013, en 2015 alcanzaría entre el 8% y el 10%). En cuanto al balance, los objetivos, que también pueden ser sobrepasados, son una deuda financiera neta sobre Ebitda menor a 2,5 veces en 2013 y  menor a 2 en 2015) y generación de caja libre neta.

Gamesa registró una entrada de pedidos de 878 megavatios en el cuarto trimestre del pasado año (un 54% más que en igual periodo de 2012) y terminó el ejercicio con una cartera total de pedidos de 1.386 megavatios (un 26% más que la contabilizada un año antes).  Gamesa duplicó el primer trimestre del año el volumen de pedidos, con un total de 496 megavatios (MW), frente a los 228 MW del mismo período del ejercicio anterior.

 

Entre enero y marzo de este año la empresa ganó 17 millones de euros por lo que multiplicó por 2,4 veces su beneficio respecto a los 7 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior. El resultado neto de explotación (Ebit) fue de 34 millones, un 57,7% más. Gamesa registró unas ventas de 573 millones, lo que supone un aumento del 16,8% respecto a los 491 millones de hace un año.

Evolución en bolsa

En bolsa, después de un arranque año discreto tras una subida del 350%, el viento parece que vuelve a soplar a favor. Sube bastante en las últimas sesiones, y acumula un rendimiento anual del 3%.

Los analistas del Sabadell reconocen que los resultados son mejores de lo esperado, pero aun así, apuntan que las cifras se encuentran muy en línea con los objetivos de 2014, números que el mercado ya recoge. Y por eso aconsejan vender. En cambio, los analistas de Bankinter tienen una recomendación neutral y sitúan su precio objetivo en los 9,2 euros por acción que no descartan mejorar si la evolución del valor sigue así. El grueso de los analistas consultados por Bloomberg reparten sus consejos entre mantener y vender.

El último contrato logrado por la empresa participada por Iberdrola lo ha firmado en China. Supone el suministro de 100 MW en un parque eólico que desarrolla en el país. El alcance del acuerdo contempla el suministro e instalación de 50 aerogeneradores del modelo G97-2.0 MW, específicamente configurados para emplazamientos a gran altura, en el proyecto eólico Yangchajie, ubicado en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China. La entrega está prevista durante el último trimestre de 2014. Además, Gamesa y CGN han acordado la posibilidad de un suministro de 100 MW adicionales para una segunda fase del proyecto a lo largo de 2015.

En Brasil, donde ya es uno de los principales fabricantes del mercado, acaba de contratar el suministro de 144 MW con Eolicas do Sul, subsidiaria del fondo de inversión Río Bravo Investimentos y Eletrosul (filial de la eléctrica nacional Eletrobras). Con este nuevo acuerdo, la compañía ha firmado, desde el inicio de sus operaciones en el país, pedidos por más de 1.400 MW para proyectos que se desarrollan en las principales zonas con recurso eólico.

Artículos relacionados