El grupo de Ángel Ron man­tiene la pru­dencia y pro­vi­siona 385 mi­llo­nes, pero cal­cula su­perar los 325 mi­llones de be­ne­ficio con­se­guidos en 2013

El Banco Popular prevé un repunte de su margen de intereses tras tocar suelo hasta marzo

Reduce por pri­mera vez su mora en los úl­timos siete años como el BBVA, cuyo be­ne­ficio mengua un 64% sin las plus­va­lías del pa­sado ejer­cicio

Resultados de Banco Popular
Resultados de Banco Popular

Prudencia y cau­tela son normas en el Banco Popular, como ha re­co­no­cido su con­se­jero de­le­gado, Francisco Gómez, du­rante la pre­sen­ta­ción de las cuentas del primer tri­mestre de un ejer­cicio que prevén que vaya de menos a más tanto en la parte alta como baja de la cas­cada de los re­sul­ta­dos. Tras una con­trac­ción de un 6% de su margen de in­tere­ses, Gómez ya vis­lumbra una me­jora en los pró­ximos tri­mes­tres ante el ven­ci­miento de unos 50.000 mi­llones de euros en de­pó­sitos con una alta re­mu­ne­ra­ción en el mo­mento de co­mer­cia­li­za­ción. Aunque se prevé un se­gundo tri­mestre con im­por­tantes pro­vi­sio­nes, el cambio de ten­dencia en la mo­ro­sidad per­mi­tirá una se­gunda parte del ejer­cicio con menos es­fuerzos y más be­ne­fi­cios, lo que per­mi­tirá su­perar los 325 mi­llones ob­te­nidos en 2013. BBVA tam­bién re­gistra un des­censo de la mo­ro­sidad pero tam­bién de las plus­va­lías, que re­ducen en un 64% sus be­ne­fi­cios hasta marzo.

Banco Popular ha iniciado el actual ejercicio con la misma prudencia y cautela con la que cerró el pasado ejercicio, cuando realizó una provisiones cautelares por 277 millones de euros que redujeron el beneficio desde 602 millones de euros hasta 325 millones. Entre enero y marzo, el grupo presidido por Ángel Ron ha vuelto ha realizar un importante esfuerzo en provisiones (385 millones netos), que ha reducido en un 39,5% su beneficio neto en la comparativa interanual, al caer de los 104 millones de euros hasta los 63 millones contabilizados hasta el pasado mes de marzo.

El consejero delegado del Popular, Francisco Gómez, reconoce que prudencia y cautela "son marcas de la casa" y que así se mantendrán, al menos hasta la mitad del ejercicio., En este sentido, señala que en el segundo trimestre también estará marcado por un esfuerzo en plusvalías y que se podrán relajar algo en la segunda mitad del año. De esta manera, el beneficio de 2014 podrá superar los 325 millones obtenidos en 2013.

Esa relajación vendrá por el cambio de tendencia que ya ha registrado el banco en su ratio de morosidad, que se ha reducido por primera vez en los últimos siete años y que se sitúa en el 14,28%, siete puntos básicos por debajo de la ratio con la que cerraron el pasado ejercicio. Eso sí, la morosidad del Popular sin la componente inmobiliaria se reduce hasta el 7,43%.

Francisco Gómez ha avanzado que la evolución en el mes de abril de la mora de su grupo también es positiva, aunque "nos queda por ver al intensidad" de la reducción durante los próximos meses. No obstante, considera que es todo un cambio de tendencia y que se podrá reducir desde los niveles actuales a lo largo del año.

Una evolución muy dispar es la que dibuja el consejero delegado del Popular para el margen de intereses, que cede un 6% en el primer trimestre. Según su previsión, "debería ser un suelo y crecer en los próximos trimestres", gracias sobre todo al vencimiento de unos 50.000 millones de depósitos que aún gozan de una alta retribución. "Ya registramos una mejora en el coste de los depósitos", señala Gómez.

 

Modelo de negocio

El consejero delegado del Popular, como ya he hecho en otra ocasiones al igual que el presidente Ángel Ron, ha vuelto a defender su modelo de negocio centrado en pymes, el segmento por el que la mayoría de sus competidores ahora apuesta. Sin embargo, Francisco Gómez no ha notado una mayor presión en precios en este negocio, que "no se puede implantar en un par de años", ya que las pymes tienen muy buena memoria. "Estas empresas recuerdan perfectamente quién les prestaba en tiempos de crisis, cuando no se lograba financiación bancaria. Y en aquel momento, el Popular estuvo a su lado".

Esta defensa de ser el banco de las pymes por parte del Popular se producía tan sólo unas horas antes de que la nueva responsable para España y Portugal del BBVA, Cristina de Parias, afirmara sin ambages que su grupo "es el banco de las empresas", tras anunciar una estrategia para conceder 30.000 millones de euros a este segmento y con el objetivo de captar unas 45.000 empresas como clientes.

Estos objetivos anunciados por la directiva del BBVA, tras la remodelación que se ha producido entre la alta dirección del grupo presidido por Francisco González, se producían en la presentación de sus resultados trimestrales, que sin el combustibles de las plusvalías obtenidas un año antes con las ventas de algunas de sus gestoras en Latinoamérica se hunde un 64%, hasta los 624 millones de euros. Eso sí, su consejero delegado, Ángel Cano, ha proclamado en todo momento una mejora del 19% (realmente un 18,7%) sin los extraordinarios y un mayor peso de su negocio en España, que irá en aumento en los próximos años hasta una contribución de hasta el 28%.

BBVA también ha visto como su margen de intereses se ha contraído en el primer trimestre un 6,4%, mientras que su ratio de morosidad ha mejorado por una caída del 25% de las entradas en mora. Eso sí, la ratio en España es del 6,4% y si se añade la actividad inmobiliaria se eleva hasta el 10%.

De igual manera, el beneficio de su unidad en España se eleva hasta los 386 millones de euros, pero con el efecto negativo del inmobiliario se reduce hasta los 155 millones de euros. El consejero delegado del BBVA ha restado importancia a que dicho resultado sea la mitad del logrado por la nacionalizada Bankia y ha calificado de irrelevante la crítica hacia las entidades nacionalizadas, todas ellas cajas. En su opinión, lo que procede es que "los causantes sean juzgados".

 

Artículos relacionados