MI PALCO SOBERANO

Cataluña no es Euskadi

La Generalitat re­chaza la vía plan­teada por Euskadi para el en­caje de Cataluña en España

Francesc-homs
Francesc-homs

El por­tavoz del go­bierno ca­ta­lán, Francesc Homs, re­chazó las pro­puestas del len­da­kari vasco Iñigo Urkullu de abrir un ca­mino ne­go­ciador para re­solver el en­caje, fe­de­ral, de Euskadi y Cataluña, en el con­junto del es­tado es­pañol. Las va­loro como unas pro­puestas que no tienen en cuenta el ver­da­dero in­terés de los na­cio­na­listas vas­cos. Es de­cir, el ob­je­tivo de al­canzar unos es­tados in­de­pen­dientes dentro del marco de la Unión Europea, tanto en el caso del País Vasco como de Cataluña.

"Para unos, el señor Urkullu se alinea con Catalunya, para otros era una propuesta por el diálogo" dijo Homs. "Como tengo un cierto conocimiento de lo que plantea el PNV, no me dejaré llevar por las interpretaciones, pero tenemos un profundo respeto por lo que plantea el lehendakari, no por lo que dicen que plantea, que debe ser seguro lo más conveniente para el País Vasco". Queda claro, al menos para el vicepresidente y portavoz del gobierno de la Generalitat que Cataluña y Euskadi siguen dos caminos diferentes, aunque el objetivo pueda acabar siendo el mismo.

Entre los políticos nacionalistas catalanes, todos ellos con muy buenas relaciones con los partidos nacionalistas vascos, es evidente que hay "calendarios" diferentes. Tan diferentes como han sido, a lo largo de la historia, unas reivindicaciones vascas basadas, para algunos, en el terrorismo, mientras que en Cataluña - salvo unos casos aislados de atentados de Terra Lliure - la reivindicación nacionalista siempre, siempre, se ha caracterizado por sus métodos pacíficos y democráticos. Tampoco olvidan en Cataluña que, mientras el País Vasco y Navarra, gozan de un sistema tributario específico, siempre rechazaron, en el pasado, que pudiese aplicarse a Cataluña. Por lo tanto hay buenas relaciones, se entremezclan las ikurriñas y las esteladas en las manifestaciones nacionalistas, pero que cada cual resuelva su destino como considere mejor. Es más, hay quienes opinan en Cataluña que los nacionalistas vascos observan con lupa cómo evoluciona el tema catalán para apuntarse, o mantenerse al margen, a la petición abierta de, también, una consulta en Euskadi - o elecciones anticipadas - para reclamar un estado independiente.

Sin embargo, todo parece indicar que a partir del 26 de mayo, el día después de las elecciones al Parlamento Europeo, habrá movimiento en el tema España-Cataluña. Los partidos, en función de sus resultados, quedarán con las manos más libres...o mas atadas, para intentar resolver el conflicto.

De momento no hay puentes de diálogo. Al menos visibles. Así lo demuestra la presencia hoy en Barcelona de la vice presidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, en una fecha tan señalada como es Sant Jordi, el del libro y la rosa, donde el ambiente es festivo en todos los rincones de Cataluña. Pero, no hay previsto ningún encuentro de alto voltaje político, como sería una reunión con el president Artur Mas. Como tampoco lo hay con la visita anunciada a Barcelona, para mañana, del propio presidente del gobierno, Mariano Rajoy. Es el desembarco de los líderes del PP en Cataluña, donde intentarán captar votos antes las europeas, en un panorama poco favorable, incluso en sus propias filas, porque les raspan votos desde el partido Ciutadans, que lidera Albert Ribera.  

"Estamos felices y contentos de tan distinguida visita", dijo Homs, en relación a la visita del la vice presidenta del gobierno y definió el día de Sant Jordi como una jornada  compartida por todos, voten lo que voten y tengan la ideología que tengan. O, sea, que hoy será día de libros y rosas. Y a esperar hasta los resultados en las urnas del próximo 25 de mayo, cuando podrá calibrarse el potencial político de cada bando.

 

Artículos relacionados