Podem arrasa en Cataluña

Pablo Iglesias, líder de Podemos entra en la es­cena po­lí­tica ca­ta­lana como un ele­fante en una ca­cha­rre­ría.

Podem Catalunya
Podem Catalunya

Podemos -Podem en Cataluña- irrumpe en la es­cena po­lí­tica ca­ta­lana, tras la es­tancia en Barcelona de Pablo Iglesias. Centenares de per­sonas se que­daron fuera del po­li­de­por­tivo de Vall d´He­bron, donde in­ter­vino. Programas de en­tre­vistas es­trella en la te­le­vi­sión ca­ta­lana y de­bates en círculos más ín­timos en la barra de un bar, han ca­ta­pul­tado la nueva for­ma­ción po­lí­tica como la ter­cera fuerza po­lí­tica, tras CiU y ERC, en caso de ce­le­brarse elec­ciones au­to­nó­mi­cas. Y eso que, en Cataluña, ni si­quiera tienen un can­di­dato ofi­cial.

Así está el panorama político en vísperas navideñas, mientras el presidente Artur Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras mantienen sus posturas sin llegar a ningún acuerdo sobre la celebración, o no, de elecciones anticipadas. Sobre la necesidad de ir con una lista única, como pretende Mas, o bajo un paraguas común, en el que quede claro el “sí” a la independencia, pero que cada partido acuda bajo sus propias siglas y, sobre todo, programa económico y social.

Los pro independistas tienen prisa. Así se lo han recordado a Oriol Junqueras, de ERC, al igual que a dirigentes de CiU, que hacían cola para auto inculparse ante el Tribunal Superior de Justicia Catalunya, en solidaridad a la inculpación contra el presidente Artur Mas y dos conselleres de su gobierno, por haber convocado el “9-N” y sacado las urnas a la calle. “Es inaudito responder con una querella judicial por sacar las urnas a la calle” dijo el conceller de presidencia, Francesc Homs, en comentario a decisión del TSJC.

Pero, la gran novedad de la cesta política navideña catalana, es la llegada de Pablo Iglesias. Los pro independentistas le critican duramente en las redes sociales por seguir la misma estela de la “casta” en relación a Cataluña. Es decir, no aportar mucho más que lo prometido por Pedro Sánchez, líder del PSOE: una tercera vía, en dirección federalista.

Es improbable que Podem robe votos a CiU, ERC o la CUP, cuyos partidarios tiene claro el voto pro independentista, con salvedades en la coalición de CiU entre el electorado de Uniò Democràtica de Catalunya. Sin embargo, Podem, si altera el voto de eventuales electores de PSC, Ciutadans, y, por descontado, de ICV-EUiA, que ven abrirse una “tercera vía” pro federal.

Sin olvidar, en el plano más innovador, los puntos de coincidencia de nuevas políticas económicas y sociales donde se encuentran los programas políticos de Podem y de las CUP. “Yo nunca abrazaré ni a Rajoy, ni a Mas” dijo un pletórico Pablo Iglesias en Barcelona, en clara alusión al abrazo entre David Fernández, de las CUP, y Artur Mas, cuando coincidieron durante las llamadas telefónicas en captación de fondos para investigar sobre las enfermedades del corazón. “Mal iríamos si el president de Catalunya no pudiese abrazar a David Fernández” comentó, con ironía, el president Artur Mas, mientras continua sus quinielas de cómo salir del atolladero político de convocar, o no, elecciones anticipadas empujado por los partidarios de la independencia que lo esperan como un regalo de los Reyes Magos, más o menos la fecha en que Mas deberá decidir qué camino a seguir, sin olvidar que Podem ya ha aterrizado en la escena pre electoral catalana.

Artículos relacionados