El precio de sa­lida y el de re­mate del mejor solar de Madrid para vi­vienda, cer­ti­fican el cambio de ten­dencia

Las grandes promotoras inmobiliarias, listas para arrancar un selectivo ciclo expansivo

Crecen las hi­po­tecas por tercer mes con­se­cu­tivo y la hi­po­teca media sube casi el 6% in­ter­anual

Inmobiliaria
Promotora Inmobiliaria

Las grandes pro­mo­toras in­mo­bi­lia­rias se pre­paran para hacer frente a un nuevo ciclo in­mo­bi­liario en el que las ba­jadas de precio pa­sarán a ser his­to­ria. La re­ciente ad­ju­di­ca­ción de un solar Premium en Madrid, po­si­ble­mente el mejor dis­po­ni­ble, puede su­poner el pis­to­le­tazo final a ese pro­ceso que se ha visto acom­pañado en los úl­timos tri­mes­tres por un ape­tito casi voraz de los in­ver­sores ex­tran­jeros por in­mue­bles de uso ter­cia­rio.

Consolidado el flujo inversor en este segmento del negocio inmobiliario, que ha alcanzado niveles no vistos desde el final de la burbuja, la asignatura pendiente es la inversión y promoción de vivienda, pero el precio pagado por Domo, la cooperativa que se ha adjudicado el citado solar, refleja que el punto de inflexión ha llegado a la inversión residencial en vivienda.

Las ofertas económicas sobre ese deseado solar de la calle de Raimundo Fernández Villaverde de Madrid han provenido de cuatro grandes finalistas: Ferrovial (bajo la marca de Vergara Promoinvest SL), Domo Gestora (Residencial Maravillas S. Coop. Mad), Pryconsa (Promociones y Construcciones PYC) y Construcciones Amenabar (Amenabar Arroyo del Fresno Avantium SL). El ganador Domo pagará 111 millones, por encima del precio de salida.

El valor de esta parcela en la década prodigiosa se hubiera vendido en el entorno de los 150 millones de euros, y hace apenas un año rondaba los 70. Entonces se decidió esperar y ahora la finca salió al mercado con un precio inicial de 90 millones, ampliamente superado.

Grandes promotores respaldados por la banca y precio al alza en una subasta que fue analizada por más aspirantes de los que al final entraron en la puja. Algunos expertos creen que el principal síntoma que puede anticipar la recuperación de la promoción en vivienda es la demanda de suelo, que es por donde empezó la crisis, y ésta, como queda patente, se ha iniciado en algunas zonas elegidas de las grandes capitales.

En Barcelona, la promotora Vía Célere, por ejemplo, ha abierto delegación e invertirá 20 millones de euros en la construcción de 67 viviendas en la antigua sede de Revlon en la calle Aragón 499, solar que ha adquirido a la Sareb por 10,5 millones y que procedía de CatalunyaCaixa. La delegación de la capital catalana, que se suma a la sede de Madrid y está ubicada en la Torre Mapfre, estará formada por 40 personas, y prevé firmar otra promoción residencial para enero de más de 100 viviendas en la Ciudad Condal.

En definitiva, la recuperación del ladrillo se presenta a dos velocidades. La inversión en inmuebles de oficinas, hoteles y centros comerciales duplicará este año la de 2013 y superará los 9.000 millones de euros. Esta cifra supone regresar prácticamente a los volúmenes de capital que llegaban en 2006, en pleno pico de la burbuja.

El mercado residencial todavía debe consolidar las señales positivas que emana y todavía no ofrece claros síntomas de rebote en las estadísticas. Se venden unas 27.000 casas mensuales y sólo una de cada tres transacciones de vivienda corresponde a obra nueva, lo que está dificultando la digestión del stock de más de medio millón de casas que permanecen vacías.

Un parque de casas de obra nueva sin vender que el Ministerio de Fomento cifra en más de 560.000. El stock no se reduce significativamente, pese a que los visados para nuevas construcciones se mantienen bajo mínimos. Hay mucho inmueble más ubicado y sin atractivo alguno que será muy difícil vender pese a que la demanda se recupere.

Otra variable clave, la financiación, es decir, las hipotecas, ofrece señales un poco más evidentes. La de nuevos préstamos con garantía hipotecaria para la adquisición de vivienda registró un crecimiento interanual del 23,8% en agosto, el tercero incremento mensual consecutivo.

Otra dato relevante es que el importe medio de las hipotecas se situó en 102.430 euros a finales de agosto, una cifra superior en el 1,6% a la del mes anterior y en el 5,8% a la registrada en el mismo mes de 2013, según se desprende de los datos del INE. Son guarimos que apuntalan la hipótesis de que los precios han detenido su caída.

El Banco de España por su parte anticipa que la inversión residencial, "atenuó su tasa de retroceso" en el tercer trimestre, "en un contexto en el que los visados de obra nueva y los indicadores de demanda de vivienda dieron señales de estabilización tras siete años de ajuste".

.

Artículos relacionados