Las com­pra­ventas subieron un 13,9% en agosto en todo el país, según el Consejo General del Notariado

Madrid y Barcelona lideran la titubeante recuperación de precio y venta de viviendas

La ca­pital li­dera de largo el ran­king de ope­ra­ciones por ciu­dades re­afir­mán­dose como el gran motor na­cional del mer­cado re­si­den­cial

Vivienda
Vivienda

Madrid y Barcelona se han con­ver­tido en la punta de lanza de la ti­tu­beante re­cu­pe­ra­ción del mer­cado in­mo­bi­liario es­pañol. Ambas ca­pi­tales re­gis­tran in­di­ca­dores cla­ra­mente más vi­go­rosos que los que se de­tentan en el con­junto del país. En el caso de la Comunidad de Madrid, las ci­fras de stock de vi­vienda han ace­le­rado su des­censo a lo largo de este año, una ten­dencia que pro­se­guirá el que viene.

Este año, la región madrileña dispondrá de un stock de vivienda de 27.430 unidades, casi un 35% menos que el contabilizado en 2013 y que se reducirá a poco más de 11.900 en 2015, según las previsiones de la vigésimo primera edición del Pulsímetro Inmobiliario realizado por Mar Real Estate con datos de INE, Ministerio de Fomento, Registradores e Instituto de Práctica Empresarial. Lejos queda el excedente de 58.683 unidades de 2009, de 57.509 en 2010, de 54.234 en 2011 y de 52.474 en 2012.

Es el resultado del ligero crecimiento de las compraventas en los últimos ejercicios, de tal modo que se han contabilizado cerca de 41.000 anuales entre 2012 y 2013, algo más en 2014, a lo que se suma la previsión de alcanzar 47.336 el próximo 2015. Estas cifras, unidas al desplome de la obra terminada y de los visados registrados explican el descenso del inventario de vivienda.

En Madrid capital la evolución será mejor, ya que las compraventas este año se situarán en 27.828, el 30% más respecto a las contabilizadas en 2011 (20.114), y alcanzaran las 29.219 el año próximo.

Si en el segundo trimestre de este año, último dato cerrado, el incremento de las compraventas ha sido prácticamente generalizado en todo el país, destacan sobre todo los incrementos contabilizados en Andalucía, que pasas de 15.889 a 18.589 transacciones; Madrid, de 10.087 a 12.169; y en Cataluña, de 12.580 a 14.204, según las estadísticas del Ministerio de Fomento.

Madrid a la cabeza

Por municipios, Madrid, con 6.705 compraventas, lidera de largo el ranquin de las operaciones reafirmándose como el gran motor nacional del mercado residencial. Muy por detrás se quedan Barcelona (3.395), Valencia (1.633), Sevilla (1.293), Zaragoza (1.286), Torrevieja (1.216) y Marbella (1.165).

En cuanto a los precios, las rebajas llegan a su fin. En Barcelona esa mayor demanda de compra de pisos y el número de operaciones llevadas a cabo ha provocado un incremento de los precios de un 1,65% entre enero y junio con respecto al mismo periodo de 2013. Según la consultora inmobiliaria Forcadell.

La cuestión del crédito

La estabilización de la economía española y del crédito, que ha empezado a circular procedente de las entidades bancarias, han provocado que durante el primer semestre de 2014 la demanda de compra de viviendas haya aumentado de forma considerable, lo que se ha traducido en una apreciación de las casas en Barcelona.

Si en semestres anteriores se hablaba de una demanda latente de compra en la ciudad catalana a la espera de la dinamización del crédito, cabe subrayar que "los bancos han empezado ya a abrir el grifo de la financiación", asegura Forcadell. Por zonas de Barcelona, el precio de venta ha experimentado subidas discretas en la gran mayoría de distritos y en todas las tipologías e inmuebles. De este modo, el precio de un piso tipo de 75 metros cuadrados ha crecido un 1,44% intersemestral, dice la consultora.

La mejora del tono inmobiliario de la capital catalana se traslada también a la inversión en el mercado de oficinas y terciario que superará en 2014 los 1.600 millones de euros, según las previsiones de la consultora del sector Aguirre Newman Barcelona.

La inversión total en 2013 fue de 1.200 millones de euros, con lo que se hace evidente la tendencia al alza del mercado inmobiliario en la ciudad. El informe revela que, en lo que va de curso, los grupos internacionales han protagonizado el 58% del volumen total de inversión, en línea con lo que ya ocurrió en 2013.

La mejoría general que registra el mercado inmobiliario española obedece en buena medida a la mejoría que se está produciendo en el mercado laboral, según el servicio de estudios del BBVA. Esta variable explicaría el último dato emitido por el Consejo General del Notariado, que acaba de anunciar que las compraventas de viviendas subieron un 13,9% en agosto en tasa interanual en todo el país.

"El dato vuelve a reflejar cómo las ventas de vivienda en el transcurso de 2014 se están comportando mejor que en 2013", destaca BBVA. Entre enero y agosto el número de operaciones superó en un 18,8% al del mismo periodo de 2013, acumulando un total de 224.200 transacciones.

Artículos relacionados