Las estadísticas no incluyen la última gran operación en el sector, la compra por la japonesa Next del portal Trovi por 80 millones

La inversión de los fondos en startups se estanca a años luz de Francia o Reino Unido

La última iniciativa de calado la ha protagonizado Google, que creará en Madrid su segundo centro en Europa

Investing In or Joining a Start-Up? Ask These Ten Questions
Invertir en Start-Up.

El bombardeo del Gobierno sobre su impulso y apoyo al emprendimiento y la creación de start ups se está demostrando inoperativo a la hora de cautivar el dinero de los fondos de inversión que operan en este apasionante campo. El venture capital no acaba de despegar según los últimos datos que se conocen sobre las magnitudes inversoras acumuladas este año, y además la comparación con los mercados de los países de nuestro entorno sigue dejando mucho que desear.

Por vo­lumen de in­ver­sión en los pri­meros nueve meses del 2014 la in­ver­sión del ven­ture ca­pital se sitúa en ni­veles si­mi­lares a los de 2013, con un total de 230 mi­llones in­ver­tidos en star­tups, según el úl­timo in­forme rea­li­zado por Venture Watch, una firma de in­ves­ti­ga­ción de mer­cado que ana­lizar las ope­ra­ciones de ca­pital riesgo co­no­cidas en el sector de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción.

Las diez pri­meras ope­ra­ciones por en­ver­ga­dura se vuelven a lle­var, al igual que en 2013, casi el 74% de la in­ver­sión rea­li­zada. La ope­ra­ción más no­table por vo­lumen entre enero y sep­tiembre de este año ha sido la pro­ta­go­ni­zada por la firma Scytl, que ha ce­rrado una ronda de fi­nan­cia­ción de 80 mi­llones de eu­ros.

Algunas startup están te­niendo con­ti­nuidad y están ac­ce­diendo a rondas de fi­nan­cia­ción su­ce­si­vas, casos como Peer Transfer, CartoDB, Kantox, o Packlink, lo que per­mite que puedan tener un cre­ci­miento más agre­sivo y una am­bi­ción in­ter­na­cio­nal.

Esos 230 mi­llones mo­vi­li­zados en España con­firman un mer­cado del ven­ture ca­pital na­cional que está a años luz del que tienen otros países eu­ro­peos. En el Reino Unido se in­vir­tieron 371 mi­llones de dó­lares sólo en el primer tri­mestre del año y 531 mi­llones de dó­lares en el se­gundo. En Francia las star­tups han cap­tado en los dos pri­meros tri­mes­tres de 2014 más de 483 mi­llones de dó­la­res, cerca del doble que España en tres tri­mes­tres.

Las es­ta­dís­ticas sobre España no in­clu­yen, sin em­bargo, la úl­tima gran ope­ra­ción en el sec­tor, la compra por la com­pañía ja­po­nesa Next del portal Trovit por 80 mi­llones de eu­ros, ope­ra­ción anun­ciada ya en oc­tu­bre. Trovit se fundó en 2006 por Iñaki Ecenaro y es un agre­gador de anun­cios in­mo­bi­lia­rios, de co­ches, pro­ductos y em­pleo. La firma, con sede en Barcelona, fac­turó el pa­sado año 17,5 mi­llones de eu­ros, un 20% más frente a 2012, y ob­tuvo unos be­né­ficos ope­ra­tivos cer­canos a los 5,9 mi­llo­nes, tal y como re­veló Next, pro­pie­taria tam­bién de los por­tales ja­po­neses Lococom.jp y Homes.co.jp. La ope­ra­ción está pre­vista que se cierre a fi­nales del pró­ximo mes de no­viem­bre.

Además de Ecenaro (cofundador de la red de blogs Weblogs SL), Trovit tam­bién está par­ti­ci­pada por Daniel Giménez y Raúl Puente, y por el fondo Cabiedes & Partners. La pla­ta­forma es­pañola tam­bién ha re­ci­bido el res­paldo de Caixa Capital Risc.

Next jus­ti­fica su mo­vi­miento es­tra­té­gico ase­gu­rando que la ad­qui­si­ción de Trovit le per­mi­tirá crear una pla­ta­forma ma­siva de in­for­ma­ción in­mo­bi­liaria (esta es la rama más fuerte de la web es­pañola) en todo el mundo. Trovit, con 47 mi­llones de usua­rios únicos men­suales y pre­sencia en 40 países (básicamente en Europa y América), ges­tiona 86 mi­llones de anun­cios de pro­pie­dades y se ha con­ver­tido en una de las prin­ci­pales em­presas de cla­si­fi­cados en España. La com­pañía ca­ta­lana man­tiene acuerdos de co­la­bo­ra­ción con unas 20.000 fir­mas.

Ahora mismo, el fe­nó­meno de las star­tups es uno de los re­fe­rentes eco­nó­mi­cos. El es­tan­ca­miento es pa­ra­dó­jico porque no paran de apa­recer no­ti­cias sobre el desa­rrollo de fon­dos, in­cu­ba­doras y pa­drinos para este tipo de ini­cia­ti­vas. La úl­tima la ha pro­ta­go­ni­zado Google. El gi­gante tec­no­ló­gico prevé crear en la ca­pital es­pañola su se­gundo centro para em­pren­de­dores en Europa, una ini­cia­tiva para startup que ne­ce­siten un es­pacio donde tra­bajar y re­unirse, re­cibir 'mentorship' de Google y for­ma­ción de ex­pertos ex­ternos a la com­pañía.

El campus ma­dri­leño se­guirá el mo­delo del lon­di­nense. Contará con un es­pacio de ca­fe­te­ría, es­pa­cios para reuniones con men­to­res, ex­pertos e in­ver­so­res, y mesas para que los em­pren­de­dores se ubi­quen allí du­rante las pri­meras etapas de su start up, que es cuando menos re­cursos tienen para pa­garse un al­qui­ler.

Podrán ac­ceder a estos ser­vi­cios todo el mundo, dentro de las li­mi­ta­ciones de es­pacio del edi­fi­cio. Tampoco hay una li­mi­ta­ción de tiempo. En Londres, por ejem­plo, la ma­yoría de start up que se ins­talan en el campus per­ma­nece allí du­rante tres o cuatro me­ses, pero hay un grupo que lleva ya dos años y me­dio.

Por su parte, el pre­si­dente de Telefónica, César Alierta, ha cuan­ti­fi­cado entre 250.000 y 300.000 los puestos de tra­bajo que se pueden crear en los pró­ximos cuatro años si la eco­nomía es­pañola se di­gi­ta­li­zara al ritmo que debe. Alierta insta a avanzar "claramente hacia la eco­nomía del co­no­ci­mien­to", que, a su jui­cio, "debe estar en todos los ám­bitos de la edu­ca­ción y en todos los sec­to­res".

Artículos relacionados