Soria prepara subastas mensuales multiproducto para evitar subidas inesperadas de la luz  

Los pre­cios se fi­jarán con menos fre­cuencia pero ten­drán en cuenta más va­ria­bles y más subastas

Aunque el mo­delo no está com­ple­ta­mente di­señado el Ministro de Energía, Industria y Turismo tiene pre­visto ofrecer al­gunas pistas sobre como se fi­jará a partir del se­gundo tri­mestre el precio de la luz. Con oca­sión del de­bate de con­va­li­da­ción del de­creto de fi­ja­ción del precio de la elec­tri­cidad para el primer tri­mestre del año, los fun­cio­na­rios del mi­nis­terio de Industria, en co­la­bo­ra­ción con un grupo de ex­per­tos, han re­dac­tado un bo­rrador si­guiendo las in­di­ca­ciones del ti­tular del mi­nis­terio y del se­cre­tario de Estado de Energía. El mo­delo que ha con­se­guido más apoyos por parte del equipo de Industria su­pon­dría la rea­li­za­ción subastas múl­ti­ples, de va­rios pro­ductos ener­gé­ti­cos, ini­cial­mente con ca­rácter men­sual, con el ob­je­tivo de evitar que el precio de la luz de­penda de una sola subasta.

Aunque la frecuencia de las subastas fuera mensual, la designación de los precios podría ser el resultado de la media de varias de ellas y los precios se fijarían para períodos superiores a los trimestrales que se han venido fijando en los últimos años. Así se tendrán en cuenta todas las subastas para fijar un precio que podría ser válido para un año con lo que evitarían la sorpresa de tener que llevar a cabo una subida inesperada porque una subasta hubiera salido mal, o al margen de todas las previsiones.

Así si ahora había cuatro subastas para fijar cuatro precios anuales, a partir de ahora podría aprobarse un modelo de múltiples subastas para fijar precios una o dos veces al año. Todos estos detalles están contemplados en el borrador que maneja el ministro José Manuel Soria horas antes de comparecer ante el Congreso de los Diputados para defender el decreto ley por el que se determina el precio de la energía eléctrica en los contratos sujetos al precio voluntario para el pequeño consumidor en el primer trimestre de 2014. O lo que es lo mismo, el mecanismo decidido por el Gobierno del Partido Popular debido a la cancelación de la subasta del Cesur del pasado mes de diciembre.

Europa paga muy cara la energía

La subida de la luz de los pequeños consumidores no es el único problema que afronta el titular de Industria, Energía y Turismo. Este mismo lunes, y horas antes de que se conozca el informe de la Comisión Europea sobre las diferencias de precios entre Europa y el resto del mundo, la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid) ha denunciado que la reforma eléctrica impulsada por el Gobierno español tendrá duras consecuencias para el sector. Estiman que los costes podrían encarecerse en torno a un 30%, lo que supondría un duro golpe para las empresas siderúrgicas, grandes consumidoras de energía.

El sector industrial europeo siempre se ha quejado que el precio de la energía es muy superior al de los pagados por la competencia. Así las últimas estimaciones muestran que el precio de la electricidad en Europa es aproximadamente el doble del pagado en EEUU y un 20 % más caro que en China.

En España, según el estudio realizado por KPMG revela que en concreto el nuevo mecanismo de interrumpibilidad para los grandes consumidores de electricidad puede elevar entre 15,5 y 17,8 euros por megavatio hora (MWh) el precio de la electricidad para las plantas siderúrgicas.

Según Unesid, este sistema puede hacer inviable la actividad de algunas plantas. El nuevo mecanismo de interrumpibilidad, incluido dentro de las medidas de la reforma energética anunciada por el Gobierno, recorta en cerca de 200 millones al año, hasta 550 millones, el incentivo a industrias con gran consumo de electricidad por interrumpir su actividad cuando lo requiere el sistema eléctrico.

El recorte se suma a la pérdida de competitividad por los altos precios de la electricidad según los dirigentes de la patronal del sector metalúrgico. Una queja similar va a ser planteada por el sector en el ámbito europeo. Como dato significativo, la subida de la electricidad se comerá todos los ahorros de la reforma laboral en las empresas siderúrgicas, según el director general de la patronal, Andrés Barceló.

Pero según fuentes de toda solvencia, esta no será una cuestión que se aborde en la convalidación del decreto en el que se fija el precio de la energía eléctrica en los contratos sujetos al precio voluntario para el pequeño consumidor. Como señalan desde el sector siderúrgico, ¡Qué difícil se lo ponen a la recuperación!

 

 

Artículos relacionados