EL MONITOR DEL DÍA

Ciudad de México, Lima y Bogotá con­so­lidan su po­si­ción como ciu­dades clave para el ca­pital ex­tran­jero

Latinoamérica: Santiago y Sao Paulo, las mejores urbes para invertir

Buenos Aires pierde en­canto y Caracas apa­rece como la ca­pital menos atrac­tiva para la in­ver­sión ex­tran­jera en 2013

Sao Pablo
Sao Pablo

Chile, México y Brasil des­tacan como los países la­ti­noa­me­ri­canos con ciu­dades más atrac­tivas para la in­ver­sión ex­tran­jera en un lis­tado en el que tam­bién co­mienzan a en­trar con fuerza las me­tró­polis co­lom­bianas y a si­tuarse en puestos de ca­beza las ca­pi­tales de Perú y Panamá. Sin mucha sor­presa, Santiago de Chile, Sao Paulo y Ciudad de México se si­túan como las tres me­jores ciu­dades de Latinoamérica para in­vertir en el úl­timo ran­king del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario (Colombia) y la con­sul­tora pri­vada Inteligencia de Negocios (Chile). También sin sor­presa, Caracas fi­gura como una de las me­tró­polis menos atra­yentes para la in­ver­sión fo­rá­nea. Ni Venezuela ni Bolivia lo­gran ubicar entre las 30 ciu­dades más se­duc­toras para el ca­pital ex­tran­jero a nin­guna de sus ciu­dades y Argentina sólo logra in­tro­ducir a Buenos Aires en el top 30 , pero bajo la eti­queta de re­nuente a la in­ver­sión.

Cabe señalar que Colombia, México y Perú instalan a sus metrópolis en los primeros puestos pese al entorno de inseguridad que se detecta en esos países: el último _Índice de Paz Global 2013 _los fotografía entre los países más violentos de Latinoamérica.

El último Índice de Atractividad de Inversiones (INAI) 2013, que analiza 48 ciudades representativas de Latinoamérica tomando en consideración datos oficiales de 2012 referidos a dinamismo económico, variación del PIB, valor de la moneda frente al dólar, poder adquisitivo, presencia de multinacionales y organismos multilaterales, reputación internacional, desarrollo del sector educativo, capital humano y confort urbano, Santiago y Sao Paulo son sin discusión las ciudades que ofrecen condiciones más amigables para hacer negocios y establecer empresas. Y a años luz del resto. De hecho, ambas metrópolis comparten los primeros dos lugares como ciudades con las mejores condiciones para la inversión desde 2011 y se sitúan a más de 20 puntos de sus más cercanas competidoras.

El INAI, que resume el desempeño de más de 40 indicadores de alcance nacional y metropolitano de alto impacto en la toma de decisiones de localización por las empresas y califica el entorno inversor de las ciudades en cuatro categorías (atractivo, amable, neutro y renuente) señala que Santiago arrebata el primer lugar a Sao Paulo este año, que **Ciudad de México **ocupa la tercera plaza y que Lima y Bogotá son la cuarta y quinta ciudad más atractivas. E indica que en todos estos casos el clima de inversión es valorado como atractivo o amable.

La capital chilena, con 99,55 puntos, desbanca a la capital económica brasileña como ciudad con mejores condiciones para atraer inversiones gracias al "excelente entorno que provee el país". En 2010, en la primera edición del ranking, Santiago se ubicó en tercer lugar. Al atractivo entorno nacional, en la calificación de Santiago pesa el tamaño de la economía chilena, la fortaleza de su oferta de educación superior, la profundidad de su mercado financiero y la presencia de 100 empresas globales (multinacionales y multilatinas). Sao Paulo con 92,02 puntos, se gana el segundo puesto por su gran tamaño económico y por ser la gran plaza bursátil de Latinoamérica, además de  disponer de la presencia de 135 multinacionales, una gran oferta educativa y una alta reputación de negocios. El menor dinamismo de la economía brasileña en 2012 y las reformas pro competitividad aún pendientes en Brasil resta potencia y liderazgo a la ciudad.

En tercera posición se mantiene México DF, con 83,78 puntos, gracias a  su "constante y meritoria lucha contra la violencia y tráfico de drogas", su potente mercado interno, el segundo indicador más alto en calidad de su oferta de formación universitaria, una gran localización de multinacionales y su reputación internacional. Pero si bien el DF conserva el tercer lugar, Lima y Bogotá se le acercan ya mucho y en 2014 podrían arrebatarle el tercer  puesto del podio. Lima logra ser cuarta ciudad mejor considera para la inversión (81,84 puntos) debido a su persistente dinamismo económico, el buen ambiente nacional para la inversión, las mejoras recientes en confort urbano y los avances en su potencial financiero.

Bogotá, con 79,15 puntos es quinta por la calidad de su formación universitaria, la mejoría de sus índices de seguridad y los efectos de la firma del TLC con la UE y EEUU. A pesar de su alta posición cabe señalar que persisten dificultades en aspectos clave de su confort urbano, si bien su consideración nacional en la atracción de inversiones pasa a ser catalogada de amable desde una percepción de neutra en 2012. Se destaca, además, el hecho de que su reputación internacional se encuentra entre las más altas de las ciudades comparadas. De hecho, en el último Panorama de Inversión Española en Latinoamérica 2013, Bogotá emergía como la segunda ciudad escogida por las empresas españolas** **para instalarse, sólo por detrás de Sao Paulo (Brasil) y por delante de México DF y Miami. Tanto México como Lima y Bogotá se despegan de las siguientes ciudades y conforman un núcleo que en unos años podría desafiar el liderazgo regional que hoy tienen Santiago y Sao Paulo.

Emergencia de segundas ciudades en varios países

Al observar el listado de las 10 primeras se perciben resultados muy interesantes, como la aparición de segundas metrópolis nacionales en puestos importantes. Son los casos de Monterrey (sexto lugar, 72 puntos), Río de Janeiro (séptima, 69,97) y Valparaíso (9, 69,62), algo que según el informe "muestra un cambio en el paradigma de la primacía urbana que caracterizaba a Latinoamérica, con fuerte concentración de población y riqueza". En octava plaza está Ciudad de Panamá (68,85 puntos) y en décimo, **Buenos Aires **(67,82). Panamá es la urbe centroamericana más atractiva gracias a la alta capacidad financiera, su ubicación privilegiada y el tráfico e intercambio comercial que aporta el Canal.

Buenos Aires, en pérdida constante de atractivo desde 2011, pese a poseer el tercer PIB urbano más importante y tener 12 millones de habitantes, se ve perjudicada por un clima-país renuente a la inversión, una baja capacidad financiera y los cambios en las reglas de negocios, factores que ahuyentan a los inversores. Según el estudio, no sería raro que Buenos Aires saliera en 2014 del top ten. Además, las otras dos ciudades argentinas que figuran en la lista, Córdoba y Mendoza, lo hacen en puestos bajos (36 y 39) y con una valoración de entorno renuente a la inversión, al igual que la capital.

En un informe que elogia, entre las ciudades situadas entre los puestos 10 y 20, los ascensos logrados por Medellín y Cali (Colombia), Guadalajara (México) y Concepción (Chile) y que destaca el notable descenso de Curitiba (Brasil), Ciudad de Guatemala (39,14 puntos), Maracaibo y Valencia (Venezuela), con 33,76 y 32,60 puntos respectivamente, constituyen el trío de grandes ciudades latinoamericanas menos interesantes para la inversión y el establecimiento de empresas foráneas. 

Pese al creciente y preocupante entorno de violencia que se registra en el país, México sitúa 8 ciudades entre las 30 metrópolis más atractivas para la inversión en Latinoamérica (México DF, Monterrey, Guadalajara, Toluca, Puebla, Querétaro, León y Aguascalientes, en los puestos 3, 6, 15, 16, 17, 18, 19 y 21), mientras que Brasil sitúa 7 (Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Curitiba, Belo Horizonte, Porto Alegre y Salvador de Bahía, en los lugares 2, 7, 12, 22, 23, 25 y 29) y Colombia, 5 (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, en los sitios 5, 13, 20, 27 y 28). Por su parte, Chile sitúa 3 ciudades, y en puestos muy destacados: Santiago, Valparaíso y Concepción, en los lugares 1, 9 y 11. Son los cuatro países que lograr incorporar más de una ciudad en el ranking.

Perú, quizá el país más centralizado de Sudamérica, ubica a Lima en la cuarta posición, y también con una localidad en el _top-30 _se sitúan Panamá (Ciudad de Panamá, 8); Argentina (Buenos Aires, 10); Uruguay (Montevideo, 24); Paraguay (Asunción, 26); Ecuador (Quito, 30) y Puerto Rico (San Juan, 14). Costa Rica ubica a su capital San José en la posición 31, rozando el listado de las 30 principales, mientras que Venezuela, Bolivia, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana ven excluidas a sus principales ciudades del grupo de villas más atrayentes para la inversión.

La ciudades venezolanas, poco sexys

De la lista de 48 ciudades analizadas, las venezolanas Caracas, Maracaibo y Valencia ocupan los puestos 40, 47 y 48, con un entorno de inversión calificado de renuente, debido al control cambiario, la baja capacidad financiera y la inestabilidad macroeconómica en un país cuyo Gobierno no ve con buenos ojos la inversión privada extranjera y tampoco la interna. Los responsables del estudio argumentan que las expropiaciones ejecutadas durante el Gobierno Chávez y la continuidad en la línea política de Maduro contribuyen a la mala fama del país como destino de inversiones. El informe señala que mientras Venezuela no liberalice la política cambiaria, garantice la seguridad jurídica y se aproxime más a la Alianza del Pacífico que a Mercosur lo más probable es que sus ciudades, ­por competitivas que sean en lo interno,­ seguirán siendo "poco sexys" para el capital exterior.

Algo similar ocurre con las bolivianas Santa Cruz (puesto 44) y La Paz (45) y la ecuatoriana Quito, que pese a estar en mejor posiciones, tiene clima inversor neutro. En Ecuador llama la atención que el puerto de Guayaquil ocupe la posición 33, con entorno neutro. Dentro de los países sin ciudades en el top 30, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala presentan a sus capitales, Tegucigalpa, San Salvador, Managua y Ciudad de Guatemala en los puestos 37, 35, 41 y 46 y con valoración de entorno inversor neutro. Dominicana presenta a Santo Domingo en el lugar 38 con valoración del entorno inversor como amable.


**México y Chile tienen el mejor entorno-país **

Si bien Brasil continúa siendo el destino privilegiado por los inversores españoles e internacionales, el informe señala que, México y Chile tienen el mejor clima-país, con ciudades más atractivas para la inversión. Perú, Puerto Rico, Colombia y Brasil logran una calificación de entorno amable, si bien el gigante regional queda desplazado a la posición final de esta sub-categoría, pese a ser reconocido como líder económico de Latinoamérica. Completan el listado de países con un clima agradable Panamá y República Dominicana.

Guatemala, El Salvador, Uruguay, Nicaragua, Honduras, Paraguay y Ecuador son clasificados con clima neutro, mientras que Bolivia y Argentina son juzgados países con un clima de inversión renuente. "Las nacionalizaciones de ciertas empresas de un momento a otro y sin que se establezca un proceso justo y transparente para los afectados, se convierte en una señal negativa de alto impacto en cuanto a la atracción de inversión se refiere", señala el informe, que indica que en el caso de Argentina hay que sumar los impedimentos a la importación (en la esperanza de hacer crecer el mercado local) y las permanentes restricciones cambiarias, que se expresan en el hecho de que en el mercado informal de divisas el precio casi duplica el del mercado formal",  como factores que restan interés a los inversores. En Venezuela, por su parte, el clima de inversiones sigue siendo contrario.

En el indicador tamaño de mercado, Brasil es líder indiscutible y aporta valor a sus ciudades. El gigante deja a mucha distancia a el segundo y el tercero, México, Argentina. Y en _apertura económica y acceso a mercados, _factor gracias al cual algunas naciones compensan el pequeño tamaño de sus economías, Puerto Rico, Panamá y Honduras logran puestos de relieve. Aunque Chile y México aparecen como los mercados que tienen mayor cantidad de Tratados de Libre Comercio (TLC) vigentes y con más larga data, Perú y Colombia se les acercan cada vez más en esa tendencia.

En entorno político, Chile es el país latinoamericano en mejor posición en la valoración, con un ambiente general que destaca en control de la corrupción, estabilidad política y ausencia de violencia, siendo esto último uno de los mayores activos con los que cuenta la nación chilena. A Chile le sigue Uruguay en la clasificación por esta variable, mientras que en el otro extremo de la tabla se sitúan Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela. México es nuevamente el país que obtiene el mejor grado de _estabilidad económica _dentro de la región, seguido por Colombia, que ha sabido controlar la inflación pese al fuerte ritmo de crecimiento económico, y Chile. Panamá, Argentina y Venezuela aparecen como los países con menor grado de estabilidad económica en Latinoamérica.

Las metrópolis como eje inversor

En el documento se destaca que "en el debate académico aplicado a la competitividad y la localización de inversiones se evidencia con el paso de los años una diferenciación en la escala del análisis" sobre cómo medir el atractivo para la inversión, y se apunta que "si en los antiguos modelos se planteó una completa tesis acerca de la ventaja competitiva de las naciones", hoy ya no cabe duda que hay un cambio de paradigma y que "son las ciudades (áreas metropolitanas) las entidades que mejor representan el fenómeno". Los expertos subrayan la importancia del fenómeno urbano en la captación de IED "como motor del desarrollo económico y social, aumento de los espacios de comunicación y telecomunicación, flujos de capital, acceso a mercados, conectividad con otros grandes centros, y siempre asegurando la comunicación y un flujo permanente de capitales, personas e información, un diálogo continuo que parece bastante civilizado en su forma, pero que esconde una feroz competencia por captar inversiones".

Para los autores del estudio "a tal nivel ha llegado la importancia por captar el interés de los inversores, que hoy resulta habitual ver cómo son las mismas ciudades las que generan estrategias para captar esa atención". Sin embargo, no todas las metrópolis de la región disponen de una oficina específica encargada de atraer inversión: el informe recuerda que Santiago y Lima (dos de las más dinámicas en los últimos años) no la tienen y sólo cuentan con una oficina de promoción de inversiones de ámbito nacional: ProInversión en Perú y el Comité de Inversión Extranjera en Chile. Sin embargo, Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte y Porto Alegre (Brasil); Buenos Aires, Rosario y Mendoza (Argentina); Bogotá y Medellín (Colombia); Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara (México) son más conscientes del desafío y de la competencia que existe entre ellas por mostrar sus atributos y captar capital exterior y han creado organismos encargados de estimular la inversión.

Según las cifras más recientes de Cepal, en 2012 la región recibió el montante récord de 173.365 millones de dólares en inversión extranjera, lo que refleja que Latinoamérica es atractiva para los inversores, aunque en ello sigue teniendo mucho que ver por el momento el ciclo favorable de las materias primas. Para los autores del informe cabe destacar, asimismo, el creciente porcentaje que están representando las empresas multilatinas como inversoras en otros países de la región, así como la reducción de aquellos países europeos más afectados por la crisis, como por ejemplo España. Por otro lado, se observa un leve aumento (recuperación) del sector de servicios en la desagregación de la composición sectorial de la IED. Y aunque se mantiene el peso de los recursos naturales y commodities de los últimos cinco años, se observa un cambio, con una mayor preponderancia del sector terciario sobre el industrial.

Percepción de violencia en Colombia y México

La buena valoración como polos atractivos para la inversión de las principales ciudades de Colombia y México se produce pese a la pésima percepción internacional sobre la situación de seguridad global en esos países. Según el_ Índice de Paz Global 2013 publicado estos días en Londres por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) _Colombia es país más violento de Latinoamérica. En la lista, que cubre 162 países y que encabeza Islandia como país más pacífico del mundo y cierra Afganistán como el más conflictivo, varios países de la región se ubican en posiciones de inquietante alto nivel de violencia.

Colombia (147) lidera ese triste ranking en la región, seguida por México, Venezuela, Honduras, Perú y Guatemala (puestos 133, 128, 123, 113 y 109). Por el contrario Uruguay (24), Chile (31) y Costa Rica (40), Panamá (56) y Argentina (60) son percibidos como los países donde la inseguridad es menor, seguidos por Cuba (65), Nicaragua (66), Brasil (81), Ecuador (83), Bolivia (86), Haití (92) y Dominicana (94). Dentro de los 10 países menos violentos del mundo se sitúan Dinamarca (2), Nueva Zelanda (3), Austria (4), Suiza (5), Japón (6), Finlandia (7), Canadá (8), Suecia (9) y Bélgica (10), mientras que España figura en la posición 27, tras registrar una caída de dos puestos. El informe evalúa, a partir de 22 indicadores, los conflictos internos e internacionales de 162 países así como su nivel de militarización, para tratar de medir una tranquilidad global que en 2013 disminuyó. El estudio subraya que el mundo se ha convertido en un lugar menos pacífico y que desde 2008 los niveles de paz han bajado un 5%, algo en lo que el conflicto sirio ha tenido mucho que ver

 

Artículos relacionados