EL MONITOR DEL DIA

Seguro: fuerte aumento del fraude

La crisis es­ti­mula los in­ten­tos, que crecen un 12% hasta los 146.792 casos

Seguro de automóviles
Seguro de automóviles

Decían los clá­sicos que en tiempos de crisis au­men­taban los "cerillazos", en re­fe­rencia a los si­nies­tros pro­vo­cados para co­brar el se­guro. Y ese dicho sigue ple­na­mente vi­gente y así lo con­firman los datos del "Informe sobre el Fraude al Seguro Español 2012" ela­bo­rado por ICEA, en el que han par­ti­ci­pado un total de 29 en­ti­da­des, que re­pre­sentan una ter­cera parte de las primas del total del se­guro di­recto y cerca de mitad de los tramos No Vida. Según esta aso­cia­ción du­rante el pa­sado año se in­ves­ti­garon como sos­pe­chosos de fraude un total de 146.792 ca­sos, que frente a los 130.959 casos ana­li­zados en 2011, su­pone un in­cre­mento de casi el 12%.

Las indemnizaciones que hubieran tenido que pagar las compañías de seguros si no hubieran sospechado que en esos siniestros "había gato encerrado" y no hubieran investigado todos esos casos habrían ascendido a 563 millones de euros, pero lo que realmente pagó el seguro no llegó a los 152 millones, que se repartieron entre los casos sospechosos en los que no se pudo demostrar que había fraude y los que fueron siniestros normales, que se comprobaron como tales y a los que se les abonó su indemnización correspondiente.

Por tanto, el seguro español se ahorro de que le timaran 411 millones, que es el 73% del importe inicialmente reclamado por esos casos sospechosos. En 2011 no llegó al 70%. Pero esos millones no solo se los ahorraron las entidades aseguradoras, sino que también nos los ahorramos todos los usuarios de seguros, todos los consumidores de seguros. Porque el seguro, como se decía de Hacienda, "somos todos" y si un listo o un pillo o un chorizo se lucra engañando a su compañía de seguro, resulta que lo pagamos todos los demás consumidores de pólizas. Cuanta menos siniestralidad haya más baratas serán los contratos y menos tendremos que pagar por nuestro seguros.

Crecen un 20% los de menos de 500 euros

Las entidades aseguradoras están preocupadas porque han apreciando un fuerte crecimiento de los fraudes de baja cuantía, considerando éstos los que no superan los 500 euros. Dice el viejo refrán que "muchos pocos hacen un mucho" y estos "pequeños fraudes" crecieron en torno a un 20% durante el pasado año, mientras que los de más de 500 euros aumentaron un 9,3%.

Estos fraudes de baja cuantía son bastante más difíciles de detectar, entre otras cosas porque las aseguradoras normalmente están concentradas en perseguir los grandes fraudes y éstos más pequeños les pasan casi desapercibidos. Además, en muchos casos, los gastos para investigarlos son más elevados que la cantidad de fraudada. No obstante, en los últimos tiempos les están prestando bastante más atención porque están creciendo de forma alarmante están "pillando" muchos casos.

Pero la detección y persecución de estos intentos de fraudes también tiene un coste y como cada vez hay más intentos, el coste es mayor. Durante el pasado año, las aseguradoras destinaron más de 9,5 millones de euros a combatir el fraude, lo que supone un crecimiento del 18,3% con respecto a lo destinado en 2011, año en el que esa partida había crecido más de un 16%. Pero ha sido una inversión muy rentable, concretamente del 43%, ya que por cada euro invertido en la lucha contra el fraude las entidades consiguieron evitar pagar 43 euros a los defraudadores. Aunque esta rentabilidad va a la baja, ya que en 2011 fue de 46 euros y de 52 un año antes.

Más de 107.000 intentos en Autos

En cuanto a la tipología de fraude, hay pocas novedades, así en el seguro del Automóvil, que fue el que más casos registró con 107.790, y en los seguros personales, los intentos de estafa más habituales han sido la ocultación del daño o preexistencia del mismo, como intentar asegurar un vehículo después de haber sufrido un accidente. En la categoría de seguros diversos, que registró 33.364 casos, donde se encuadran entre otros los multirriesgos, el 31% de los intentos de fraude fueron siniestros simulados.

Según el estudio de ICEA, las aseguradoras apreciaron en 2012 un aumento del número de intentos de fraude por personas no profesionales, como son las simulaciones de robo, los incendios de negocios, etc., aunque eso no quita para que continúe habiendo redes delictivas organizadas para delinquir y simular el fraude, especialmente en relación con el seguro de automóvil. Las nuevas tecnologías, internet y las redes sociales en muchas ocasiones son instrumentos que utilizan los defraudadores en su intento de delinquir, pero también son herramientas que utilizan las aseguradoras en su lucha contra el fraude, como vías de seguimiento e investigación de los siniestros.

El seguro español tiene tan asumida esa "lucha contra el fraude", en la que lleva enfrascado ya más de 19 años, que ICEA organiza anualmente un concurso con el objetivo de reconocer las mejores investigaciones realizadas por los profesionales del seguro para detectar y descubrir los intentos de fraude, y lo hace para las tres categorías de seguros: Automóvil, seguros diversos y seguros personales.

En Automóviles, los tres primeros premios correspondieron en esta ocasión a Pelayo, Mapfre Familiar y Verti; en Diversos, los galardonados fueron Cesce, Zurich y Mapfre Familiar; y, finalmente en seguros Personales, los premiados fueron Fiatc, Mapfre Familiar y Reale.

**Catalana Occidente gana 63,6 millones en el primer trimestre **

Por otra parte, ya empiezan a conocerse los resultados de las empresas relativos al primer trimestre del año. En esta ocasión, y dentro del sector asegurador, la entidad más madrugadora ha sido Catalana Occidente, que junto con Mapfre, que presentará los suyos el próximo día 3 de mayo, son las dos únicas aseguradoras españolas que cotizan en Bolsa y además las más internacionalizadas, con presencia en más de 45 países cada una.

En los tres primeros meses del año, Catalana Occidente ha conseguido un resultado consolidado de 63,6 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,6% respecto al mismo periodo de 2012, y un resultado atribuido a la sociedad dominante de 57,4 millones, un 6% más. Los ingresos del Grupo alcanzaron los 924 millones, prácticamente la misma cifra que un año antes, que se reparten casi a partes iguales entre el negocio tradicional y el seguro de Crédito. El primero consiguió un repunte del 9,6% que se equilibró con un recorte del mismo porcentaje en el seguro de Crédito.

Los recursos del Grupo que preside José María Serra aumentaron un 4,4% hasta los 1.874,6 millones, mientras que el margen de solvencia se situó en el 499,5%, con un exceso de 1.796,9 millones. Los activos gestionados alcanzaron los 7.982 millones, en los que está incluida la inversión realizada a finales del ejercicio 2012 en el 49% del capital de Plus Ultra que ha obtenido una facturación de 221,4 millones y ha aportado a los resultados del Grupo 2 millones en el periodo.

jholgado1@gmail.com

 

Artículos relacionados