EL MONITOR DEL DÍA

La PAH ha anun­ciado que re­tira la ILP an­ti­de­sahu­cios a causa de la dis­tor­sión de su pro­puesta, des­vir­tuada por la pro­po­si­ción de ley del PP

Consumo bancario: la futura ley antidesahucios fracasa antes de nacer

Las or­ga­ni­za­ciones de con­su­mi­dores con­si­deran que la pro­puesta po­pular no so­lu­cio­nará nada

desahucios
desahucios

¿Qué queda de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) an­ti­de­sahu­cios, cuya ad­mi­sión a de­bate en el Parlamento costó li­te­ral­mente san­gre, sudor y lá­gri­mas? Casi nada. La ini­cia­tiva ha sido des­vir­tuada hasta tal ex­tremo por las or­ga­ni­za­ciones po­lí­ti­cas­par­la­men­ta­rias que la PAH, gran im­pul­sora del pro­yecto, ha anun­ciado la vo­luntad de re­ti­rarla de la tra­mi­ta­ción, ale­gando que la pro­po­si­ción de ley que el PP ha cons­truido sobre ella su­pone una "burla a los in­tereses de las per­sonas afec­tadas por pro­cesos de eje­cu­ción hi­po­te­ca­ria". Una pos­tura que se­cunda la Asociación de Usuarios de Bancos, Seguros y Cajas de Ahorros (ADICAE), otro im­por­tante (y tam­bién po­lé­mico) actor en la lucha an­ti­de­sahu­cios.

ADICAE ya ha anunciado que instará al PP y al resto de grupos parlamentarios en el Senado a incorporar enmiendas que impulsen las medidas eficaces que requiere la crisis hipotecaria que afrontan cientos de miles de familias. Según esta organización, las medidas contempladas en la ‘Proposición de Ley de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social' no dan respuesta a la gravedad y dimensiones del problema hipotecario generado en España y del que son víctimas cientos de miles de personas.

Esa es la valoración general de ADICAE en relación a un texto que no sólo no establece medidas urgentes frente al creciente riesgo de pérdida de sus viviendas que afrontan las 200.000 familias inmersas en procedimientos de ejecución hipotecaria (según datos del CGPJ) y otras 300.000 que están al límite de sus capacidades, sino que no contempla reformas de fondo ante una legislación hipotecaria ya reconocida como anticuada, injusta y abusiva por innumerables instituciones españolas y europeas.

La limitación a las costas judiciales (el 5% de la cantidad reclamada) supone 10.000 euros de deuda añadida para una hipoteca de 200.000 euros, lo que sigue resultando abusivo y gravemente perjudicial para los hipotecados.

La banca está detrás

De acuerdo a los intereses de la banca, se sigue intentando legitimar el uso de cláusulas suelo, hipotecas multidivisas y contratos de cobertura de tipos, que han supuesto la ruina para millones de familias y constituyen prácticas, condiciones y contratos abusivos.

Ante esta situación, ADICAE considera que la orientación de un debate centrado en la denominada "dación en pago" se ha terminado convirtiendo en un obstáculo al adecuado desarrollo de la proposición de ley. Por eso, se dirigirá a todos los senadores de todos los grupos políticos para instarles a incorporar al texto que remitirá el Congreso toda una serie de enmiendas y mejoras que permitan que la norma final suponga avances de calado y responda con eficacia a los graves problemas existentes.

Artículos relacionados