Las bolsas esperan noticias de Chipre

Las bolsas eu­ro­peas abren sin un signo de­fi­nido y los in­ver­sores pa­rece estar so­pe­sando si darle más peso a la preo­cu­pa­ción por Chipre o si ce­le­bran los pró­ximos es­tí­mulos mo­ne­ta­rios en Japón y los buenos datos ma­nu­fac­tu­reros de China. Este jueves las au­to­ri­dades chi­priotas po­drían in­tentar nue­va­mente ela­borar ese "plan B" que evi­taría la quiebra del país, mien­tras los bancos se­guirán ce­rrados al menos hasta el martes que viene. También habrá reunión en Italia, donde los lí­deres de los prin­ci­pales par­tidos tra­tarán de avanzar en las ne­go­cia­ciones para la for­ma­ción del Gobierno. El Ibex se apunta a las dudas y co­tiza entre los nú­meros verdes y los ro­jos.

Julián Lirola, Self Bank.- Tras tres días de nú­meros ro­jos, los mer­cados eu­ro­peos re­bo­taban tí­mi­da­mente este miér­coles (0,6% de me­dia) en una se­sión donde el prin­cipal foco de aten­ción ha vuelto a ser la si­tua­ción de Chipre. Por el mo­mento nada está de­ci­dido to­davía des­pués del "no" de su Parlamento a la quita para los aho­rra­do­res, me­dida que acerca los fan­tasmas de una po­sible quiebra y sa­lida del euro, ya que esta con­di­ción es im­pres­cin­dible para ac­ceder al pa­quete de res­cate de la UE. Aunque este es­ce­nario tiene un peso aso­ciado, pen­samos que es más im­pro­bable ya que lo ló­gico sería que fi­nal­mente se op­tara por otras so­lu­ciones menos dra­má­ticas como una fle­xi­bi­li­za­ción de la quita de los pe­queños aho­rra­dores o cargar con im­puestos más altos a los de­pó­sitos que ex­cedan los 100.000 eu­ros, de­jando in­tacto el primer tramo.

Por su lado, la bolsa neoyorquina vuelve a los beneficios, en una jornada en la que los inversores obvian las incertidumbres de Chipre, en la que no se publicaron apenas referencias macroeconómicas y en la que la reunión de la FED acaparó todas las miradas. Tras los sucesivos máximos del Dow Jones, ahora es el S&P el que parece dispuesto a batir sus propias marcas y cerró en 1.558 puntos, a un paso de su mayor nivel histórico.

La reunión de la FED transcurrió sin grandes novedades; se mantienen los tipos de interés en el 0-0,25% y Bernanke insistió en que el empleo aún debería mejorar bastante antes de pensar en retirar los estímulos. Tras el revuelo de la última reunión, en la que algunos miembros opinaron que era el momento de empezar a cambiar la política monetaria, en esta ocasión Bernanke ha sido muy cuidadoso con las palabras elegidas en su discurso, evitando así un nuevo sobresalto en los mercados.

En el plano corporativo europeo, los títulos de H&M podrían ser penalizados durante la sesión tras presentar un beneficio neto en su 1T fiscal por debajo de las estimaciones esperada por el conjunto de analistas.

El Ibex se apunta a las dudas y cotiza a primera hora entre los números verdes y los rojos. Hoy el Tesoro  se enfrenta a su segunda subasta de la semana, siendo el de este jueves un reto mucho más ambicioso, ya que se espera colocar 4.000 Mn€ en bonos a 2, 5 y 10 años. Por el momento, los mercados parecen tranquilos, la prima de riesgo se encuentra en 360 puntos y el bono por debajo del 5%.

Meliá Hotels emitirá 200 Mn€ en bonos, con un interés anual del 3,75%-4,50%, mientras que Iberdrola se ha adjudicado un contrato para la construcción de la central de ciclo combinado de Berlín-Lichterfelde, en Alemania.  El contrato asciende a unos 250 Mn€. Está previsto que las obras de construcción comiencen en febrero de 2014 y finalicen en diciembre de 2016.

La renta variable se toma un respiro en medio de la incertidumbre por Chipre

En cualquier caso, la decisión debe ser tomada con urgencia antes de que se produzca la apertura de los bancos el próximo viernes. Además, parece que la medida no constituirá un precedente que pueda ser aplicable en otros países y se limitará a Chipre, debido al escaso peso de su economía y a los graves problemas de su sistema financiero, aunque es innegable que crea "escalofríos", especialmente  a los depositantes de los países con unos fundamentales más débiles.

 A nivel macroeconómico, el Banco Central Europeo (BCE) ha publicado la balanza por cuenta corriente de la eurozona de enero que ha dejado un buen sabor de boca alcanzando un superávit de 14.800 Mn€, un 229 % más que en el mismo mes de 2012. Además, también se conocía un repunte de una décima en el dato de confianza avanzado de la región durante el mes de marzo (-23,5). 

Al cierre de los mercados, el CAC se ha notado un 1,43% mientras que el DAX ha subido un 0,68%. La bolsa de Milán ha registrado la mayor subida de los índices europeos (+2,20%). El FTSE 100 ha sido la única bolsa que cerraba  en negativo, después de conocerse que su ministro del Tesoro británico, George Osborne, ha reconocido las dificultades que atraviesa la economía recortando a la mitad la previsión de crecimiento para el 2013 desde el 1,2% hasta el 0,6%.

En España, el Ibex se anotaba un 1,15% impulsado por los más bajistas de la sesión ayer, que han remontado hoy con más fuerza. Así, las constructoras y el sector bancario han liderado las ganancias con Popular y BBVA apuntándose un 2,96% y un 2,37% respectivamente. Sacyr ha cerrado un 3,95% arriba al adjudicarse dos contratos en Mozambique por valor de 177 millones de euros.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del tipo a 10 años ha vuelto a descender por debajo de la cota del 5%, finalizando en el 4,97% . Por su parte la prima de riesgo finalizaba la sesión en 358 puntos básicos.

Por último, estaremos pendientes del desenlace en EE.UU. de las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal, que nos servirá para conocer el grado de discrepancias dentro del seno del Comité sobre la continuación de las políticas monetarias expansivas.

Artículos relacionados