EL MONITOR DEL DÍA

Venezuela desaprovecha un sector con potencial para ser pulmón económico

Latinoamérica: Panamá, líder en competitividad turística

El WEF elogia el salto del país, que supera a México, Costa Rica y Brasil, las otras tres potencias regionales

Informe sobre la Competitividad en Viajes y Turismo 2013
Informe sobre la Competitividad en Viajes y Turismo 2013

Latinoamérica ha realizado importantes progresos en los últimos meses para consolidar su industria turística, amparada en sus enormes recursos naturales e históricos y apoyada por inversiones extranjeras procedentes de países con gran experiencia y tradición en ese sector económico, como España. Pero a la región le resta aún mucho por hacer en una actividad llamada a convertirse en motor económico en varios de sus países. Según el último Informe sobre la Competitividad en Viajes y Turismo 2013 del World Economic Forum (WEF), ningún país latinoamericano se sitúa entre los 30 primeros de la clasificación mundial, en la que sí entran tres países del Nuevo Mundo: EEUU (sexto puesto mundial), Canadá (octavo) y Barbados (27). En Latinoamérica, Panamá (que registra un salto espectacular), México, Costa Rica y Brasil emergen como los destinos más competitivos en turismo y más atractivos, por tanto, para las pujantes empresas españolas del ramo.

El in­forme, pu­bli­cado este año bajo el lema Reduciendo las Barreras al Crecimiento Económico y a la Creación de Empleo, muestra que Latinoamérica tiene aún grandes desafíos por de­lante para con­vertir a sus países en po­ten­cias tu­rís­ticas y que la re­gión pre­cisa mayor in­ver­sión, una fun­da­mental me­jora de sus in­fra­es­truc­turas via­les, ae­ro­por­tua­rias, por­tua­rias y de equi­pa­miento y una mayor for­ma­ción e im­por­ta­ción de know how para bri­llar en un sector lla­mado a con­ver­tirse en uno de los pul­mones eco­nó­micos y de ge­ne­ra­ción de em­pleo de buena parte de la re­gión.

Panamá, en el puesto 37 a nivel in­ter­na­cio­nal, México (44), Costa Rica (47), Brasil (51), Chile (56) y Uruguay (61) des­tacan como las na­ciones más com­pe­ti­tivas en ac­ti­vidad tu­rís­tica, con me­jo­rías en re­gu­la­ción, clima em­pre­sa­rial y en va­lo­ra­ción de sus re­cursos hu­manos y na­tu­ra­les, mien­tras que Bolivia, Venezuela y Paraguay ocupan el furgón del cola y lo hacen tanto en el as­pecto re­gu­la­to­rio, como en los de en­torno de ne­go­cios, in­fra­es­truc­tura y re­cursos y sos­te­ni­bi­li­dad.

A nivel mun­dial, Suiza, Alemania y Austria des­tacan a la van­guardia en com­pe­ti­ti­vidad en el sector de viajes y tu­rismo, por de­lante de España, Reino Unido, EEUU, Francia, Canadá, Suecia y Singapur, que com­pletan el top diez de la cla­si­fi­ca­ción del WEF. En el nuevo ran­king, Francia cede cuatro lu­ga­res, pa­sando de ter­cera en 2011 a sép­tima, en tanto que España sube de oc­tava a cuarta po­si­ción.

En la lista de alumnos aven­ta­jados que han re­gis­trado en los úl­timos tiempos ma­yores me­joras en com­pe­ti­ti­vidad tu­rís­tica se sitúa Panamá, que pasa del puesto 56 al 37 e in­cre­menta la per­cep­ción po­si­tiva tanto en re­gu­la­ción de la ac­ti­vidad como en en­torno em­pre­sa­rial e in­fra­es­truc­tura bá­sica, según un in­forme que des­taca el po­ten­cial del sector de viajes y tu­rismo en el fo­mento y for­ta­le­ci­miento de la eco­nomía y la ge­ne­ra­ción de em­pleo. Y que alerta, al mismo tiempo, de que la sos­te­ni­bi­lidad am­biental con­tinúa siendo gran mo­tivo de in­quietud para el fu­turo, no­ta­ble­mente en re­giones como la la­ti­noa­me­ri­cana, donde al­gunos sec­tores en auge como la in­dus­tria ex­trac­tiva mi­nera (Perú, Bolivia, Ecuador, Brasil) chocan fron­tal­mente con el cui­dado y pre­ser­va­ción de zonas eco­ló­gicas claves tanto en su as­pecto de con­ser­va­ción como de ex­plo­ta­ción para el tu­rismo.

Un sector lla­mado a ser clave eco­nó­mi­ca

Panamá, con­ver­tido en el país más com­pe­ti­tivo en viajes y tu­rismo de la re­gión y en cuarto de toda América, ha lo­grado sacar par­tido de su enorme ri­queza na­tural y bio­di­ver­si­dad, im­pul­sando de forma de­ci­dida la pro­tec­ción de áreas na­tu­rales a imagen de lo que lleva ha­ciendo mu­chos años Costa Rica, el number one en tu­rismo eco­ló­gico del área. La pro­mo­ción que ha re­gis­trado el país obe­dece prin­ci­pal­mente a las me­joras en in­fra­es­truc­tura, es­pe­cial­mente en ca­pa­cidad ho­te­lera, ca­lidad del trans­porte te­rrestre y op­ti­mi­za­ción de puertos según el WEF, que de­tecta aún una si­tua­ción poco ha­la­güeña en se­gu­ridad y re­cursos hu­manos en el país.

México ocupa la se­gunda plaza re­gional y se man­tiene en el puesto 44 a nivel mun­dial apo­yado tanto en sus re­cursos na­tu­rales (zonas de playa y costa, en­tornos de gran bio­di­ver­si­dad) como en el atrac­tivo de sus im­por­tantes lu­gares his­tó­ricos y ar­queo­ló­gi­cos. México se sitúa en el puesto 21 mun­dial en cuanto a re­cursos cul­tu­ra­les, con 34 lu­gares ca­li­fi­cados como Patrimonio de la Humanidad, y una in­dus­tria tu­rís­tica tre­men­da­mente crea­tiva, según el in­forme, que des­taca que las au­to­ri­dades az­tecas han dado prio­ridad a este sector de la ac­ti­vidad e im­pul­sado efi­caces cam­pañas de pro­mo­ción a nivel mun­dial. No obs­tante, la mala ca­lidad de las in­fra­es­truc­tu­ras, la in­se­gu­ridad y un marco re­gu­la­torio que se ubica entre los menos atrac­tivos del área, em­pañan el éxito del sector tu­rís­tico me­xi­cano.

Costa Rica, ter­cera po­tencia la­ti­noa­me­ri­cana, con­tinúa ofre­ciendo un ex­ce­lente pa­no­rama de re­cursos na­tu­rales y de am­plios es­pa­cios na­tu­rales pro­te­gidos (séptima po­si­ción mun­dial), base de su pu­jante tu­rismo eco­ló­gico, con va­rios lu­gares re­co­no­cidos como Patrimonio de la Humanidad, es­pe­cial­mente zonas de gran di­ver­sidad de flora y fauna que atraen cada año a de­cenas de miles de via­je­ros. La im­por­tancia que el país otorga a su in­dus­tria tu­rís­tica se plasma en el lugar que ocupa a nivel in­ter­na­cional el país (pionero en eco­tu­rismo en el área) en cuanto a sos­te­ni­bi­lidad me­dioam­bien­tal: el 26. Entre las de­bi­li­dades de una na­ción que tiene una in­dus­tria al­ta­mente desa­rro­llada y un buen equi­pa­miento ho­te­lero, fi­guran la sa­nidad y una me­jo­rable red de in­fra­es­truc­tu­ras.

Brasil cuarto en la cla­si­fi­ca­ción la­ti­noa­me­ri­cana, ha im­pul­sado no­ta­ble­mente su in­dus­tria tu­rís­tica con vistas a los dos grandes acon­te­ci­mientos de­por­tivos in­ter­na­cio­nales que al­ber­gará en 2014 y 2016, el Mundial de Fútbol y las Olimpiadas de ve­rano. Líder mun­dial en re­cursos na­tu­rales (dispone de la mayor ri­queza en fauna y flora del Planeta) y en el puesto 23 en cuanto a re­cursos cul­tu­ra­les, el país ha me­jo­rado sus in­fra­es­truc­tu­ras, si bien su enorme ta­maño hace que estas me­jo­ras, con­cen­tradas en de­ter­mi­nados pun­tos, sean in­su­fi­cien­tes.

El WEF elogia el im­pulso en sos­te­ni­bi­li­dad, pero alerta de que la se­gu­ridad y la sa­ni­dad, pese a los avan­ces, si­guen siendo los puntos dé­bi­les, junto a un trans­porte te­rrestre y fe­rro­viario poco desa­rro­llado y una atá­vica falta de com­pe­ti­ti­vidad en pre­cios mo­ti­vada por las altas ta­rifas e im­puestos que gravan trans­porte y ac­ti­vidad tu­rís­tica. El WEF cen­sura asi­mismo, que el re­lan­za­miento del sector no se cuente entre las prio­ri­dades de la Administración de Dilma Rousseff y cri­tica que al­gunas de ac­ti­vi­dades estén muy ce­rradas a la com­pe­ten­cia.

El mejor marco re­gu­la­to­rio, el chi­le­no

Chile, con un marco re­gu­la­torio muy fa­vo­rable a los ne­go­cios, una só­lida base de re­cursos hu­manos y un ex­ce­lente clima de ne­go­cios, se ubica en quinta po­si­ción en la re­gión y es uno de los países más elo­giados en la tarea de pro­mo­ción de su ri­queza cul­tural y na­tural (tiene seis lu­gares ca­li­fi­cados de Patrimonio de la Humanidad, entre ellos la isla de Pascua). El in­forme des­taca el im­por­tante apoyo que la ac­ti­vidad tu­rís­tica re­cibe gra­cias a re­gu­la­ciones óp­timas y poco res­tric­tivas con la in­ver­sión ex­tran­jera, así como la buena ca­lidad de las in­fra­es­truc­turas (puesto 49 a nivel glo­bal). No obs­tante, se juzga que aún man­tiene costes ele­vados para el inicio de nuevos ne­go­cios.

Sólo un puesto más abajo, Uruguay ha for­ta­le­cido en los úl­timos meses su red re­gu­la­toria para fa­ci­litar la ac­ti­vidad em­pre­sa­rial tu­rís­tica (31 a nivel mun­dial), aunque aún afronta im­por­tantes restos en clima de ne­go­cios y re­cursos hu­manos y ca­pa­ci­ta­ción.

Séptima en la re­gión, Argentina cae un puesto a nivel glo­bal, al 61, a pesar de ser uno de los países con ma­yores re­cursos na­tu­rales (20), de­bido a la per­sis­tencia de pro­blemas en el trans­porte, es­pe­cial­mente en lo re­fe­rente a la ca­lidad del trán­sito aéreo y te­rres­tre. El marco re­gu­la­torio dista de ser óp­timo: mien­tras que en al­gunos ca­pí­tu­los, como el de ser­vi­cios aé­reos, el país ha re­gis­trado una aper­tura, man­tiene im­por­tantes res­tric­ciones en ma­teria de in­ver­sión que no animan a las em­presas a desa­rro­llar la ac­ti­vi­dad. Las re­gu­la­ciones am­bien­tales si­guen siendo tam­bién in­su­fi­cien­tes, según el WEF.

Perú puede y debe me­jo­rar

Inmediatamente des­pués del país aus­tral, Perú ocupa un puesto 73 a nivel mun­dial en com­pe­ti­ti­vidad en viajes y tu­rismo que dista de estar acorde con los re­cursos cul­tu­rales (el en­clave de Machu Picchu es uno de los lu­gares más vi­si­tados de la re­gión por el tu­ris­mo), con el tercer lugar pla­ne­tario que man­tiene por ri­queza de fauna y flora, y con el cre­ci­miento con­tinuo del nú­mero de vi­si­tantes que ha sos­te­nido in­cluso en la etapa más dura de la re­ce­sión in­ter­na­cio­nal.

De la mano del im­pulso a la marca Perú, la in­dus­tria ha re­gis­trado una enorme pro­mo­ción en los úl­timos tiem­pos, unida a me­joras en el marco re­gu­la­to­rio, pero la in­se­gu­ridad y unas dé­biles con­di­ciones sa­ni­ta­rias las­tran la com­pe­ti­ti­vidad en tu­rismo, una ac­ti­vidad que el Gobierno Humala quiere im­pulsar como pilar del cre­ci­miento. El WEF de­tecta una de­gra­da­ción en la in­fra­es­truc­tura de trans­porte y cri­tica la pér­dida de com­pe­ti­ti­vidad en pre­cios de­bido al em­peño de aplicar altos im­puestos es­pe­cí­ficos al tu­rismo.

Ecuador, no­veno en la re­gión, pre­senta un marco re­gu­la­torio que des­alienta la in­ver­sión en ac­ti­vidad tu­rís­tica, así como un grave dé­ficit en in­fra­es­truc­turas y, como Perú, una cre­ciente co­li­sión entre el em­peño de con­servar zonas na­tu­rales e im­pulsar el tu­rismo eco­ló­gico como fu­turo motor de la ex­pan­sión y los in­tereses de la pu­jante in­dus­tria mi­nera. Clima de ne­go­cios y unos re­cursos hu­manos poco ca­pa­ci­tados las­tran tam­bién a un país que tiene en las islas Galápagos uno de los en­claves más vi­si­tados del con­ti­nente.

Colombia, por de­trás de Ecuador en la re­gión y en la po­si­ción 84 a nivel in­ter­na­cio­nal, saca poco par­tido a sus re­cursos na­tu­rales y la ac­ti­vidad tu­rís­tica no ha re­gis­trado el mismo im­pulso que otras ac­ti­vi­dades eco­nó­mi­cas, pese a no­ta­bles me­joras en los úl­timos meses para pro­mover sus re­cursos cul­tu­rales y eco­ló­gi­cos. Ocupa un puesto bajo (97 mun­dial) en sos­te­ni­bi­li­dad, si bien en clima de ne­go­cios y re­gu­la­ción ha ano­tado im­por­tantes pro­gre­sos. Las in­fra­es­truc­turas con­ti­núan siendo el talón de Aquiles, al igual que la se­gu­ridad y la sa­ni­dad, si bien el país, que tiene en Cartagena de Indias uno de sus pi­lares tu­rís­ti­cos, ha lo­grado me­jorar la per­cep­ción in­ter­na­cional como des­tino de viaje.

En un­dé­cima po­si­ción República Dominicana, con una ac­ti­vidad ba­sada en el tu­rismo de mar y playa y en el mo­delo todo in­cluido im­pul­sado por las ca­denas es­paño­las, ocupa la po­si­ción 86 a nivel mun­dial y el WEF re­co­mienda me­joras tanto en re­gu­la­ción como en aper­tura em­pre­sa­rial. Tras el país se si­túan, por este or­den, Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, en los que la ac­ti­vidad tu­rís­tica co­mienza a ser con­tem­plada como pa­lanca para el cre­ci­miento, pero donde dé­ficit de in­fra­es­truc­tu­ras, trans­porte y co­mu­ni­ca­cio­nes, así como unos marcos re­gu­la­to­rios inade­cuados y poco pro­pi­cios para es­ti­mular la in­ver­sión obs­ta­cu­lizan el pro­greso del sec­tor.

Finalmente Bolivia (puesto 110 a nivel mun­dial), Venezuela (113) y Paraguay (115) cie­rran la lista, ad­ju­di­cán­dose la ca­li­fi­ca­ción de países menos com­pe­ti­tivos de la re­gión en viajes y tu­rismo. Venezuela cons­ti­tuye el caso más san­grante, ha­bida cuenta de sus fa­bu­losos re­cursos na­tu­rales (puesto 24 a nivel mun­dial), ca­paces por sí solos de fa­ci­litar que el país se con­vierta en po­tencia tu­rís­tica in­ter­na­cio­nal. Sin em­bargo, un marco re­gu­la­torio poco pro­picio para la in­ver­sión pri­vada, po­lí­ticas poco ami­ga­bles con los ne­go­cios y una cre­ciente in­se­gu­ridad se unen a la es­casa prio­ridad que el Gobierno viene con­ce­diendo al tu­rismo como pulmón de la eco­nomía y a la baja ca­lidad de las in­fra­es­truc­turas y cons­ti­tuyen los grandes hán­di­caps que pos­tergan un seg­mento que po­dría ser tan pun­tero para la eco­nomía na­cional como los hi­dro­car­bu­ros.

Artículos relacionados