BANCA EXTRANJERA

Banco Espírito Santo: un centenar de oficinas, su tamaño idóneo en España

Su director general admite interés en el Banco Gallego, aunque apuesta por el crecimiento orgánico

Pedro J. Escudero, BES España
Pedro J. Escudero, BES España

Banco Espírito Santo (BES) quiere cumplir con su objetivo de convertirse en un banco del mercado ibérico y para ello considera que, en plena reestructuración de la banca española, su tamaño idóneo en España estaría entre 75 y un centenar de sucursales. Para ello, no descarta estudiar las posibles oportunidades de compra que surjan en las próximas semanas, como la anunciada del Banco Gallego y que encajaría a la perfección en sus planes, tanto por territorio como por tamaño, según reconoce su director general Pedro J. Escudero.

Tras el fa­llido in­tento de compra de al­guna redes de cajas de aho­rros, y a la es­pera de opor­tu­ni­da­des, el foco está en la aper­tura propia de ofi­ci­nas, hasta una de­cena a medio plazo. Mientras tanto, y ante la ad­ver­tencia del Banco de España a las en­ti­dades por los ex­tra­tipos de los de­pó­si­tos, BES adecua desde este viernes su oferta con un de­pó­sito a 12 meses al 3,50% TAE. Sus pro­ductos a seis meses y a tres años ofrecen in­cluso una re­tri­bu­ción me­nor, ya lejos del 4%. Según Escudero, el banco no busca li­quidez con esta es­tra­te­gia, sino clien­tes.

Banco Espírito Santo (BES) está dis­puesto a plantar ba­talla en el mer­cado fi­nan­ciero es­pañol, al que con­si­deran parte de sí mismos ya que su ob­je­tivo es con­ver­tirse en una en­tidad fi­nan­ciera ibé­rica de re­fe­ren­cia. Para ello, su di­rector ge­neral en España, Pedro J. Escudero, cifra en un má­ximo de 100 ofi­cinas el ta­maño idóneo de su red. "Con la re­duc­ción de la ca­pa­cidad ins­ta­lada en todo el sec­tor, ese nú­mero sería el ade­cuado, lejos de las 500 o 600 su­cur­sales que se ma­ne­jaban años atrás para ser com­pe­ti­ti­vo".

Para al­canzar ese ob­je­tivo, Escudero no des­carta es­tu­diar las po­si­bles ventas o subastas que puedan pro­du­cirse en las pró­ximas se­manas o me­ses. En con­creto, el má­ximo res­pon­sable del banco luso en España re­co­noce bas­tante in­terés por Banco Gallego, en manos del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB) tras la re­ciente am­plia­ción de ca­pital apro­bada esta misma se­mana.

No obs­tante, los res­pon­sa­bles del BES tienen su propio plan de cre­ci­miento or­gá­nico, con la casi in­mi­nente aper­tura de cinco nuevas ofi­ci­nas, hasta sumar una red de 30, y la aper­tura de una de­cena más a medio plazo. Pedro J. Escudero re­co­noce que hay al­gunas ca­pi­tales o zonas geo­grá­ficas en las que el BES tiene in­ten­ción de crecer y que el ta­maño al­can­zado en al­gunas grandes ciu­da­des, como Madrid, está por de­bajo de lo que con­si­deran ne­ce­sa­rio.

Según su vi­sión, más allá de la po­si­bi­lidad de una compra o una aper­tura lo im­por­tante en su tipo de ne­go­cio, di­ri­gido a rentas al­tas, es la po­si­bi­lidad de crea­ción de equipos de pro­fe­sio­nales para la cap­ta­ción de clien­tes. De he­cho, Escudero ha des­ta­cado cómo han lo­grado fi­char en los úl­timos meses pro­fe­sio­nales pro­ce­dentes de en­ti­dades como Bankia o Barclays.

Menos agre­si­vos

Banco Espírito Santo se ha ca­rac­te­ri­zado en los úl­timos tres años en ser una de las en­ti­dades más agre­sivas en la de­no­mi­nada guerra del pa­sivo, aunque las ac­tuales cir­cuns­tancia en el mer­cado es­pañol les in­vita a ser menos agre­si­vos. Aunque no han te­nido no­ti­fi­ca­ción al­guna por parte del Banco de España, ya que están su­per­vi­sados por el banco cen­tral de Portugal que tam­bién im­pone duras con­di­ciones que pe­na­lizan los fondos pro­pios, el BES ha de­ci­dido re­ducir los ex­tra­tipos de al­gunos de sus prin­ci­pales de­pó­si­tos.

En con­creto, desde este viernes su de­pó­sito a 12 meses ofrece un 3,50% TAE, para un im­porte mí­nimo de 25.000 euros y un má­ximo de dos mi­llo­nes. De igual ma­nera, el de­pó­sito a seis meses tendrá una re­mu­ne­ra­ción del 3% y el de más largo plazo, a tres años y con ven­tanas de li­quidez anua­les, ofrece un 3,25% TAE.

Pedro J. Escudero jus­ti­fica sus agre­siva es­tra­tegia en la guerra del pa­sivo, que ha ve­nido "para que­darse" según sus pro­pias pa­la­bras, más en la in­ten­ción de captar clientes que en una ne­ce­sidad de li­qui­dez. De he­cho, el grupo fi­nan­ciero por­tu­gués de­vol­verá al BCE las in­yec­ciones re­ci­bidas hace algo más de un año, como han co­men­zado a hacer ya la ma­yoría de los bancos es­paño­les.

El di­rector ge­neral de BES en España tam­bién ha re­cor­dado que su en­tidad tam­bién tiene in­ten­ción de crecer en otros seg­mentos de ne­go­cio, como son cré­ditos (en el que es­peran crecer un 10% en el mer­cado es­pañol) o ges­tión de pa­tri­mo­nios, aunque el gancho por el mo­mento se man­tiene en de­pó­sitos con ex­tra­tipos para atraer nuevos clien­tes.

Artículos relacionados