EL MONITOR DEL DÍA

Construcción: la inversión seguirá en descenso hasta 2016

Pese al op­ti­mismo del Gobierno, las pre­vi­siones de la UE son agri­dulces y dentro del pe­lotón de peores pers­pec­tivas

Cementera
Cementera

La UE acaba de pro­nos­ticar que, des­pués de la caída de su eco­nomía de­tec­tada en el primer tri­mestre de este año y de la vuelta al cre­ci­miento del con­junto co­mu­ni­tario du­rante el se­gundo tri­mes­tre, al­can­zará a fi­nales del año en curso el equi­li­brio, con un cre­ci­miento anual del 0% del PIB total y del 0,4% en la zona euro. Sin em­bargo, para España, estas pre­vi­siones apuntan una caída del PIB del -1,3% (la in­ver­sión caerá un -6,6%), aunque con cierto im­pulso po­si­tivo en los úl­timos meses del año. Según las pre­vi­siones de otoño de la Comisión Europea la ac­ti­vidad eco­nó­mica en España en 2014 vol­verá a crecer mo­de­ra­da­mente hasta un +0,5% pero per­sis­tirá el re­tro­ceso de la in­ver­sión (-2,4% y dentro de ese por­cen­taje, una caída del -5,5% en in­ver­sión re­si­den­cial y del -2,6% en el resto de cons­truc­ción que in­cluye a la obra pú­bli­ca).

La evolución de la inversión en construcción en la UE que presentan estas previsiones comunitarias es agridulce. Desde una caída global del -0,4% detectada en 2012, calcula que este año de frenará algo este retroceso si bien permanecerá en negativo (-3,4%), para recuperar la senda del crecimiento en 2014 (1,3%) y 2015 (2,5%). Para España prevén que después de las intensas caídas de la inversión en construcción habidas en 2011 (-10,8%), 2012 (-9,7%) y este año 2013 (-10,5%), se moderará algo en 2014 y 2015, aunque seguirá en retroceso (-5,8 y -0,9% respectivamente).

El panorama para España, pues, está dentro del pelotón de los países con peor perspectiva puesto que para 2014 la UE solo prevé evolución negativa en este ámbito para Chipre (-11,2%), Eslovenia (-4,4%), Portugal (-1,6%) y Estonia (-0,6%). Y para 2015 solo para España mientras que el resto de países comunitarios tendrían ya crecimiento neto de esta inversión en construcción.

Datos de inversión

Respecto al pasado año 2012 este documento comunitario presenta datos de inversión en construcción en términos absolutos (millones de euros) por países. Las mayores inversiones se contabilizan en Alemania con 266.000 millones de euros invertidos (20,1% del total comunitario), seguida de Francia (254.000 millones, el 19,2%), Reino Unido (169.000 millones, 12,7%), Italia (150.000 millones, 11,3%) y España con 119.000 millones (8,9% del total) y que desciende un puesto en este ranking por segundo año consecutivo. Es significativo además que el país líder, Alemania, dedica un porcentaje superior de su inversión total a vivienda (58%, que incluye sobre todo rehabilitación) que al resto de construcción, así como Italia, Bélgica, Dinamarca, Finlandia y Grecia. Sin embargo España dedica solo un 45% de su inversión en construcción a vivienda y rehabilitación, porcentaje que, aunque superior al detectado en los años de bonanza, sigue siendo insuficiente.

En 2013 todavía será un año negro para la construcción en el conjunto de la UE. Todos los países verán disminuir sus respectivas inversiones en construcción en relación con la habida el año anterior menos Austria. Frente a una media de caída del -3,4% en el conjunto de la UE-15, estarán por encima de esa media en zona negativa Portugal (-14,8%), España (-10,5%), Grecia (-10%), Países Bajos (-8,4%), Polonia (-6,7%), Italia y República Checa (-6,2% cada uno) y Eslovaquia (-4,5%). Por debajo de la media estarán los retrocesos de Bélgica y Rumanía (un poco por encima del -3%), seguidos de Francia (-2,6%) y el resto de países, con la mencionada excepción de Austria (+0,4%).

La previsión para 2014 da un vuelco prácticamente total, ya que solo en cuatro países se produciría pérdidas de inversión en construcción (Francia (-0,8%), República Checa (-1%), Portugal (-1,6%) y España, tristemente el farolillo rojo con una caída del -5,8% sobre lo ya reducido de este año. En el resto de países volverá a crecer esta inversión en construcción, estando por encima del 4% Dinamarca, Reino Unido, Alemania y Suecia, seguidas de Hungría, Polonia, Rumanía Grecia Eslovaquia, Luxemburgo, Austria y Bulgaria, todas ellas por encima de la media de la UE-15 (+1,3%) y seguidas por debajo de esa media pero también en positivo, por Italia, Irlanda, Bélgica, Finlandia y Países Bajos.

Vuelta al crecimiento

El año 2015 será, según estas previsiones, el de la vuelta al crecimiento de todos los países de la UE en inversiones en construcción. Menos España, que caerá de nuevo hasta casi el -1%, en claro contraste con otros países que han atravesado o atraviesan todavía dificultades en sus respectivas economías, como es el caso de Grecia, que ese año crecería en estas inversiones un 9,9%. Es claro que la caída de inversión en construcción en España no volverá en muchos años a ser significativa dentro del conjunto de la economía nacional, ni en la parte privada, ni sobre todo en la pública, cuya drástica reducción ha sido y está siendo una decisión política determinante.

En relación con el empleo la UE detecta en estas previsiones que su destrucción en España será apreciable aún a finales de 2013 (-3,6%) y continuará en 2014, aunque con menor intensidad (-0,7%). Esta previsión es congruente con los datos nacionales de afiliación a la Seguridad Social en este sector de la construcción correspondientes al mes de noviembre de este año, que continúan mostrando leve crecimiento por tercer mes consecutivo. La afiliación en el sector constructor al Régimen General creció un +0,1%, tras el +0,6% de septiembre y el +0,4% de octubre, en relación con el mes respectivo del año anterior, alcanzando los 635.565 trabajadores afiliados. Sin embargo en relación con noviembre de 2012 se apuntó una caída del -9,5%, todavía importante.

El menor descenso interanual reflejado en noviembre puede apuntar a que se está tocando suelo o a que este suelo está ya muy cercano, siempre con la cautela que provoca la dependencia de gran parte de la actividad de variables políticas y económicas, como son la inversión pública en los próximos años, la reactivación de la rehabilitación, el repunte del crédito a empresas y familias o el inicio de una mínima actividad inmobiliaria de nueva construcción. En cuanto a los autónomos de la construcción se mantienen en noviembre prácticamente las mismas cifras de afiliados de septiembre y octubre de este año. Descendieron un -0,1%, quedando en 353.533 afiliados, 270 menos que el mes anterior. En términos interanuales persiste la tendencia negativa invariable desde primeros de año, si bien se va reduciendo mes a mes, desde el -7,7% de enero pasado al -4% en noviembre.

 

Artículos relacionados