EL MONITOR DEL DÍA

Construcción: homologar la seguridad con la UE

El sector ne­ce­sita mi­me­tizar ha­bi­li­dades para hacer lo que más ne­ce­sita: salir fuera

Seguridad y salud en Construcción
Seguridad y salud en Construcción

La in­ter­na­cio­na­li­za­ción está siendo una sa­lida no solo para las grandes em­presas -entre las que des­tacan las co­ti­za­das, en cuyos re­sul­tados tri­mes­trales re­cien­te­mente pre­sen­tados se per­cibe con cla­ridad el im­por­tante y cre­ciente peso de su ac­ti­vidad en el ex­te­rior- sino tam­bién para una sin­gular can­tidad de otras em­pre­sas, en su ma­yoría es­pe­cia­li­za­das. A pesar de la sin­gular com­pe­tencia exis­tente, al­gunas em­presas es­pañolas me­dianas y pe­queñas están in­ten­tando, hasta ahora con bas­tante éxito, com­petir fuera para re­cu­perar e in­cluso sus­ti­tuir la pro­duc­ción que en España es im­po­sible al­canzar a causa de los efectos de la crisis sobre el sec­tor. Salir fuera está siendo una de las as­pi­ra­ciones es­tra­té­gicas de mul­titud de em­presas es­pe­cia­li­zadas en téc­nicas cons­truc­ti­vas, en pro­ce­di­mientos o en ofi­cios, lo que con­lleva, en primer lugar y además de su­perar los con­di­cio­na­mientos ge­ne­rales de com­pe­ti­ti­vi­dad, co­nocer y cum­plir las dis­tintas nor­ma­tivas na­cio­nales según sea el país al que se quiere ac­ce­der. Y en se­gundo lu­gar, estar do­tado de cuantas cer­ti­fi­ca­ciones sean exi­gi­bles en los países donde se desea com­pe­tir.

Mayores exigencias

Esta cuestión atañe actualmente y de manera cada vez más exigente, a la seguridad en el trabajo y por ello, a la prevención de los riesgos laborales inherentes a la actividad. Prácticamente todos los países de nuestro entorno han entendido ya que estas cuestiones deben ser objetivos prioritarios de la gestión empresarial y que las condiciones de trabajo en este sector exigen un enfoque predominantemente preventivo, que garantice una progresiva disminución de las respectivas tasas de siniestralidad laboral. En países como Alemania, Francia u Holanda se exige cada vez más un estándar de seguridad y respeto medioambiental a las actividades de construcción, tanto a las empresas como éstas a sus trabajadores para poder contratarles. Esta exigencia se extiende a los sectores energético e industrial, en los que algunas empresas españolas de diferente tamaño tienen hace tiempo intereses y actividad en otros países.

Uno de los certificados que más se exigen, y sin el cual es imposible trabajar en la mayoría de los países de la UE, pertenece a este ámbito de la seguridad en el trabajo. El VCA (siglas que en holandés corresponden a Lista de Seguridad, Salud y Medio Ambiente para Contratistas) es un certificado similar a OSHAS 18001 y a los ISO 9001 y 14001 actuales. Ya se exige en actividades como la construcción y en los sectores industriales y energéticos en Bélgica, Holanda, Alemania, Austria, Suiza, Francia y Luxemburgo.

Aparte de la obligatoriedad de estar dotado de este certificado VCA en algunos países donde operan ya empresas españolas, acredita que se cumplen una serie de requisitos y criterios en seguridad, salud laboral y medio ambiente. En estos países estar acreditado en VCA facilita enormemente la contratación, puesto que los clientes públicos y privados exigen esta certificación a los trabajadores de sus subcontratas para que éstas puedan acceder a la realización de proyectos en los ámbitos señalados.

Entre las actividades donde más se exige esta certificación, en los países antes mencionados, están las de construcción e ingeniería civil, control de procesos (suministro de energía, aire acondicionado, suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación), industrias extractivas, sectores químico y petroquímico y aislamientos, andamios, conservación, transporte y pintura.


Mucho trabajo

Tanto las empresas que ya trabajan en cualquiera de estos países de la UE, como aquellas que tengan previsto intentarlo en el futuro -y sobre todo los trabajadores interesados en encontrar trabajo en el exterior- deben considerar la obtención de este certificado como un objetivo prioritario, ya que hoy no es posible contratar ni ser contratado sin disponer de este certificado. Uno de los criterios más importantes que deberán cumplir las empresas constructoras que deseen trabajar en esos países para obtener esta certificación es que todos sus trabajadores dispongan del preceptivo diploma VCA.

Para obtener esta certificación VCA por parte de los trabajadores que estén interesados en prestar sus servicios en empresas que ya realicen o intenten realizar, en el ámbito de los países de la UE, actividades tanto de construcción como de mantenimiento, es necesario con carácter previo superar un examen, cuyo contenido y exigencias varían en función del nivel de riesgo existente para la seguridad y salud laborales durante la ejecución de los trabajos. Y para ello necesitan una formación ad hoc.

Hasta ahora los trabajadores tenían que acometer la formación correspondiente y superar el examen consiguiente en el país de destino con las dificultades añadidas del idioma, comprensión de textos, etc. y con la inseguridad de que si no lo superaban, habían de desistir incluso teniendo un precontrato de trabajo. Sin embargo ahora tanto este examen como la formación previa para su superación se pueden hacer ya en España. La Fundación Laboral de la Construcción ha suscrito un convenio con la entidad belga Navb-cnac Constructiv (NAVB), certificadora VCA en ese país, para llevar a cabo en España los exámenes requeridos para obtener el citado diploma, en español.

Oferta formativa

Esta oferta formativa consta de un nivel de Basic Safety (seguridad básica) y pone a disposición de trabajadores y empresas, bajo demanda, la obtención del certificado VCA correspondiente al nivel superior Safety for Operational Supervisors (seguridad para mandos intermedios). Sus objetivos más señalados son los de aprender a reconocer los riesgos específicos inherentes a las tareas a desempeñar y de los equipos de trabajo, conocer a fondo las técnicas preventivas, identificar los riesgos añadidos que se puedan derivar de la interferencia entre distintas actividades en el mismo tajo y fomentar la participación activa de cada trabajador en la aplicación de la prevención en sus respectivos ámbitos de actuación.

La Fundación Laboral de la Construcción impartirá bajo licencia de la NAVB en sus centros territoriales esta formación en la modalidad presencial, que incluye a su finalización una simulación del examen previa a éste, que será en la modalidad de test, prioritariamente en español pero que podría realizarse en otros idiomas si hay número de solicitantes suficientes para ello. Para los participantes que puedan tener dificultades para leer, se abre la posibilidad de que puedan realizar este examen mediante lectura en voz alta por parte del examinador, previa solicitud concreta en su caso. El certificado obtenido tendrá una validez de diez años.

 

Artículos relacionados