Barcelona arrasa y se lleva el 75% de la in­ver­sión, es decir 384 mi­llones y Madrid sólo el 5%, es de­cir, apenas 25 mi­llones

La inversión en hoteles se dispara en España pero se desploma en Madrid y anticipa una larga crisis turística

La ca­pital no entra en los cir­cuitos ex­tran­je­ros, el tu­rismo na­cional está en coma, Barajas no fun­ciona y todo pa­rece fiarse a Eurovegas

Hotel Barcelona Princess
Hotel Barcelona Princess

La in­ver­sión en ho­teles en España se ha dis­pa­rado. En los nueve pri­meros meses del año el di­nero mo­vido por el sec­tor, es­pe­cial­mente en ho­teles de cuatro y cinco es­tre­llas, al­canza los 530 mi­llones de in­ver­sión, el 60% más que el año pa­sado y se es­pera 2013 se cierre con una in­ver­sión no­table de 600 mi­llones e in­cluso su­pe­rior si cul­mina al­guna ope­ra­ción que está siendo co­ci­nada en este mo­mento. Pero dentro de este pa­no­rama que di­buja una clara re­cu­pe­ra­ción y unas ex­pec­ta­tivas in­me­jo­ra­bles en cuanto a la evo­lu­ción es­pe­rable del tu­rismo en España en los pró­ximos años hay una ver­da­dera oveja ne­gra: Madrid.

El dinero margina a la capital de España como destino inversor, confirmando los peores vaticinios sobre la crisis turística que vive la capital y que hace temer una larga travesía del desierto para esta actividad en la villa y corte. La ciudad no acaba de entrar en los circuitos de los tour operadores extranjeros, el turismo nacional está en coma, Barajas no funciona y todo parece fiarse a que el magnate Adelson se decida por cumplir con su compromiso de traer Eurovegas a Madrid.  Y mientras Rajoy decide si deja fumar en ese macrocomplejo, la imagen de Madrid, tras el revolcón de las Olimpiadas, acaba de sufrir un nuevo golpe de imagen con la huelga de basuras, ampliamente destacada por los medios internacionales.

Las cifras elaboradas por la consultora especializada Jones Lang Lasalle hablan por sí solas. En lo que va de año Barcelona se lleva el 75% de la inversión, es decir 384 millones y Madrid sólo el 5%, es decir, apenas 25 millones. Para darse cuenta de lo baja que es esta cifra, basta con señalar que la inversión captada por Valencia y Murcia es muy similar, 20 millones.  El resto del dinero se canaliza preferentemente hacia hoteles de sol y playa de destinos que siguen teniendo mucho tirón y unas expectativas notables: Baleares y Canarias, que captan 107 millones.

Las alarmas en Madrid por la crisis del turismo saltaron hace tiempo pero la falta de interés de ios inversores por tomar posiciones en la capital indica que la crisis es más estructural de lo que podría parecer.

Luis Arsuaga, director general de Hotels and Hospitality Group de Jones Lang LaSalle para España y Portugal explica la hegemonía de Barcelona por el preeminente carácter turístico del negocio hotelero en la ciudad y por la excelente imagen que se ha ido labrando Barcelona en el exterior desde la celebración de las Olimpidas, la cual ahora está pagando réditos.

En el caso de Madrid, no se ha invertido tanto ni de forma tan continuada en promocionar la ciudad en el exterior y además la demanda turística sobre el total no tiene tanto componente exterior como en Barcelona, ronda el 40%, frente al 80% de la Ciudad Condal.

El resultado del atractivo de la capital catalana es que sus precios de venta se están calentando de forma notable y se sitúan entre el 20% y el30% de media por encima de los de Madrid, según detalla el directivo de Jones Lang Lasalle. El mundo confía en Madrid -añade- y hay inversores interesados en hacer operaciones, pero están apretando mucho en los precios.

En cuanto al origen de los fondos que están entrando en el sector hotelero en España, el 62% es inversión extranjera, es decir 33 millones,  y el 38% inversión española. La operación estrella del año en nuestro país ha sido,  la compra del Hotel del W Barcelona, adquirido por el fondo soberano de Qatar.

De cara a 2014 los fondos internacionales tendrán todavía más protagonismo que el que han tenido en el año en curso. Se espera también la presencia de grupos más oportunistas que buscan retornos más altos y podrían optar por comprar portfolios de activos inmobiliarios que incluyan hoteles vacacionales o en ciudades más secundarias.

La inversión turística y más en concreto en hoteles muestra signos de fortaleza a nivel mundial, al igual que siguen creciendo los flujos turísticos.  El volumen de inversión en la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) alcanzó los 8.200 millones de euros en los nueve primeros meses de 2013, lo que supone un incremento del 53% con respecto al mismo periodo de 2012.

Las operaciones por activos individuales representaron el 54% del volumen total, lo que supone un aumento del 13% frente al año pasado. El resto correspondió a una serie de operaciones de cartera que impulsaron la actividad en más de un 160%.

Entre las operaciones por activos individuales, cabe destacar la venta del Hotel Grand Plaza Serviced Apartments en Londres (vendido a la Federal Land Development Authority de Malasia por 116,6 millones de euros), seguida de la operación del First Hotel Amaranten en Estocolmo (cerrada por 114,7 millones de euros) y la del Hotel Eden en Roma a The Dorchester Group (por 105 millones de euros).

 

 

Artículos relacionados