Varios fondos extranjeros, dispuestos a entrar en Aena si el Estado pierde mayoría y gestión

Nadal no ha dado aún el visto bueno para poner en venta el 51% del ca­pital

Aena
Aena

Los mi­nis­te­rios de Fomento, Economía e Industria, los tres mi­nis­te­rios eco­nó­mi­cos, están per­fi­lando los úl­timo flecos para llevar al Consejo de Ministros la pri­va­ti­za­ción de Aena en el mes de no­viem­bre. La ope­ra­ción de­berá re­cibir antes el visto bueno de la Oficina Económica de Moncloa y por tanto, de su jefe de filas Álvaro Nadal, la per­sona ahora mismo en quien más se apoya el pre­si­dente Mariano Rajoy. Nadal está al frente de la Dirección General de Políticas Financieras, Macroeconómicas y Laborales, y todos los temas eco­nó­micos re­le­vantes deben pasar antes por sus ma­nos. Por eso, quien prác­ti­ca­mente tiene la úl­tima pa­labra es Nadal. Será quien de­ter­mi­nará si fi­nal­mente el Estado pierde la ma­yoría y se queda con un 49% del ca­pi­tal.

Fomento, Economía e Industria esperan el OK oficial para llevar la privatización de Aena a Consejo de Ministros

La privatización del operador de la red de aeropuertos es una operación muy importante para el Gobierno porque su éxito será el termómetro que medirá el grado de confianza  que tiene España a nivel internacional. De hecho, se quiere hacer en la primavera de 2014 cuando la economía habrá comenzado a despuntar. Varios fondos extranjeros estarían interesados en entrar en el capital pero siempre y cuando el Estado pierda la mayoría y que las condiciones sean atractivas.

El Gobierno no quiere enfriar el efecto boomerang que la operación Bill Gates en FCC está teniendo a nivel internacional. Muchos fondos internacionales han empezado a perder el miedo por España y comienza a ser un momento idóneo para hacer oficial la operación. Hasta el 15 de diciembre, se estaría en plazo para decidir pero la ministra de Fomento, Ana Pastor, no quiere ajustar tanto los tiempos. La mayoría de los analistas coincide en que la ventana de oportunidad de marzo-mayo es la ideal pero no se debe ir tan ajustado de tiempo. 

La compañía en sí tiene todos sus deberes hechos y sus cuentas a punto para su privatización. Lo que falta ahora es que el Gobierno lo apruebe y diga el cómo y cuándo. Desde el pasado mes de abril, Lazard Asesores Financieros, N+1 el bufete Pérez Llorca  Abogados llevan trabajando en el proceso de venta.

Tal y como adelantó Capitalmadrid, el Ministerio de Fomento está dispuesto a quedarse con un 49% y perder la mayoría. Esta decisión depende del Gobierno y todavía se está deshojando la margarita. Lo que tanto Ana Pastor, como el presidente de Aena, José Manuel Vargas, pretenden, es crear un grupo duro y estable que ofrezca garantías de permanencia al margen de los fondos de inversión que entren. Al fin y al cabo, los fondos lo que quieren siempre es rentabilizar su inversión lo antes posible y hacer caja cuando lo consideren oportuno. Por eso, se quiere que haya socios que, lejos de la especulación pura y dura, apuesten por el futuro de la empresa.

Desde un primer momento, se descartó vender la empresa a trozos porque los inversores habrían acudido a la compra de los aeropuertos rentables pero los otros se los habría tenido que quedar el Estado. Por eso, se decidió que o se privatizan los 46 que integran la red aeroportuaria o todo seguía tal cual.

Actualmente, hay 17 aeropuertos españoles que pierden dinero y cuya rentabilidad es muy complicada. Entre ellos, están el aeropuerto de Huesca, Burgos, Salamanca, Sabadell, que pierden del orden de 40 millones anuales. Otros 15 se encuentran en el nivel medio, y otros siete que son muy rentables como Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca, y Málaga.

Fuentes de la compañía aseguran que, pese a la crisis y a la fuerte competencia que les supone el AVE, la empresa tiene unos ratios muy solventes, con un Ebitda previsto para 2013 de unos 1.600 millones de euros y una generación de caja de 600 millones. Los ingresos comerciales  superarán los 700 millones de euros. En cambio, su gran problema sigue siendo la deuda que tiene, 14.000 millones de euros, de los cuales 12.000 millones son deuda financiera propia y otros 2.000 millones considerados como fondo de maniobra.

Mejores perspectivas

La propia compañía reconoce que las perspectivas para 2104 son bastante buenas y que coinciden con los síntomas de recuperación que están apareciendo. Sus previsiones apuntan a que en el primer cuatrimestre del próximo año la destrucción del tráfico aéreo se habrá detenido y será en el segundo semestres cuando se notará que la gente viaja más en avión. "Comienza a haber señales débiles que apuntan hacia una recuperación", señalan estas mismas fuentes.

Si a eso se une que Iberia soluciona su problema con AIG y que llegue a un acuerdo, la compañía podría servir también de motor para que Madrid-Barajas repunte.  Aena está muy interesada en que Barajas vuelva a tener el protagonismo que ha perdido  frente a Barcelona porque es su mayor fuente de ingresos. Como compañía, están intentando recuperar la cuota que se está llevando el AVE ofreciendo incentivos para atraer más tráfico internacional. Recientemente ha puesto en marcha una campaña de bonificaciones a las empresas que abran nuevas rutas.

En el caso de Madrid, se piensa que el AVE  les está haciendo mucho daño porque en la capital de España confluyen casi todas las líneas de alta velocidad y eso les resta competencia con el avión frente a Barcelona. Ahora bien, consideran que, mientras el ayuntamiento de Barcelona se gasta anualmente entre 40 y 50 millones a promocionar su ciudad a nivel internacional, Madrid, en cambio, no hace nada.

Y es que los datos de Madrid-Barajas son apabullantes. En cinco años el aeropuerto Madrid-Barajas ha perdido  11 millones de pasajeros. De ellos, 1,3 millones son pasajeros internacionales y el resto son domésticos, es decir del interior del país. Hay que subrayar que casi cinco millones de pasajeros se los ha llevado la alta velocidad. Pero aún así, la capital de España está perdiendo cuota porque las instituciones públicas no lo están haciendo bien. Ahí está la clave.   

 

Artículos relacionados