EL MONITOR DEL DÍA

Las com­pañías es­pañolas del sector se lanzan a la re­gión ante la atonía del mer­cado in­terno

Latinoamérica: el recambio de las energías renovables

Climascopio 2013 des­taca el atrac­tivo in­versor del área y el li­de­razgo de Brasil, Chile, Nicaragua, Perú y México

Energías renovables
Energías renovables en Brasil

Impulsadas por la atonía y las cre­cientes di­fi­cul­tades en el mer­cado na­cio­nal, las com­pañías de re­no­va­bles es­pañolas han re­do­blado en los úl­timos años un pro­ceso de in­ter­na­cio­na­li­za­ción que tiene uno de sus prin­ci­pales focos en Latinoamérica. Buena parte de los países de la re­gión acu­ciados por la ne­ce­sidad de re­ducir su dé­ficit de ge­ne­ra­ción eléc­trica, han di­señado im­por­tantes planes de desa­rrollo e im­pulso de las ener­gías re­no­va­bles, pro­gramas en los que la par­ti­ci­pa­ción de em­presas es­pañolas de ener­gías lim­pias es cre­ciente y clave por su kno­w-how . En los úl­timos días se ha ce­le­brado en Chile la feria Genera Latinoamérica, con im­por­tante pre­sencia de com­pañías es­pañolas del sec­tor, casi en coin­ci­dencia con la pu­bli­ca­ción del úl­timo in­forme Climascopio , que cons­tata el auge de ese tipo de ge­ne­ra­ción de energía en Latinoamérica y la im­por­tancia del mer­cado re­gional de re­no­va­bles para las em­presas es­paño­las. Latinoamérica con­centró en 2012 el 6% del ca­pital mo­vi­li­zado en el mundo para fi­nan­ciar pro­yectos de energía limpia .

En total, las inversiones en energías limpias (eólica, solar, biomasa, hidroeléctrica, geotérmica y otras fuentes renovables y biocombustibles) en el mundo se elevaron a 268.700 millones de dólares, de los que Latinoamérica captó 16.122 millones, un 5,7% más que el año anterior y con la parte del león destinada al sector eólico (más de la mitad de la inversión total). Los datos de _Climascopio (Climatescope 2013-_New Frontiers for Low-Carbon Energy Investment apuntan a que el negocio crece en la región mientras se estanca o avanza levemente en zonas como Europa y EEUU. No obstante, y si bien la región aumentó en un año su peso relativo frente a otras regiones, también se observa que la inversión se contrajo casi un 4% entre 2011 y 2012.

De hecho, Latinoamérica se ha convertido en los últimos años en uno de los mercados más importantes y atractivos para las compañías españolas de renovables. El impulso a programas de generación de electricidad mediante energía limpia que llevan a cabo países como Chile, Perú, Costa Rica, Brasil, Argentina, Nicaragua, Guatemala, Panamá y Dominicana y la creciente demanda de conocimiento e inversión en un sector en el que España es puntera, ha facilitado el desembarco de numerosas compañías de nuestro país.

Exponente del máximo interés tanto de las firmas españolas por Latinoamérica como de los países del área por la experiencia del sector hispano ha sido la importante presencia de compañías de nuestro país en la feria Genera Latinoamérica, celebrada la semana pasada en Chile y organizada por Ifema y Fisa dentro de su pacto para impulsar ferias profesionales de sectores económicos en plena expansión en Latinoamérica y fijar plataformas de negocio internacional para atraer inversiones. La feria, que tuvo el respaldo de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), la Asociación Nacional de Servicios Energéticos (ANESE), la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3e), la Asociación Solar de la Industria Térmica (ASIT) y la Unión Española  Fotovoltaica (UNEF), contó con la presencia de 13 compañías españolas y con la participación de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), la Asociación Empresarial Eólica (AEE) y la Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar), así como de la Asociación** **Chilena de Energías Renovables (ACERA) y con el apoyo de ICEX.

Genera Latinoamérica

Al evento acudieron ABB, Alusín Solar, APISA (biomasa), APLEIN Ingenieros, AS Solar (energía solar fotovoltaica), Factor Verde (innovación en bionergía), IMEFY (fotovoltaica), INGETEAM, Solar del Valle, Eastech Electric (paneles solares fotovoltaicos), Mecalia, Quantitas Energy, Sopsolar y Sun to Market Solutions Chile Limitada, (plantas termosolares y fotovoltaicas). A ellas se sumaron Asunim (solar fotovoltaica, con sede en Lisboa) y la española Construtec-Duktus (soluciones hidráulicas), presente en la feria Aguatech que se celebró de forma simultánea a los salones Expo AmbientAL y Educambiente dentro de la Semana Latinoamericana del Medio Ambiente, en la que se enmarcó asimismo el Congreso Internacional 2013 del Sector de Energías Renovables.

El interés de estas compañías se añade al que han dejado patente numerosas compañías españolas que ya tienen presencia e importancia en la región desde hace años, con inversiones en proyectos clave en varios países. En la región, que en 2006-2011 captó 90.000 millones de dólares en proyectos de renovables, están presentes Iberdrola, GNF, Gamesa, Abengoa, Acciona, CGS Renovables, Endesa, Gas Natural, ENH, Elecnor, Emasesa, Fersa, Barlovento, Inveravente, Ibereólica, Bogaris, Ener, Hidrolena, T-Solar, Solarpack, Gestmap y Urbaser entre otras. Prácticamente todas las principales firmas españolas del ramo están presente en un área en la que, junto a África y Oriente Medio, están logrando importantes contratos en medio de una competencia cada vez más dura.

La necesidad de cubrir el déficit de energía, las dificultades a la hora de atender esa reducción por completo mediante fuentes tradicionales y la abundancia de recursos naturales han hecho que las energías renovables experimenten un fuerte impulso inversor en Latinoamérica y que el sector, en el que España es líder, registre un fuerte aumento en los principales países de la zona, con Brasil, México y Chile como principales destinos, sin olvidar Panamá, Perú, Costa Rica y Nicaragua. A la motivación básica de elevar la generación para atender las necesidades económicas sin desdeñar ningún tipo de fuente, se suman también otros factores como la necesidad de hacerlo de forma limpia en países que como Costa Rica obtienen del ecoturismo su gran fuente de ingresos, y razones geopolíticas: según los expertos, muchos países quieren dejar de depender de las importaciones de carbón, gas natural y petróleo, para reducir la dependencia de sus vecinos, lo que les motiva a sumar las renovables en el mix final. En los últimos meses, los gobiernos de México, Panamá, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Brasil, Costa Rica, Guatemala, Uruguay y Ecuador han impulsado de forma decidida proyectos de energía no convencional y han solicitado la participación de firmas españolas.

Mayor captación de capitales

Coincidiendo con la celebración de la feria Genera América, el informe Climascopio 2013, que elaboran el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) y Bloomberg New Energy Finance (BNEF), destacaba que Latinoamérica atrae un creciente porcentaje de la inversión global en _energía limpia, _que la financiación se diversifica y que son los países emergentes los que más promueven** la implementación y el fortalecimiento de políticas de apoyo a este tipo de energía. El** Climascopio, que evalúa la capacidad de los países latinoamericanos para atraer inversiones en energías bajas en carbono, sitúa este año a la  mayor parte de los países que más interesan a España como destino de inversión global entre las naciones que más avanzan en captación de capitales para proyectos de renovables, entre ellos los consolidados Brasil Chile y México y los emergentes Perú, Panamá, Colombia y Costa Rica.  En el ranking de este año, Brasil, Chile, Nicaragua, Perú y México ocupan las cinco primeras posiciones.

En total, las inversiones en energías limpias en la región representaron el 6% de los 268.700 millones de dólares de inversión mundial en este sector en 2012, lo que se significó un aumento en su posición relativa frente a otras regiones del 5,7% comparado con los niveles de 2011. La inversión en la región, no obstante, se contrajo el 3,8% desde 2011 hasta 2012, con todo un retroceso menor que el del 11% experimentado a nivel mundial en el mismo período. La capacidad total de energías renovables en los 26 países de América Latina y el Caribe analizados (incluidos los países de habla no española y portuguesa) pasó de 11,3 gigavatios en 2006 a 26,6 gigavatios en 2012. Sólo en 2012, la región incorporó 3,3 gigavatios de nueva capacidad renovable, un incremento anual del 300%.

En esta edición, el estudio midió 39 indicadores, categorizados en cuatro parámetros generales: marco favorable, inversión en energías limpias y financiación climática, líneas de negocios de bajas emisiones de carbono y cadenas de valor de energía limpia y actividades de gestión de gases de efecto invernadero. Según el Fomin, los marcos normativos se están expandiendo y fortaleciendo en toda la región y el rápido descenso de los costos de las tecnologías limpias, como la energía solar y la eólica, y el mejor clima de inversión, han hecho que la generación de energías limpias se convierta en un mercado interesante y asequible.

El crecimiento de la inversión en renovables fuera de Brasil el año pasado fue especialmente significativa, ya que la financiación total fuera del país más grande del área representó un 45% de la inversión regional, un aumento revelador con respecto al 17% de 2011 que impulsado especialmente por Chile, Dominicana, México y Uruguay, donde se registraron unas tasas de crecimiento muy altas, según el estudio. Excluyendo Brasil, la financiación en la región se disparó un 164% en 2012, a 7.500 millones. En 2012, Chile (+3 puestos), México (+1), Uruguay (+4), Argentina (+4), Dominicana (+7) Ecuador (+1) y Venezuela (+5) mejoraron posiciones como mercados atractivos en renovables mientras que Nicaragua (-1), Colombia (-2), Panamá (-7) Costa Rica (-3) Guatemala (-3) Honduras y El Salvador (-2) registraron un deterioro. Brasil, Perú Paraguay y Bolivia no registraron variación en su clasificación.

Brasil continúa en cabeza en el área

No obstante, Brasil obtuvo la mejor posición global (2,47puntos), según el Climascopio, gracias a su liderazgo en los parámetros de líneas de negocios de bajas emisiones de carbono y parámetros de actividades de gestión de gases de efecto invernadero. Este es el segundo año consecutivo en el que Brasil ocupa el primer lugar de la clasificación. El gigante regional captó cerca de 9.200 millones de dólares, aunque si bien sigue siendo el país con más inversión en términos absolutos, su peso en la financiación total bajó del 80% al 55%, debido tanto a que redujo un 36% la inversión en energía limpia como a que la inversión internacional se está diversificando hacia pequeños países.

Chile obtuvo la segunda posición como mercado más atractivo en renovables (2,41), subiendo tres posiciones, después de haber más que cuadruplicado la inversión en el sector entre 2011 a 2012, con un montante total de 2.100 millones. Lugar elegido para la feria Genera América, Chile cuenta con muchos recursos naturales e impulsa un compromiso desde del Gobierno con las energías limpias. El presidente Piñera promulgó recientemente una ley que eleva del 10% al 20% el porcentaje de la matriz energética del país correspondiente a renovables no convencionales hasta 2025.

Este porcentaje se sitúa entre los más ambiciosos del área, junto a las metas fijadas por México y Brasil, los otros dos países preferidos por las compañías de renovables españolas debido a sus condiciones naturales para generar electricidad solar y eólica como a los ambiciosos planes de sus administraciones. México se ha marcado como objetivo que en 2025 la participación de renovables se sitúe en torno al 35% de la capacidad instalada. Y Brasil  prevé multiplicar por ocho en 2014 la actual capacidad en renovables.

Nicaragua, con el segundo PIB per cápita más bajo del área y con grandes dificultades para captar inversión exterior, ocupó el tercer lugar (2,26 puntos) en la clasificación gracias a un buen resultado en cuanto a marco favorable, inversión en energías limpias y financiación climática, aunque cedió un puesto con respecto al año anterior. En cuarto lugar se situó Perú (2,25) por delante de un México (2,19) que es el segundo país que más invierte (17% del total), de un Uruguay (1,67) que anotó un espectacular avance y de Argentina (1,67). La puntuación máxima del Climascopio para una nación del Caribe fue obtenida por República Dominicana, que duplicó su inversión en energías limpias, alcanzando 645 millones, lo que ayudó a este país a avanzar siete puestos en la clasificación 2012, más que cualquier otro en el Climascopio y a situarse en octava posición. Colombia ocupó el noveno lugar (1,54) por delante de Panamá (1,44) y Costa Rica (1,36), que perdieron fuelle.

**Guatemala **(1,34), que días atrás anunciaba que en 2014 lanzará la licitación PEG-4 en la cual serán ofertados 150 megavatios (MW), de manera exclusiva para energía geotérmica y que ya tiene dos centrales de esa fuente de energía, ocupó el puesto 12. Ecuador se ubicó en el puesto 13, por delante de Honduras y El Salvador, y Paraguay, Bolivia y Venezuela, por este orden, se situaron en los tres últimos puestos, con puntuaciones inferiores a 1. La lista global, incluidos los países no iberoamericanos la cerró Surinam. Salvo Belice, el resto de países no iberoamericanos obtuvo puntuaciones inferiores a 1: Jamaica, Bahamas, Haití, Guyana, Trinidad  y Tobago y Barbados ocuparon las últimas posiciones.

El documento muestra, asimismo, que las subastas de contratos de energías limpias aumentan, que cabe prever un mayor despliegue de esas energías en el futuro y que ocho países de la región cuentan con leyes de medición neta, lo que permite que el exceso de energía generada por fuentes limpias pueda alimentar la red eléctrica. Además, Climascopio subraya que el coste de la energía sigue siendo generalmente alto en toda la región, lo que ofrece importantes oportunidades para el despliegue de la inversión en renovables. Y destaca, por otro lado, que la cadena de valor de energías limpias de la región está en expansión: de los 40 segmentos identificados en seis sectores de energías renovables, 35 existen ya actualmente.

Asimismo, el estudio incide en que uno de los segmentos con mayor potencial de crecimiento es el de la energía solar, donde la inversión se eleva ya al 7%. Con todo, energía hidráulica y eólica ocupan el grueso de inversiones y de capacidad instalada en la región. En energía eólica Brasil, Argentina, Chile, México, Colombia, Costa Rica y Nicaragua ocupan los siete puestos de liderato en capacidad instalada, mientras que la capacidad instalada en pequeña hidráulica está encabezada por Brasil, Chile y Perú, por delante de Argentina, Colombia, Costa Rica, Guatemala y México.

 

Artículos relacionados