DESDE EL PARQUET

Rovi mira hacia EEUU

La noticia de que la FDA, supervisor del mercado estadounidense del medicamento, ha aprobado que las jeringas precargadas con agua para inyectables llenadas en la planta de fabricación para terceros, que posee Rovi en Madrid, puedan ser comercializadas en EEUU en los próximos meses ha sido bien recibida por el mercado.

En el momento en el que los inversores tuvieron noticias de esta autorización, las acciones de los laboratorios caían un 1,88% y operaban a 5,20 euros, que fue su mínimo de la sesión de ayer. Y automáticamente moderaron sus ajustes, hasta cerrar en 5,29 euros.

No obstante, ciertos inversores comentaron que esperan mayores relanzamientos en semanas próximas, ya que esta noticia parece confirmar los rumores que circularon durante el primer trimestre del ejercicio, relativos a un principio de acuerdo con una firma farmacéutica estadounidense para fabricar en la factoría madrileña algunos inyectables para el mercado de aquel país, lo que había requerido que técnicos de la FDA se desplazaran a la planta mencionada para realizar las oportunas inspecciones y comprobar si cumplía los requisitos exigidos.

Por su parte, fuentes de la compañía afirmaban que esta autorización suponía un hito importante para la capacidad de fabricación y una oportunidad excelente para penetrar en el mercado estadounidense. Según la compañía, cuenta con una capacidad de producción anual de 180 millones de jeringas precargadas. Los expertos estiman su precio objetivo en la banda comprendida entre los 6 y los 7 euros.

 

Artículos relacionados