RECONVERSIÓN FINANCIERA

La patronal de cajas se disfraza de banco

Cecabank nace con 16.448 mi­llones en ac­tivos y cen­trada en banca ma­yo­rista

CECA
CECA

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ha dado el paso de­fi­ni­tivo para acom­pañar a la ma­yoría de sus aso­ciadas en el pro­ceso de re­con­ver­sión a ban­cos, aunque sea de ma­nera ins­tru­mental y con la in­ten­ción de man­tener los prin­ci­pios fun­da­men­tales que du­rante si­glos ha dis­tin­guido a las cajas de aho­rros. El na­ci­miento de Cecabank, el banco ma­yo­rista ins­tru­mental de la pa­tronal de las cajas de aho­rros, se pro­duce en un mo­mento clave en la re­con­ver­sión que vive el sector fi­nan­ciero es­pañol.

Desde luego, la figura tradicional de las cajas de ahorros no se ha entendido, o no se ha querido entender, en algunos países, incluso de la Unión Europea, que ya habían reconvertido sus propias cajas en bancos hace algunos años, como es el caso de Italia, modelo al que parece haberse amoldado ahora el español.

El visto bueno de la Asamblea extraordinaria de la CECA a la creación de este banco supone también al adecuación de algunos de sus estatutos a la nueva realidad que se aproxima en estos tiempos convulsos para todo el sector. La modificación de los estatutos de la confederación abren una vía para que las fundaciones de carácter especial tengan su cabida.

Esta nueva figura de fundaciones parece la condena para más de alguna caja de ahorros española que perderá su condición financiera y el control de los bancos instrumentales, tras las imposiciones plasmadas en el memorando de entendimiento (MoU, en sus siglas en inglés) que ha establecido la Comisión Europea para el rescate del sector financiero español por un montante que podría llegar a los 100.000 millones de euros.

Ese escenario extremo parece que no se producirán con el banco mayorista instrumental que ha creado la CECA. La nueva entidad bancaria nace con 16.448 millones de euros en activos, 728 millones de euros de recursos propios y una ratio de capital principal del 13,6%, según los datos facilitados por la propia CECA.

De igual manera, la composición accionarial de Cecabank parece contar con cierta solidez. El 89% estará controlado por la propia CECA y los grupos de cajas de ahorros tendrán el control del 11% restante. Si el travestismo ya aplicado por la CECA para tener un banco para la prestación de servicios mayoristas, ya que se decarta operar con clientes particulares (la actividad minorista), sería poco si tuviera que convertirse en una fundación de carácter especial, aunque sus cuentas puedan resentirse de forma considerable a lo largo de este ejercicio.

Eso sí, Cecabank comenzará a operar en el último trimestre del actual ejercicio, por lo que las cuentas anuales bien podrían ser muy relativas para tener en cuenta una evolución continua a corto plazo.

El papel social

Mientras tanto, la CECA se reivindica en su papel asociativo de cajas de ahorros y en la asamblea extraordinaria en la que se creaba su banco mayorista instrumental también se analizaron las inversiones en obra social realizada por las cajas de ahorros en 2011, ejercicio en el que se situó en 1.125 millones de euros.

En los últimos días, y con las condiciones que se imponen desde Bruselas para el rescate de la banca española, en varios círculos se han cuestionado la viabilidad de la obra social de las cajas de ahorros, ya que se perciben ayudas públicas poco o nada podrán destinar a dichas actividades, centradas en los últimos años en la asistencia social y sanitaria.

La cantidad destinada durante el pasado ejercicio ya refleja un descenso del 23,1% en tasa interanual. El presidente de CECA y de La Caixa, Isidro Fainé, defiende que la reconversión del sector de las cajas españolas supondrá contar con entidades más sólidas y potentes, condiciones que permitirán el mantenimiento de sus dotaciones a la obra social, aunque en el corto plazo pueda reducirse las respectivas aportaciones.

 

Artículos relacionados