EL MONITOR DEL DÍA

El es­cán­dalo del líbor en Reino Unido ha des­per­tado la in­quietud en la Eurozona

Consumo bancario: temor a un euribor adulterado

La OCU re­cuerda que ya en 2011 la Comisión Europea realizó ins­pec­ciones do­mi­ci­lia­rias en las sedes de va­rios grandes bancos del Viejo Continente

Barclays Bank
Barclays Bank

El es­cán­dalo de la ma­ni­pu­la­ción del ín­dice Libor en el Reino Unido va a tener enormes con­se­cuen­cias: además del con­sa­bido des­pres­tigio de las en­ti­dades im­pli­cadas (de mo­mento son 12, con Barclays Bank a la ca­be­za), los ex­pertos in­dican que el asunto desem­bo­cará en for­tí­simas multas a los bancos me­tidos en el ajo y san­ciones pe­nales a los res­pon­sa­bles. Los bri­tá­ni­cos, tan afi­cio­nados a llevar la con­tra­ria, han visto cómo les crecen los enanos. No obs­tante, este caso ha des­per­tado las in­quie­tudes de la Eurozona: ¿Podría su­ceder algo pa­re­cido con el eu­ri­bor?

El London Interbank Offered Rate (Libor) es un indicador parecido al Euribor. Al igual que éste, mide el precio que deben pagar los bancos para pedir prestado dinero a las demás entidades, pero dentro del mercado interbancario británico y no a escala europea (curiosamente, la inspiración para crear el Euribor fue precisamente el Libor). A la postre, las oscilaciones de este índice determinan el tipo de interés de hipotecas, préstamos con tarjetas de crédito o préstamos empresariales, como sucede con su ‘clon' europeo.

Un timo colosal

La manipulación del Libor se produjo, como tantas otras infamias, en los años previos a la gran crisis económica mundial de hace un lustro. Varios empleados de los bancos implicados inflaban el Libor para incrementar sus ganancias en los préstamos a corto plazo con el exceso de depósitos que generan cada día. En el caso de Barclays Bank, presentaban a Londres tipos de interés artificialmente bajos, con el fin de que las finanzas del banco parecieran más robustas de cara a los mercados. Con estas alteraciones, conseguían que el Libor permaneciera estable mientras en el resto del mundo la economía se hundía.

Las pesquisas indican que no se trató de casos aislados sino de una práctica bastante común. Cuando concluya la investigación, se sabrá (o no) si los empleados que llevaron a cabo esta descomunal estafa contaban con la tolerancia de los directivos de las entidades. Mientras tanto, en Europa miran al Euribor con nerviosismo. Y es que, en principio, nada impide que algo parecido suceda con el índice de referencia de la Eurozona.

Por si acaso

De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en un reciente comunicado, ha recordado que ya en Octubre de 2011 se publicaron varias noticias sobre inspecciones domiciliarias por parte de la Comisión Europea en sede de varios grandes bancos europeos.

"Aunque estas inspecciones no prejuzgan la apertura de expedientes sancionadores por parte de la Comisión Europea, sí son un indicio de que existen motivos de preocupación para la autoridad de defensa de la competencia europea", explican desde la organización.

En el comunicado, la OCU manifiesta su "honda preocupación" por las "gravísimas consecuencias" que una eventual alteración del Euribor supondría para los millones de familias hipotecadas en España, cuyos préstamos están en su inmensa mayoría referenciados al Euribor. Según los últimos datos publicados por el INE sobre hipotecas constituidas en abril de 2012, un 95% de ellas son a tipo de interés variable, y de éstas un 89% están referenciadas al Euribor, el índice de revisión más utilizado.

 

 

Artículos relacionados