EL MONITOR DEL DÍA

Construcción: las autopistas de peaje

Una ac­ti­vidad que, aso­ciada erró­nea­mente a las cons­truc­to­ras, cons­ti­tuye una de las grandes des­co­no­cidas

Autopista de Peaje AP-7
Autopista de Peaje AP-7

La ac­ti­vidad em­pre­sa­rial de­di­cada a la cons­truc­ción y ex­plo­ta­ción de au­to­pistas de peaje es una gran des­co­no­cida, que ha pa­sado medio siglo ol­vi­dada prác­ti­ca­mente por una sin­gular falta de no­to­riedad o ca­mu­flada entre las in­for­ma­ciones re­la­tivas a sus ac­cio­nistas más des­ta­ca­dos. Así, ha ha­bido y aún sub­siste una im­por­tante des­in­for­ma­ción sobre esta ac­ti­vidad em­pre­sa­rial; para unos es cosa de cons­truc­to­ras, cuando éstas no en­traron en tropel en el ne­gocio con­ce­sional hasta bien avan­zada la se­gunda mitad del siglo XX (la mayor con­ce­sio­naria es­pañola, Abertis, y que es ti­tular de casi la mitad de las au­to­pistas es­paño­las, no es em­presa cons­truc­to­ra). Para otros es cosa de en­ti­dades fi­nan­cie­ras, atentas como siempre a las opor­tu­ni­dades de fi­nan­cia­ción pri­vada de in­fra­es­truc­tu­ras. Para mu­chos, en fin, es una forma de pri­va­tizar ca­rre­te­ras. Todas ellas son su­po­si­ciones des­ca­be­lla­das, gra­tuitas y sin ningún fun­da­mento, pero que aún son sos­te­nidas sin rubor en al­gunos ám­bitos me­diá­ti­cos.

Sin embargo, las autopistas de peaje en España construidas, explotadas y mantenidas por concesionarias españolas, son fruto de una actividad empresarial nacional que ha alcanzado grandes éxitos tanto dentro de nuestras fronteras como sobre todo en el exterior, de modo que en el último decenio han sido españolas las concesionarias de mayor volumen de actividad en el mundo. Sin grandes alardes y con una enorme discreción, las concesionarias españolas de autopistas de peaje han consolidado una posición líder en el mundo; hoy dos de nuestra concesionarias son líderes mundiales por número de concesiones operadas, y el conjunto de nuestras empresas dedicadas a esta actividad operan más de la décima parte de las concesiones operativas. En este momento en el mundo hay diez concesionarias entre las que mayor cuota de mercado tienen en el mundo.

La discreta evolución de esta actividad se comenzó a romper en la última década del siglo XX, cuando la Administración central inició una serie de nuevas concesiones. Los condicionantes de los concursos de licitación de estas nuevas autopistas de peaje introdujeron en los pliegos de licitación, junto con trazados y condiciones poco acertadas y una legislación demencial sobre expropiaciones que motivó que éstas costasen más que la construcción de la autopista, sacaron a la luz una actividad hasta entonces discreta, rentable y con niveles de excelencia en su desarrollo verdaderamente notables. Todo ello han dado lugar a que algunas concesiones derivadas de los últimos concursos estén actualmente en situación más o menos critica -impelidas en gran medida a ello por accionistas puramente constructores que lo que buscaban era construir la infraestructura y después vender o traspasar la construcción- y como resultado, el sector ha "sido expulsado" de su calculada discreción.

**Peajes con solera **

Las autopistas de peaje, sin embargo, tienen una larga historia en nuestro país. En 1953, la Ley de Carreteras que entonces ve la luz ya preveía cinco tramos susceptibles de desarrollarse y en 1960 se otorgó la primera, el túnel de Guadarrama, por setenta y cinco años, seguida en 1964 por la autopista de acceso a Cádiz, el túnel del Cadí en 1973 y otras que no se llegaron a construir. En el periodo 1965-1882 se activó el Programa de Autopistas Nacionales Españolas (PANE) que activó 906 kilómetros de peaje, y a finales de 1976 ya había 1.027 kilómetros activos. En síntesis, si en 1970 la red de autopistas de peaje española alcanzaba 82 kilómetros, en 1980 llegaba a 1.622 kilómetros, en 1990 a 1.895 kilómetros en 2000 a 2.251 kilómetros, concluyendo 2010 con 3.283 kilómetros.

La historia de esta aventura empresarial, que ahora cobra renovado protagonismo a causa de la necesidad de recabar fondos no presupuestarios para mantener y ampliar sin cargo a los impuestos esta red de carreteras de alta capacidad, ha sido plasmada recientemente en un libro singular que despeja muchas de las dudas, inconcreciones y falacias sobre ella. ASETA, patronal del sector, acaba de publicar un excelente y documentado análisis que sin duda se va a convertir en referente obligado para quienes quieran conocer en profundidad al sector concesional español.

El libro "Las autopistas de peaje en España" ha reunido a un importante elenco de expertos en esta actividad concesional para alumbrar un análisis exhaustivo de los últimos cincuenta años. A partir de una exposición detallada de sus antecedentes, su evolución y los principales avatares, se incluye un análisis crítico de la normativa que regula las autopistas de peaje y de las características de las concesionarias españolas, incluyendo las nacionalizaciones ocurridas a lo largo de la historia así como la problemática del rescate y extinción de las concesiones, para concluir con sendos epígrafes sobre la normativa de construcción y los sistemas de explotación de estas autopistas.

**Actividad concesional **

En la segunda parte se analizan y presentan las instituciones relacionadas con la actividad concesional y se estudia con detalle la aportación de las autopistas de peaje al desarrollo de España. Se explican los principales asuntos pendientes en el universo concesional español, como es el caso de la euroviñeta y de la necesidad de alcanzar un modelo armónico para nuestra red viaria, concluyendo con la exposición de lo que ha significado la exitosa exportación de este producto concesional al resto del mundo por parte de las empresas españolas.

Las tres partes restantes están dedicadas sucesivamente a analizar en detalle los grupos gestores de infraestructuras españoles y las sociedades concesionarias actualmente existentes, segregando las dependientes  del Estado de las que dependen de las Comunidades Autónomas. Se cierra el libro con unos anexos de gran interés que aportan las cifras más significativas del sector desde sus inicios hasta ahora y las principales modificaciones habidas históricamente en la normativa que les afecta.

La elaboración de este trabajo ha sido posible gracias al esfuerzo y dedicación de numerosos profesionales del sector, que se detallan al final del libro, bajo la coordinación y dirección de dos reputados profesionales y pesos pesados del mundo concesional, José Mª Morera y Joaquín Prior. El excelente conocimiento del sector y la dilatada experiencia y dedicación de todos ellos ha conseguido llevar a buen puerto este magno trabajo, que sin duda marcará un hito en la historia de las concesiones de autopistas de peaje en nuestro país y que aspira a ser elemento de obligada consulta para todos aquellos que, desde el ámbito profesional, académico o informativo, deseen conocer detalladamente la actividad concesional española.

 

Artículos relacionados