El Gobierno rebajará el déficit de tarifa aunque sea a martillazos

Los res­pon­sa­bles de Energía tratan de evitar el con­tacto di­recto con las eléc­tricas

soria
soria

En los en­cuen­tros que están man­te­niendo los res­pon­sa­bles del mi­nis­terio de Industria, Energía y Turismo, en oca­siones in­cluso al más alto nivel con di­ri­gentes de las di­versas en­ti­dades vin­cu­ladas al sec­tor, han de­jado claro que la so­lu­ción del dé­ficit de ta­rifa es muy com­pleja, pero que la van a en­con­trar. Tanto han re­pe­tido desde el mi­nis­terio la frase, que entre los pro­fe­sio­nales del sector se habla de ya de cua­drar el dé­ficit a mar­ti­lla­zos. Porque como no sea así se da por hecho que las cuentas no sa­len.

Entre los expertos del sector los cálculos realizados hablan de que este año el déficit de tarifa para el sistema será de 5.000 millones, unas tres veces los 1.500 millones fijados como tope legal para el conjunto de 2012. Entre los parlamentarios de la comisión de Industria, Energía y Turismo hay partidarios de que el ministro comparezca en la Comisión con un solo objetivo, esclarecer cómo se va a solucionar el problema. Si ha habido quita para otros proveedores del Estado ¿por qué no la tendrán que admitir las compañías eléctricas?

Proponen además que la próxima comparecencia de José Manuel Soria sea distinta a la primera que hizo a petición propia, como el resto de ministros, donde los portavoces tuvieron que repartirse equitativamente el tiempo, primero para Industria, luego para Energía y Finalmente para Turismo.  

Esto no gusta a diputados de la oposición que consideran es una forma de que el Ministro pueda evadirse de responder cuestiones precisas. Además alertan de que puede ser una estrategia que le está saliendo bien con el sector, pero quieren que sea más claro en el Congreso. El ministro trataría de no enfrentarse directamente con los máximos responsables de las compañías y de la propia patronal, que no quieren admitir una quita como tantas veces se les ha sugerido. Además los populares advierten de que va a salir todo, incluidos los detalles de algunos de los últimos favores llevados a cabo por el titular anterior con algunas ayudas al sector.

En Industria han estudiado con mucho detenimiento el informe de JP Morgan, según el cual, la moratoria a las ayudas de energías renovables es una medida claramente insuficiente para reducir sus expectativas de 5.700 millones de déficit en 2012.

Además de aplicarlos a la energía fotovoltaica recomiendan contemplar los posibles 2.000 millones de euros de ahorro adicionales si la medida se aplicara a las plantas termosolares en igualdad de condiciones.

No se ha hecho. Pero sabemos que el Ministerio quiere cuadrar las cuentas aunque sean a martillazos. Habrá que dar unos cuantos.

Artículos relacionados