La CNMV volvió a per­mi­tirlos hace justo un mes, tras la prohi­bi­ción en va­rios países eu­ro­peos desde agosto de 2011

Mapfre es el único valor financiero que se libra de la nueva ofensiva especulativa de los 'cortos'

Los ma­yores cas­tigos son para Bankinter, Popular, con el canje de 1.128 mi­llones de pre­fe­rentes en mar­cha, y Sabadell, que con­cluye su am­plia­ción de ca­pital

Antonio Huertas, presidente de Mapfre
Antonio Huertas, presidente de Mapfre

Este jueves se cumple justo un mes de la de­ci­sión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de le­vantar la prohi­bi­ción que, du­rante más de medio año, se im­puso a los fondos es­pe­cu­la­tivos con po­si­ciones a corto en va­lores fi­nan­cie­ros. El ba­lance de esta de­ci­sión, adop­tada en línea con los re­gu­la­dores de Francia, Italia y Bélgica, no puede ser más ne­ga­tiva para los bancos de ta­maño me­diano es­paño­les, que han visto en la ma­yoría de los casos como las po­si­ciones agre­gadas en su ca­pital con po­si­ciones ba­jistas se apro­ximan a los má­ximos que ya ha­bían al­can­zado antes de su prohi­bi­ción siete meses atrás. La ase­gu­ra­dora Mapfre es el único valor fi­nan­ciero que se libra de la nueva ofen­siva de los cor­tos, que pa­recen dar la bien­ve­nida al re­levo en la pre­si­dencia de la com­pañía de José Manuel Martínez, uno de los di­rec­tivos más crí­ticos desde hace años con estas prác­ti­cas, por Antonio Huertas. Las po­si­ciones acu­mu­ladas de ba­jistas en el ca­pital de Mapfre, in­cluso, han dis­mi­nuido en las úl­timas se­ma­nas.

Los fondos especulativos no se han lanzado en tromba contra todo el sector financiero español con sus posiciones a corto, en cuanto el regulador ha levantado la prohibición de medio año que ha evitado mayores tensiones sobre las acciones de determinadas entidades, pero sí han recrudecido su ofensiva en las últimas sesiones contra aquellos bancos que ya habían estado en su punto de mira antes de agosto de 2011. Bankinter y Banco Popular son los más afectados por el levantamiento de la prohibición a este tipo de inversiones, mientras que el Banco Sabadell ha visto incrementos de posiciones pero aún a cierta distancia de los máximos niveles alcanzados hace unos meses.

El único de los valores financieros ya afectados que se ha librado de los nuevas apuestas a la baja de su cotización es Mapfre. El acumulado de posiciones a corto en su capital se ha reducido ligeramente durante las últimas sesiones, aunque los fondos especulativos aún acumulan más del 1% de su capital en sus manos.

La reducción de las posiciones a corto en el capital de Mapfre ha coincidido con la junta de accionistas de la aseguradora en la que se ha producido el relevo en la presidencia. José Manuel Martínez, el presidente saliente, ha sido uno de los directivos más críticos con estas prácticas inversoras, a pesar de que las acciones de su compañía no han llegado a sufrir los estragos que sí causaron diversos fondos en las cotizaciones de bancos como el Popular o el Sabadell.

El presidente del primero, Ángel Ron, y el del segundo, José Oliu, se han mostrado tan contundentes como el propio Martínez en contra de este tipo de apuestas por la caída de las acciones de las entidades financieras. Más tibio, en cambio, se ha pronunciado en otras ocasiones el presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, al que tal vez su pasado inversor y bursátil no le lleva a ser tan beligerante como los otros presidentes. Eso sí, Guerrero sí que ha advertido en alguna ocasión que los cortos con posiciones en Bankinter se iban "a pillar los dedos", pero pese a esta advertencia y el rally alcista de los títulos de la entidad en los últimos tiempos, se mantiene como el banco más afectado por estas prácticas y cerca de los máximos de hace unos meses.

Circunstancias diversas

El agregado de posiciones a corto en el capital de Bankinter se sitúa en la actualidad, según los últimos datos de la CNMV, en el 5,415%, un porcentaje que se había llegado a reducir hasta poco más del 5,1% hasta unos días antes de que el regulador bursátil volviera a permitir la acumulación de este tipo inversiones.

Este incremento de los cortos en Bankinter se ha producido justo cuando ha mostrado un incremento del 20% de sus beneficios anuales y en vísperas de la junta de accionistas que hoy celebra la entidad. Pedro Guerrero llega a la misma a punto de cumplir cinco años como presidente del banco, mientras que dos consejeros que llevan un año menos en el banco, Jaime Terceiro (ex presidente de Caja Madrid) y Gonzalo de la Hoz (uno de los creadores de Línea Directa Aseguradora, la joya del grupo financiero) tendrán que someterse a la reelección por parte de los accionistas.

Banco Popular ha visto cómo más de un 5% de su capital vuelve a estar en las quinielas bajistas de los fondos especulativos, algo que no ocurría desde finales de enero. Incluso con el levantamiento de la prohibición de los cortos por parte de la CNMV, el agregado total se había mantenido algo por encima del 4,5%. El grupo que preside Ángel Ron inicia desde este jueves el canje de 1.128 millones de euros de participaciones preferentes en obligaciones convertibles y ya avanza con paso firme en la integración de Banco Pastor anunciada en el último trimestre de 2011.

Por su parte, Banco Sabadell cierra hoy la ampliación de capital por 913 millones de euros, aprobada en la junta extraordinaria del pasado 23 de febrero para poder asumir la adjudicación de Caja del Mediterráneo (CAM), con la que se hacía en pleno puente de la Constitución. El cúmulo de posiciones a corto en el capital del grupo que preside José Oliu ha repuntado por encima del 2,6%, nivel superior a los registrados durante el mes de febrero en el que se volvió a permitir este tipo de inversiones, pero aún a casi un punto porcentual de diferencia de los máximos que podía tener hace unos meses.

De hecho, el Sabadell no sufre una presencia significativa de determinados fondos muy activos contra la banca española, como Marshall Wace o Discovery Capital, que sí están bien presentes en los otros dos bancos nacionales afectados.

 

Artículos relacionados