La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos incluirá una quita "pactada" con las empresas

Gobierno y eléctricas aceleran un compromiso para resolver el déficit de tarifa en dos años

La CNE propone un impuesto verde sobre los carburantes para financiar las renovables

Comisión Nacional de la Energía
Comisión Nacional de la Energía

A la fuerza ahorcan. Gobierno y empresas eléctricas se han visto forzadas a abrir conversaciones para buscar una solución pactada al déficit de tarifa, que este año podría rozar los 30.000 millones de euros si no se adoptan medidas. Las bases sobre las que se negocia incluye una "quita pactada" con las compañías del déficit acumulado, que a finales de diciembre de 2011 superaba los 24.000 millones. Dicha quita tendrá que hacerse por ley para evitar un proceso concursal, único escenario en que se pueden establecer reducciones de deudas reconocidas en el ordenamiento jurídico. El instrumento será la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado y, muy probablemente, será mediante la inclusión de una enmineda transaccional con apoyo de CiU. Requerirá esfuerzos de las empresas, de los  consumidores y del Estado. A cambio de la asunción por parte de las empresas de una parte de la deuda, el Gobierno autorizará una sibida de tarifas y, aunque se duda sobre su alcance, el Estado asumirá una parte del déficit. Mientras tanto, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha propouesto, en esa línea, un impuesto de 0,07 euros por litro para la gasolina y el gasóleo que permita recaudar 2.000 millones de euros anuales y utilizar este dinero para la financiación de las energías renovables.

Reacciones de las em­presas

El in­forme de la CNE ha sido ca­li­fi­cado en el sector eléc­trico de "diagnostico téc­nico equi­li­brado, que exige es­fuerzo a todos y ra­ti­fica que el pro­blema no se debe a la energía sino a los costes re­gu­la­dos: hay que sacar de la ta­rifa costes no li­gados al su­mi­nistro (carbón, ex­tra­pe­nin­su­la­res, primas re­no­va­bles...), re­visar la pla­ni­fi­ca­ción ener­gé­tica y las ac­ti­vi­dades re­gu­ladas y ajustar la re­tri­bu­ción a las plantas ter­mo­so­la­res".

Para un ex­perto del sec­tor, las pro­puedas más sig­ni­fi­ca­tivas del in­forme de la CNE pueden re­su­mirse en va­rios pun­tos:

  • Incremento de los peajes de ac­ceso

  • Sacar de la ta­rifa costes no li­gados al su­mi­nis­tro:

  • Extrapeninsulares a pre­su­puestos ge­ne­rales del es­tado.

  • Primas a las re­no­va­bles, con cargo a los in­gresos de las subastas de CO2 y a otros con­su­mi­dores ener­gé­ticos o con cargo a pre­su­puestos ge­ne­rales del Estado.

  • Costes de los planes de efi­cien­cia.

  • Revisión de la pla­ni­fi­ca­ción, para apar­tarla a evo­lu­ción real de la de­manda y al nuevo con­texto eco­nó­mico.

  • Revisión de la re­gu­la­ción ter­mo­so­lar, con re­duc­ción de la prima y su la­mi­na­ción tem­poral y li­mi­ta­ción en el uso pri­mado del gas na­tu­ral.

  • Paso de ciertos costes de ac­ceso, como la in­ter­um­pi­bi­li­dad, a la parte de ener­gía.

  • Revisión de la re­tri­bu­ción de ac­ti­vi­dades re­gu­ladas como las ex­tra­pe­nin­su­lares o las ac­ti­vi­dades re­gu­ladas de re­des.

  • Derogación del RD del carbón y re­vi­sión de los pagos de ca­pa­ci­dad.

  • No de­fiende ningún tipo de tasa sobre la energía hi­dráu­lica y nu­clear ni dice nada sobre los CTCs.

Impuesto sobre los car­bu­rantes

El im­puesto so­brelos car­bu­ran­tes, in­forma Europa Press, ele­varía del 48% al 52% la fis­ca­lidad de la ga­so­lina y del 43% al 46% la co­rres­pon­diente al ga­só­leo, si bien estas ta­sas, in­dica la CNE, se­gui­rían por de­bajo de la media co­mu­ni­ta­ria, en la que los im­puestos pesan un 56% en el caso de la ga­so­lina y un 48% en el del ga­só­leo.

Esta me­dida, in­cluida en el in­forme de la CNE para so­lu­cionar el dé­ficit de ta­rifa, parte de la idea de que el sis­tema eléc­trico está ha­ciendo un mayor es­fuerzo, con un 38% de re­no­va­bles en el fu­turo, para cum­plir los com­pro­misos me­dioam­bien­tales de la UE, mien­tras que los sec­tores ener­gé­ticos de­di­cados al trans­porte apenas in­cor­poran un 20% de tec­no­lo­gías 'verdes'.

Por este mo­tivo, la CNE aboga por que el coste del ex­ceso de re­no­va­bles en el 'mix' eléc­trico con res­pecto a los ob­je­tivos de la UE sea tras­la­dado a otros sec­tores ener­gé­ti­cos. En 2011, in­dica, las re­no­va­bles su­pu­sieron el 33% de la de­manda de elec­tri­ci­dad, 13 puntos por en­cima del ob­je­tivo para 2020, lo que su­pone un ex­ceso del 39%, que es el que de­be­rían asumir otros sec­to­res. Como las primas tu­vieron un coste de 5.500 mi­llo­nes, la CNE en­tiende que el 39% de este im­porte debe ser so­por­tado por otros sec­tores ener­gé­ti­cos, esto es, 2.145 mi­llo­nes.

Artículos relacionados