La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos in­cluirá una quita "pactada" con las em­presas

Gobierno y eléctricas aceleran un compromiso para resolver el déficit de tarifa en dos años

La CNE pro­pone un im­puesto verde sobre los car­bu­rantes para fi­nan­ciar las re­no­va­bles

Comisión Nacional de la Energía
Comisión Nacional de la Energía

A la fuerza ahor­can. Gobierno y em­presas eléc­tricas se han visto for­zadas a abrir con­ver­sa­ciones para buscar una so­lu­ción pac­tada al dé­ficit de ta­rifa, que este año po­dría rozar los 30.000 mi­llones de euros si no se adoptan me­di­das. Las bases sobre las que se ne­gocia in­cluye una "quita pac­tada" con las com­pañías del dé­ficit acu­mu­lado, que a fi­nales de di­ciembre de 2011 su­pe­raba los 24.000 mi­llo­nes. Dicha quita tendrá que ha­cerse por ley para evitar un pro­ceso con­cur­sal, único es­ce­nario en que se pueden es­ta­blecer re­duc­ciones de deudas re­co­no­cidas en el or­de­na­miento ju­rí­dico. El ins­tru­mento será la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado y, muy pro­ba­ble­mente, será me­diante la in­clu­sión de una en­mi­neda tran­sac­cional con apoyo de CiU. Requerirá es­fuerzos de las em­pre­sas, de los con­su­mi­dores y del Estado. A cambio de la asun­ción por parte de las em­presas de una parte de la deuda, el Gobierno au­to­ri­zará una si­bida de ta­rifas y, aunque se duda sobre su al­cance, el Estado asu­mirá una parte del dé­fi­cit. Mientras tanto, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha pro­pouesto, en esa lí­nea, un im­puesto de 0,07 euros por litro para la ga­so­lina y el ga­sóleo que per­mita re­caudar 2.000 mi­llones de euros anuales y uti­lizar este di­nero para la fi­nan­cia­ción de las ener­gías re­no­va­bles.

**Reacciones de las empresas **

El informe de la CNE ha sido calificado en el sector eléctrico de "diagnostico técnico equilibrado, que exige esfuerzo a todos y ratifica que el problema no se debe a la energía sino a los costes regulados: hay que sacar de la tarifa costes no ligados al suministro (carbón, extrapeninsulares, primas renovables...), revisar la planificación energética y las actividades reguladas y ajustar la retribución a las plantas termosolares".

Para un experto del sector, las propuedas más significativas del informe de la CNE pueden resumirse en varios puntos:

-       Incremento de los peajes de acceso

-       Sacar de la tarifa costes no ligados al suministro:

-       Extrapeninsulares a presupuestos generales del estado.

-      Primas a las renovables, con cargo a los ingresos de las subastas de CO2 y a otros consumidores energéticos o con cargo a presupuestos generales del Estado.

-      Costes de los planes de eficiencia.

-       Revisión de la planificación, para apartarla a evolución real de la demanda y al nuevo contexto económico.

-       Revisión de la regulación termosolar, con reducción de la prima y su laminación temporal y limitación en el uso primado del gas natural.

-       Paso de ciertos costes de acceso, como la interumpibilidad, a la parte de energía.

-       Revisión de la retribución de actividades reguladas como las extrapeninsulares o las actividades reguladas de redes.

-       Derogación del RD del carbón y revisión de los pagos de capacidad.

-       No defiende ningún tipo de tasa sobre la energía hidráulica y nuclear ni dice nada sobre los CTCs.

Impuesto sobre los carburantes

El impuesto sobrelos carburantes, informa Europa Press, elevaría del 48% al 52% la fiscalidad de la gasolina y del 43% al 46% la correspondiente al gasóleo, si bien estas tasas, indica la CNE, seguirían por debajo de la media comunitaria, en la que los impuestos pesan un 56% en el caso de la gasolina y un 48% en el del gasóleo.

Esta medida, incluida en el informe de la CNE para solucionar el déficit de tarifa, parte de la idea de que el sistema eléctrico está haciendo un mayor esfuerzo, con un 38% de renovables en el futuro, para cumplir los compromisos medioambientales de la UE, mientras que los sectores energéticos dedicados al transporte apenas incorporan un 20% de tecnologías 'verdes'.

Por este motivo, la CNE aboga por que el coste del exceso de renovables en el 'mix' eléctrico con respecto a los objetivos de la UE sea trasladado a otros sectores energéticos. En 2011, indica, las renovables supusieron el 33% de la demanda de electricidad, 13 puntos por encima del objetivo para 2020, lo que supone un exceso del 39%, que es el que deberían asumir otros sectores. Como las primas tuvieron un coste de 5.500 millones, la CNE entiende que el 39% de este importe debe ser soportado por otros sectores energéticos, esto es, 2.145 millones.

Artículos relacionados