La crisis mun­dial golpea las pre­vi­siones de cre­ci­miento de la zona

BBVA y Santander apuestan porque Iberoamérica les vuelva a salvar el ejercicio de este año

La re­gión aporta ya el 51% del be­ne­ficio de ambas en­ti­dades y este año es­peran que crezca por en­cima de los dos dí­gitos

botin_gonzalez
botin_gonzalez

La di­ver­si­fi­ca­ción de las dos prin­ci­pales en­ti­dades es­paño­las, Santander y BBVA, les ha sal­vado un ejer­cicio en el que han su­frido muy se­ria­mente por la crisis global de la deuda so­be­rana en Europa y la falta de re­cu­pe­ra­ción en Estados Unidos. Pero Latinoamérica sigue siendo su ga­llina de los huevos de oro. Curiosamente, el 51% de los be­ne­fi­cios de ambas en­ti­dades pro­viene de Latinoamérica, exac­ta­mente el mismo por­cen­taje. La crisis mun­dial ha ter­mi­nado por gol­pear, li­ge­ra­mente, las pro­yec­ciones de cre­ci­miento para la re­gión, con lo que el com­por­ta­miento del ne­gocio de las en­ti­dades es­pañolas en las dis­tintas zonas que­dará con­di­cio­nado.

El FMI augura que la caída de la demanda mundial va a afectar de forma directa a los precios de las materias primas, con una caída de alrededor del 5% proyectada para el petróleo y de aproximadamente del 14% para las demás. En este contexto, esperan que el PIB cierre el 2012 con un crecimiento del 3,6, frente al 4,5% que lo hizo en 2011 y 0,4 puntos menos de la última estimación. Pese a ello, el FMI asegura que gran parte de las economías de la región aún disfrutarán de un favorable impulso interno y de sistemas financieros estables. Algo que seguirá favoreciendo la apuesta de las entidades españolas en la zona.

El BBVA, que genera en México el 32% de su beneficio, obtuvo en toda la región unos resultados de 2.748 millones de euros, lo que supuso el 5,4% más. En América del Sur esta cifra se eleva al 16%. Y todo ello gracias a su plan para crecer en la región con importantes inversiones, máxime cuando en su principal zona de influencia, México, la prima de riesgo país se mantiene estable, pese a haber sufrido algún susto hace algunos meses.

El modelo de banca comercial español gusta en México

Está claro que el modelo de banca comercial español está gustando en México y el Santander ha apostado por ello tras ver el gran éxito que ha tenido el BBVA con la compra de su franquicia Bancomer. No obstante, la economía mexicana puede sufrir la incertidumbre que ya le afectó negativamente en 2011 al tipo de cambio, lo que contaminó la formación de precios y por lo tanto el nivel de inflación al cierre del año. Además la incertidumbre global puede continuar afectando a los mercados financieros mexicanos que continuarán muy volátiles. Sin embargo, la estrategia comercial de ambas entidades que está enfocada claramente al cliente, hará que resistan los riesgos derivados del mercado.

En 2011, el Santander logró beneficios por valor de 6.485 millones de dólares. En su bastión,  Brasil, de donde el grupo obtiene el 28% de sus beneficios, cayeron sus resultados un 7% hasta los 3.629 millones de dólares pero se vieron compensados con su actividad en México, Chile y el resto de países de la región donde lograron incrementar los beneficios un 11% hasta los 2.856 millones de dólares. La apuesta del Santander por México continúa siendo ganadora según la entidad, ya que logró mejorar sus beneficios el 22% hasta los 1.304 millones de dólares.

El Grupo Santander mantiene y mantendrá este año a Latinoamérica como foco de sus ingresos, continuando con el esfuerzo inversor en la región aprovechando las tendencias macro, que pese a que se augura una ligera desaceleración, queda claro que va a ser la única zona del mundo civilizado donde se incrementará el PIB de la región por encima del 3%. Botín ya avanzó en la presentación de resultados que su previsión es que el beneficio neto crezca en los próximos dos años más del 10% en mercados emergentes como Latinoamérica o Polonia.

En cuanto a Brasil, su situación macroeconómica no puede estar en mejor. Cuenta con la tasa de desempleo más baja de su historia, su inflación está bastante controlada y en noviembre S&P subió la calificación de la deuda soberana brasileña de BBB- a BBB. Es ya un país con calificación de inversor. El problema viene de fuera ya que la crisis de la deuda le ha afectado en el tipo de cambio, se ha elevado la volatilidad en los mercados financieros, por lo que el banco central se vio obligado a bajar los tipos de interés.

Buenas previsiones para el Grupo Santander

En este contexto, el grupo Santander augura que su beneficio neto crecerá un 15% en 2012 y en 2013, pese a haber caído en 2011 un 7%. También calcula que sus resultados en México y Chile crezcan a doble dígito. En 2011, el beneficio neto de México creció un 22% hasta los 1.304 millones de dólares, mientras que en Chile aumentó un 7% hasta los 611 millones de euros. En Argentina los beneficios alcanzaron los 399 millones, aumentando un 8%.

A lo largo del 2011 se produjo la incorporación de Credit Uruguay a su filial BBVA Uruguay y la compra de un 24,5% adicional de Forum Chile. La región aporta al grupo un 19% del beneficio.

La entidad espera que a lo largo de este año se mantenga en la región la buena tendencia en el negocio de pensiones y seguros y que la actividad siga aumentando, al tiempo que la tasa de mora se mantendrá en mínimos históricos. En 2011 los depósitos aumentaron un 25,7% y si se incluye el patrimonio de los fondos de inversión los recursos gestionados de clientes crecieron un 2,3% más que en 2010.

**America del Sur, la apuesta del BBVA **

Un dato que refleja la importancia de América del Sur para la entidad que preside González, es el aumento de los gastos en un 27,1% fundamentalmente debido a sus fuertes planes de expansión, pero con un nivel de eficiencia del 45,8% gracias a la buena evolución de los ingresos. La entidad seguirá con su estrategia de incorporar más negocios bancarios y de seguros.

Aunque en algunas de sus franquicias sus beneficios aun son exiguos todas han incrementado los resultados. En Argentina, Banco Francés ganó 135 millones de euros, un 32,9% más; Chile, con BBVA y Forum, logró 114 millones de euros; en BBVA Colombia ganó 208 millones de euros, un 15,3% más; en Perú, Banco Continental incrementó el beneficio atribuido a 141 millones (+7,7%) y finalmente en Venezuela, el Banco Provincial incrementó sus ganancias un 77,5% hasta los 192 millones de euros.

Si América del Sur es la apuesta fuerte del BBVA, su inversión en Euroasia le esté generando a su vez importantes ingresos.

Lo que queda patente tras la presentación de las cuentas de ambas entidades es que su apuesta de los últimos años por Latinoamérica, incluso en sus momentos más difíciles, está dando cuantiosos frutos y les está permitiendo una aportación a sus cuentas de resultaos y un equilibrio que no tienen otras entidades que en su momento no supieron o no pudieron apostar por estos mercados. Aunque de los más viejos del lugar siempre se recuerda la advertencia de que el peligro está en que la región, pese a haber hecho sus deberes, no puede permanecer siempre inmune a la crisis global. Y cuando las crisis llegan a la región, arrasa con todo.

Artículos relacionados