La tasa Tobin se queda en ‘tasita'

Sarkozy la impondrá sólo a la compra de acciones de empresas con capitalización superior a 1.000 millones

sarkozy_rajoy
sarkozy_rajoy

La tasa a las transacciones financieras que ha anunciado el presidente de la república francesa, Nicolas Sarkozy, que introducirá en su país a partir del 1 de agosto de este año, parece ser que se va a quedar muy reducida. Eso sí, primero tendrá que ganar las elecciones. En Francia ya ironizan y algunos medios la califican como "la tasilla Tobin". Cualquiera que sea la decisión en el país vecino resulta muy importante para España. El presidente del Gobierno se ha comprometido en aplicarla cuando se apruebe por los socios comunitarios.

¿Por qué ha­blan de que será mucho menos de los te­mido ini­cial­mente? Muy sen­ci­llo. Según un do­cu­mento ela­bo­rado por la em­presa con­sul­tora de Irlanda del Norte, BFM Business, está pre­visto que la tasa más im­por­tante se aplique sólo a la compra de las ac­ciones cuando la so­ciedad que emita estos tí­tulos cuente con una ca­pi­ta­li­za­ción bur­sátil su­pe­rior a los 1.000 mi­llones de eu­ros.

Esta li­mi­ta­ción está con­tem­plada en el pro­yecto de pre­su­puestos que debe aprobar el eje­cu­tivo galo la pró­xima se­mana y puede servir de mo­delo a España y otros países en cri­sis.

El cálculo de la tasa que se apli­cará es del orden de 0,1% sobre el valor del precio de los va­lores ad­qui­ri­dos. Según los con­sul­tores que han rea­li­zado el tra­bajo, el eje­cu­tivo galo ha te­nido muy en cuenta las di­fi­cul­tades de fi­nan­cia­ción que su­fren en este mo­mento las me­dianas em­pre­sas, por lo que un nuevo im­puesto es­tran­gu­laría to­davía más el ac­ceso a los re­cursos ne­ce­sa­rios para el es­tí­mulo de la eco­no­mía.

Por su­puesto, el Gobierno fran­cés, que to­davía no ha dado a co­nocer los de­ta­lles de su me­dida, tam­bién tiene pre­visto im­poner otra tasa del 0,01% en este caso por todos los se­guros de fa­llidos de cré­dito de un Estado so­be­rano que se firmen siempre que se realicen en con­di­ciones que no esté ga­ran­ti­zada la co­ber­tura del riesgo asu­mido.

El Parlamento Europeo ya ha prohi­bido rea­lizar com­pras de CDS al des­cu­bierto. El re­gla­mento en­trará en vigor el 1 de no­viembre de este año. La de­ci­sión su­pon­dría una con­tra­dic­ción con la me­dida que to­davía pre­para el Gobierno fran­cés. A la es­pera de más de­ta­lles se da por hecho que la me­dida que pro­ponga fi­nal­mente Sarkozy será más una cues­tión tes­ti­mo­nial. Se tra­taría de tras­ladar a la ciu­da­danía la idea de que la banca tam­bién co­la­bora con sus re­cursos para asumir parte de los costes que ha cau­sado por su par­ti­ci­pa­ción di­recta en la ge­ne­ra­ción de la cri­sis.

Artículos relacionados