La tasa Tobin se queda en ‘tasita'

Sarkozy la im­pondrá sólo a la compra de ac­ciones de em­presas con ca­pi­ta­li­za­ción su­pe­rior a 1.000 mi­llones

sarkozy_rajoy
sarkozy_rajoy

La tasa a las tran­sac­ciones fi­nan­cieras que ha anun­ciado el pre­si­dente de la re­pú­blica fran­cesa, Nicolas Sarkozy, que in­tro­du­cirá en su país a partir del 1 de agosto de este año, pa­rece ser que se va a quedar muy re­du­cida. Eso sí, pri­mero tendrá que ganar las elec­cio­nes. En Francia ya iro­nizan y al­gunos me­dios la ca­li­fican como "la ta­silla Tobin". Cualquiera que sea la de­ci­sión en el país ve­cino re­sulta muy im­por­tante para España. El pre­si­dente del Gobierno se ha com­pro­me­tido en apli­carla cuando se apruebe por los so­cios co­mu­ni­ta­rios.

¿Por qué hablan de que será mucho menos de los temido inicialmente? Muy sencillo. Según un documento elaborado por la empresa consultora de Irlanda del Norte, BFM Business, está previsto que la tasa más importante se aplique sólo a la compra de las acciones cuando la sociedad que emita estos títulos cuente con una capitalización bursátil superior a los 1.000 millones de euros.

Esta limitación está contemplada en el proyecto de presupuestos que debe aprobar el ejecutivo galo la próxima semana y puede servir de modelo a España y otros países en crisis.

El cálculo de la tasa que se aplicará es del orden de 0,1% sobre el valor del precio de los valores adquiridos. Según los consultores que han realizado el trabajo, el ejecutivo galo ha tenido muy en cuenta las dificultades de financiación que sufren en este momento las medianas empresas, por lo que un nuevo impuesto estrangularía todavía más el acceso a los recursos necesarios para el estímulo de la economía.

Por supuesto, el Gobierno francés, que todavía no ha dado a conocer los detalles de su medida, también tiene previsto imponer otra tasa del 0,01% en este caso por todos los seguros de fallidos de crédito de un Estado soberano que se firmen siempre que se realicen en condiciones que no esté garantizada la cobertura del riesgo asumido.

El Parlamento Europeo ya ha prohibido realizar compras de CDS al descubierto. El reglamento entrará en vigor el 1 de noviembre de este año. La decisión supondría una contradicción con la medida que todavía prepara el Gobierno francés. A la espera de más detalles se da por hecho que la medida que proponga finalmente Sarkozy será más una cuestión testimonial. Se trataría de trasladar a la ciudadanía la idea de que la banca también colabora con sus recursos para asumir parte de los costes que ha causado por su participación directa en la generación de la crisis.

 

 

Artículos relacionados